Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Agencia Vasca del Agua
Fundación Botín
Baseform
GS Inima Environment
Hach
Global Omnium
TEDAGUA
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Ingeteam
Danfoss
Saint Gobain PAM
NSI Mobile Water Solutions
Idrica
Kamstrup
J. Huesa Water Technology
Almar Water Solutions
ICEX España Exportación e Inversiones
EMALSA
Confederación Hidrográfica del Segura
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Sivortex Sistemes Integrals
Rädlinger primus line GmbH
Fundación CONAMA
EPG Salinas
Schneider Electric
Filtralite
ACCIONA
TFS Grupo Amper
AECID
Minsait
Regaber
ONGAWA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Catalan Water Partnership
CAF
STF
Likitech
KISTERS
Innovyze, an Autodesk company
AMPHOS 21
ADECAGUA
RENOLIT ALKORPLAN
NTT DATA
Consorcio de Aguas de Asturias
DATAKORUM
SCRATS
Asociación de Ciencias Ambientales
Hidroconta
Grupo Mejoras
Aganova
Xylem Water Solutions España
MOLEAER
Barmatec
Lama Sistemas de Filtrado
Gestagua
TecnoConverting
Molecor
Aqualia
Terranova
Red Control
s::can Iberia Sistemas de Medición
LACROIX
ISMedioambiente
ESAMUR
HRS Heat Exchangers
VisualNAcert
TRANSWATER
AGS Water Solutions
Fundación Biodiversidad
Amiblu
Vector Energy
FENACORE
Sacyr Agua
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
AGENDA 21500

Se encuentra usted aquí

"España es uno de los lideres en desalación por capacidad instalada y fortaleza de su industria"

  • "España es lideres desalación capacidad instalada y fortaleza industria"

Sobre la Entidad

AEDyR
AEDyR es una Asociación que se crea en 1998 tras el éxito del congreso de IDA celebrado en Madrid, y que pretende agrupar a todas las personas, empresas y colectivos relacionadas con la desalación y la reutilización en España.

La Asociación Española de Desalación y Reutilización (AEDyR), creada en 1998 para agrupar a las diferentes empresas y colectivos de este sector en España, se ocupa de la promoción de un uso adecuado de la desalación de agua de mar y aguas salobres con el fin de contribuir a la gestión sostenible de los recursos hídricos.

Dado el nivel tecnológico y las referencias del mercado español de desalación, la tecnología española suscita un enorme interés en todo el mundo. Sin embargo, no termina de instaurarse como fuente principal de suministro en España, teniendo en cuenta, además, los constantes problemas de escasez hídrica que afectan al país. Domingo Zarzo Martínez, presidente de AEDyR, nos detalla en esta entrevista cuál es el panorama actual de la desalación en España, así como el papel que juega la desalación a la hora de hacer frente a los impactos derivados del cambio climático y los principales retos a abordar en este ámbito.

La desalación es una realidad que se utiliza como fuente principal de suministro en zonas como el Golfo Pérsico o el Caribe. ¿Cuál es el panorama en España?

España es uno de los países lideres en desalación tanto en capacidad instalada (en el que somos los quintos a nivel mundial) como en la fortaleza de su industria (con empresas de diseño, construcción y operación, consultoras, suministradores y centros de investigación). Tenemos una larga historia en desalación que arranca en una pequeña planta en Lanzarote en el año 1964 y que ha tenido su máxima expresión en las grandes desaladoras del programa AGUA.

Domingo Zarzo AEDyR

En la actualidad las demandas de agua potable en la costa mediterránea y las islas están cubiertas, pero hay sectores como el agrícola que van a necesitar de un incremento en la capacidad instalada para satisfacer estas demandas, aunque se trate de un recurso más caro que los convencionales. Asimismo, es de esperar que vaya incrementándose el número de instalaciones de membranas asociadas a plantas potabilizadoras convencionales para solucionar problemas de calidad en aguas superficiales y subterráneas.

Dadas las circunstancias hídricas de España, ¿cree que se debería apostar más en infraestructura de desalinización?

Consideramos a la desalación no es una solución única sino un complemento necesario para resolver la crisis hídrica cuando ya no podemos obtener más agua de en cantidad y calidad de los recursos convencionales y una vez que hemos reutilizado todo lo que se puede. Está claro que la escasez hídrica estructural en varias regiones en España junto con los efectos del cambio climático, van a requerir de mayores esfuerzos por obtener mayor cantidad de agua que ya no podemos extraer de fuentes convencionales. El agua de mar es una fuente inagotable de agua y cuando se extrae y trata de forma sostenible (como hacemos en España) puede ser una solución definitiva al problema para muchas regiones y sectores próximos a la costa.

"La desalación no es una solución única sino un complemento necesario para resolver la crisis hídrica cuando ya no podemos obtener más agua de en cantidad y calidad de los recursos convencionales"

Una de las principales críticas al agua desalada es su alto coste derivado de un alto consumo energético. ¿Qué ratios se están manejando en la actualidad?

El consumo energético se ha reducido enormemente en los últimos años y no es tan alto como piensa la población en general. Frente a los más de 20 Kw-h/m3 de las primeras desaladoras en España (por tecnología de evaporación) en los años 70, el consumo se ha ido reduciendo hasta los valores actuales inferiores a 2,5-3 Kw-h/m3. Por manejar unos valores más comprensibles para todo el mundo, podemos decir que el consumo energético asociado a la producción de agua desalada que necesitaría una familia de cuatro miembros para cubrir sus necesidades de agua potable durante un año es inferior al consumo energético de su refrigerador durante ese año.

Domingo Zarzo

¿Está España preparada para asumir la factura eléctrica de la producción del agua desalada?

Respecto al incremento del precio de la energía no hablamos de un problema único de la desalación, ni siquiera del sector del agua, sino que afecta a todos los ciudadanos y a los sectores productivos. Evidentemente el precio de la energía impacta de manera importante sobre el precio del agua desalada, ya que este puede representar entre el 40 y el 60% de los costes de producción. Es muy difícil reducir ya el consumo energético de las desaladoras porque estamos próximos a su límite termodinámico inferior, así que en lo que hay que trabajar es en la implementación de energías renovables y el autoconsumo, para reducir la dependencia de fuentes de energía externas, para lo cual contamos ahora con una gran oportunidad con los fondos Next Generation.

En cualquier caso, debe decirse que España, siendo un país con una gran escasez hídrica, es uno de los diez países de la Unión Europea con el precio más bajo de agua potable y salvo algunos sectores muy concienciados como el agrícola, el agua no se valora como el bien escaso que es.

Redacción iAgua

La redacción recomienda

31/05/2022 · Desalinización

"La desalación se ha convertido en un complemento indispensable para la planificación hídrica"