Aqualia
Connecting Waterpeople
Newsletters temáticos de iAgua
Tratamiento, Digitalización, Cambio Climático, Agro, Data, LATAM, México. ¡Elige el tuyo y suscríbete!

Ana Usarralde: "Cuanto menor sea la brecha, más cerca estaremos de la igualdad"

2
677
  • Ana Usarralde: "Cuanto menor sea brecha, más cerca estaremos igualdad"

Sobre la Entidad

AEMA
Compañía especializada en el tratamiento y depuración de aguas industriales. Ofrece un servicio integral que engloba desde el diseño, instalación y puesta en marcha de plantas de depuración de aguas residuales, potabilización y aguas de proceso, EyM.
Almar Water Solutions
Minsait
· 677
2

Ana Usarralde es la Responsable de Marketing y Comunicación de AEMA, y participa en el ciclo de entrevistas 'Mujeres y Agua' para darnos su visión acerca de la brecha de género en el sector del agua.

Pregunta: En primer lugar, nos gustaría conocer en detalle su trayectoria profesional hasta el puesto que ocupa actualmente.

Respuesta: Al graduarme en Comercial, Marketing y Comunicación, empecé a trabajar (en prácticas) en una empresa especializada en la Depuración y el tratamiento de aguas en Alfaro (La Rioja) donde resido actualmente. Pasados 6 meses con una beca Leonardo Da Vinci (prácticas en el extranjero) me marche a Plymouth (Inglaterra), para perfeccionar mi inglés. Al terminar, regrese a España, a la misma empresa en la que a día de hoy continuo.

Ya son 9 años en la misma empresa AEMA, y tengo la inmensa suerte de poder trabajar en lo que me formé y además, disfrutar de ello cada día.

Desde que me incorporé al equipo de AEMA, he desempeñado funciones muy variadas, lo que me ha permitido desarrollar capacidades muy diversas y aprender de muchos de mis compañeros. Actualmente soy la responsable de Marketing y Comunicación de la empresa.

P.- En el sector del agua persiste una importante brecha de género. ¿A qué cree que se debe este problema?

R.- En mi opinión, la brecha de género en el sector del agua es la misma que la de otros sectores. No creo que haya ninguna diferencia ni elemento particular, si no que por el contrario es una realidad que existe en todos los sectores en general.

Superar el desequilibrio de género en la fuerza de trabajo no solo beneficia a las mujeres y sus hogares, sino también a la economía mundial en su conjunto. 

El 70% de las mujeres prefieren tener un trabajo remunerado compatible con el cuidado de sus familiares.

Cuanto menor sea la brecha, más cerca estaremos de la igualdad

P.- ¿Cuenta su entidad con programas y/o herramientas que fomenten la igualdad y se encaminen a cerrar dicha brecha?

R.- A lo largo de las últimas décadas, estamos viviendo cambios significativos en lo sustancial a las relaciones genéricas y al empleo. Antes era imposible imaginar a una mujer en un alto cargo de trabajo o un puesto directivo. Hoy esto no es extraordinario. Y aunque aún no hay equidad total, empieza a ser parte de lo cotidiano.

En AEMA, el 50% de los puestos de responsabilidad, corresponden a mujeres y salvo en temas de “fuerza”, como puede ser montaje mecánico o mantenimiento, se prefiere en igualdad de conocimiento y experiencia, contratar a mujeres (por constancia y responsabilidad).

Cada día, las mujeres seguimos avanzando y ganando espacio que antes estaban destinados solo a los hombres. Hoy no es extraño ver a una responsable de Ingeniería, a una responsable de Calidad, Medio Ambiente y Prevención, una responsable de Administración, una responsable de Laboratorio, una responsable de la Gestión de fangos, una responsable de Recursos Humanos… Estos son algunos de los ejemplos de mujeres en puestos clave en la compañía y como bien dice el dicho: “más vale maña que fuerza”.

Las oportunidades existentes, no tienen que ser repartidas en función de la distribución de tus cromosomas, sino por la valía de cada persona.

En AEMA, la selección de personal, es independiente del sexo masculino o femenino.

P.- ¿Qué otras medidas (además de las contempladas por las empresas) serían, en su opinión, efectivas para alcanzar la paridad en el sector del agua?

R.- Alcanzar la paridad en cualquier sector, va totalmente ligado a la educación.

Eliminar estereotipos y desvincular la educación y el machismo son las dos grandes soluciones para crear una sociedad más igualitaria basada en el desarrollo por méritos, sin que el género u otras condiciones socioeconómicas actúen como limitador en la igualdad de oportunidades.

En mi opinión y para erradicar esta brecha, el trabajo debe de comenzar desde el colegio y desde casa, simplemente dando libertad y apoyo por igual y no cayendo en los perjudiciales clichés: las niñas quieren ser maestras y los niños astronautas.

En AEMA, el 50% de los puestos de responsabilidad, corresponden a mujeres

P.- Hablando en primera persona, ¿qué dificultades ha enfrentado a lo largo de su carrera por el hecho de ser mujer?

R.- Además de por el hecho de ser mujer, mis dificultades han sido propiciadas por el hecho de ser mujer y joven.

En más de una ocasión, se ha puesto en duda mi capacidad profesional en cuanto a la toma de decisiones por parte del personal a mi cargo, de lo cual he aprendido y crecido profesionalmente.

Siempre hemos tenido el concepto de que a las mujeres se nos premia por nuestra bondad, inteligencia y quietud y se subestiman nuestras capacidades, mientras que a los hombres se les ha pedido esfuerzo y trabajar para conseguir unos resultados.

En la carrera personal de cada ser humano, pienso que lo importe es que nos evalúen por el cumplimiento de objetivos y no tanto por las horas realizadas. La clave está en la optimización de nuestro tiempo y saber organizarse.

P.- ¿Qué otros desafíos cree que es prioritario abordar en el sector?

R.- Debemos luchar por conseguir una “equidad de género” de manera que se nos ofrezca a todas las personas, sean hombres o mujeres, las mismas condiciones y oportunidades de tratamiento, pero teniendo en cuenta las características particulares de cada uno para garantizarnos el acceso a nuestros derechos.

No se trata de eliminar las diferencias, sino de reconocerlas y valorarlas para darles un trato equivalente y superar las condiciones que mantienen las desigualdades sociales para que todos vivamos mejor en comunidad y eliminar así, la brecha que actualmente existe.

Y por supuesto, debemos seguir luchando por una igualdad salarial. No puede ser que ocupando puestos de igual responsabilidad no existan sueldos equitativos entre hombres y mujeres.

Debemos revertir la tendencia y convertir los desafíos ambientales en oportunidades, que beneficien a la economía y a la sociedad.

No se trata de eliminar las diferencias, sino de reconocerlas y valorarlas para darles un trato equivalente

P.- En contraposición, ¿cuáles cree que son los mayores logros alcanzados en el sector?

R.- En el sector del agua y en general en la mayoría de sectores, se están incorporando cada vez más, mujeres a puestos de trabajo de responsabilidad. Todavía queda mucho camino por recorrer, pero vamos poco a poco caminando para conseguir la equidad de género, no solo por el bien de nuestros derechos, sino también por cuestión de rentabilidad empresarial.

Si nos centramos en las aptitudes y actitudes de las personas e identificamos sus necesidades y dificultades, obtendremos a cambio una mejor gestión en la empresa.

De un tiempo a esta parte, cada vez son más las empresas que se preocupan por mejorar la gestión de sus recursos humanos y su funcionamiento empresarial en general, considerando el potencial de toda la plantilla, tanto de las trabajadoras como de los trabajadores.

La redacción recomienda