Connecting Waterpeople

Análisis de proceso en las EDAR

87
1
(1)
  • Análisis proceso EDAR
    Análisis de proceso en las EDAR. Depuradora industria láctea gestionada por AEMA.

Sobre la Entidad

AEMA
Compañía especializada en el tratamiento y depuración de aguas industriales. Ofrece un servicio integral que engloba desde el diseño, instalación y puesta en marcha de plantas de depuración de aguas residuales, potabilización y aguas de proceso, EyM.
87

El análisis de proceso en las EDARs tiene el objetivo de conocer el funcionamiento de los diversos tratamientos que integran éstas y mejorar la eficacia y efectividad de cada uno de ellos.

Por tanto, bajo el título “Análisis de proceso” se engloban numerosas tareas como son:

  • Recopilación de la información existente de la EDAR.
  • Análisis inicial del estado de la EDAR.
  • Determinación de los principales problemas de la EDAR.
  • Modificación de los parámetros de operación.
  • Determinación de las necesidades de ampliación de la EDAR.
  • Optimización de la EDAR. (Producto Químico, Energía).

La primera tarea a realizar en el análisis de proceso es recopilar la máxima información posible de la EDAR, para ello se solicita a cliente:

  • Descripción del proceso productivo: tipo de vertido, generación, homogeneidad diaria, semanal,…
  • Descripción actual de las instalaciones:
    • Forma de trabajo de la EDAR.
    • Diagramas de Proceso de la EDAR.
    • Elementos de Control/Instrumentación
    • Dimensiones y características de los elementos de la EDAR.
    • Requerimientos a cumplir
  • Datos analíticos/Históricos de la planta
    • Caudales
    • Mediciones en continuo
    • Análisis internos y externos
  • Productos Químicos utilizados en cada etapa
  • Generación de fangos
  • Incidencias detectadas
  • Etc

Toda esta información es analizada, y en base a ella, se plantea un plan de actuación y muestreo que permita complementar dicha información inicial.

Para ejecutar el plan de actuación, AEMA dispone de numerosos kits para analizar parámetros in-situ como son: DQO, Amonio, Fosfatos, Nitratos y Nitritos, entre otros. Además, cuenta también con un amplio abanico de medidores portátiles de Redox, pH, Turbidez, Temperatura, OD, etc. con capacidad para almacenar datos, que permiten la monitorización del tratamiento generando información de varias horas o días, lo cual da mucha más información que una sola muestra puntual.

Por otro lado, para el análisis de todas las muestras generadas en estos trabajos, el Grupo AEMA cuenta con un Laboratorio, denominado Laboratorios Alfaro, acreditado en una amplia gama de parámetros físico-químicos y microbiológicos.

Con el histórico de datos y la información recopilada del plan de actuación y muestreo se tiene una idea general del estado de la EDAR. Y por tanto, se pueden determinar las primeras limitaciones de la instalación.

Algunas de estas limitaciones pueden ser resueltas modificando el modo de operación de la instalación. Por ejemplo, si el tratamiento físico-químico es el que está funcionando mal, porque la dosificación de coagulante es insuficiente, y la instalación existente permite aumentar la dosificación hasta la requerida, este es un problema que se puede solventar simplemente cambiando el modo de operación de la EDAR, en este caso, aumentando el caudal de dosificación de coagulante.

Sin embargo, hay otras limitaciones que no se pueden solucionar modificando, simplemente, parámetros de operación. Por tanto, se precisa de introducir nuevos equipos/depósitos auxiliares para poder solventar dicha problemática. Por ejemplo, si el vertido de fábrica presenta una elevada concentración de aceites y grasas, y no existe un tratamiento físico-químico en su instalación, al biológico le llegan grandes concentraciones de aceites y grasas, lo cual es muy perjudicial para los microorganismos que integran dicho tratamiento, limitando así su funcionamiento, y reduciendo la efectividad de éste, de modo que no se cumplen con los límites de vertido establecido. Por tanto, sería necesario, ampliar con un tratamiento físico-químico para poder cumplir con dichos límites.

Una vez solventados todos los problemas de la EDAR. y conseguido un régimen de trabajo constante y un cumplimiento continuado de los parámetros de salida establecidos por legislación, el siguiente paso es la optimización de la instalación existente. Para ello, se trabaja en reducir el consumo de productos químicos y energía.

Con el fin de reducir el gasto en producto químico, AEMA dispone de floculadores jar-test (coagulante y floculante) que pueden ser utilizados para determinar los reactivos idóneos, así como sus dosis. Los mejores resultados obtenidos en laboratorio deben ser probados en planta, y en caso de que estas pruebas sean satisfactorias, implantar estos reactivos y dosis en planta.

En cuanto a la energía, AEMA ha desarrollado un medidor de respirometría on-line capaz de medir la velocidad de consumo de oxígeno de las bacterias que integran el reactor biológico, y actuar sobre la soplante, la cual consume el 60 % de la energía de la EDAR, para reducir el consumo de ésta en función de las medidas en continuo. En este mismo sentido, AEMA está trabajando en el desarrollo de un software de control, basado en reglas lógicas de control, que optimiza el funcionamiento de los equipos que integran la EDAR de modo que, sin dejar de cumplir, en ningún momento, reduce al máximo el consumo de todos los equipos implicados en el tratamiento.

La redacción recomienda

22/05/2017 · Depuración · 49 1

AEMA Sistema de Aireación – Parrillas de Aireación Extraíbles