El Atlas Internacional de Nubes necesita nuevas imágenes

69
0
  • Atlas Internacional Nubes necesita nuevas imágenes

Sobre la Entidad

AEMET
La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) tiene por objeto el desarrollo, implantación, y prestación de los servicios meteorológicos de competencia del Estado y el apoyo al ejercicio de otras políticas públicas y actividades privadas, contribuyendo...
69

El objetivo es editar una publicación de fácil consulta y digital, que será una fuente de referencia autorizada, exhaustiva y actualizada, además de ser interesante y estar a disposición de un público amplio. Este nuevo Atlas incluirá también nuevos tipos de nubes.

Se insta a los meteorólogos profesionales, observadores meteorológicos y fotógrafos de nubes a que envíen imágenes en color en alta resolución de todos los tipos de nubes y meteoros, junto con los correspondientes metadatos (información sobre cuándo y dónde se tomó la fotografía y descripción de la situación meteorológica).

Las fotografías deberán enviarse a un sitio web especial concreto, gestionado por el Observatorio de Hong Kong en nombre de la OMM. Un Equipo especial de expertos internacional se encargará de examinar las fotografías recibidas y tiene previsto elegir las mejores a finales de este año y terminar la edición del Atlas Internacional de Nubes durante 2016. La OMM desea garantizar una amplia cobertura geográfica de las imágenes.

Se insta a los meteorólogos profesionales, observadores meteorológicos y fotógrafos de nubes a que envíen imágenes en color en alta resolución de todos los tipos de nubes y meteoros

El Atlas Internacional de Nubes se concibió como un documento de referencia normalizado para los sistemas de observación operativos, que sientan las bases de las predicciones meteorológicas y las predicciones a más largo plazo. El Atlas es una herramienta de formación importante para los meteorólogos, así como para los que efectúan un trabajo relacionado con la aviación y el mar. También ha gozado de una gran aceptación por parte de los aficionados entusiastas y observadores de las nubes.

El público destinatario del Atlas Internacional de Nubes siguen siendo principalmente los observadores profesionales pero también reviste un gran interés para el público general.

Orígenes: el siglo XIX

Los orígenes del Atlas Internacional de Nubes se remontan al siglo XIX. La Conferencia Meteorológica Internacional publicó, en 1896, el primer Atlas Internacional de Nubes, compuesto por 28 imágenes en color.

El Atlas de Nubes actual consta de dos Volúmenes y se publicó originalmente en 1956. El Volumen I es un detallado manual técnico de normas. El Volumen II contiene alrededor de 220 placas de fotografías de nubes y algunos otros meteoros (tales como tipos de precipitación, calima, arco iris y relámpagos).

Cada fotografía está acompañada de un texto explicativo para que puedan entenderse las imágenes del Volumen II sin necesidad de las detalladas definiciones y descripciones técnicas que figuran en el Volumen I. El Atlas se ha revisado y actualizado en varias ocasiones. En la última, que data de 1987, se añadieron nuevas fotografías.

El Equipo de expertos de la OMM encargado de la actualización del Atlas de Nubes ha recomendado que el Atlas de Nubes revisado, que figura en la web, integre los volúmenes I y II en una versión conjunta. Ello está sujeto a la aprobación del Consejo Ejecutivo de la OMM.

Clasificación de las nubes

El sistema internacional actual de clasificación de nubes en latín se remonta a 1803, cuando el meteorólogo aficionado Luc Howard escribió el libro The Modifications of Clouds. La OMM actualmente reconoce diez géneros de nubes (clasificaciones básicas), que describen en qué parte del cielo se forman y su apariencia aproximada:

  • Nubes altas: Cirrus, Cirrocumulus , Cirrostratus ;
  • Nubes medias: Altocumulus, Altostratus, Nimbostratus ;
  • Nubes bajas: Stratocumulus , Stratus , Cumulus ;
  • Cumulonimbus .

El Atlas Internacional de Nubes se concibió como un documento de referencia normalizado para los sistemas de observación operativos

Estos géneros se subdividen en 14 especies (clasificaciones secundarias), que describen la forma y estructura interna, y 9 variedades (clasificaciones terciarias), que describen la transparencia y la disposición de las nubes. No todos los géneros tienen todas las especies y no todas las especies tienen todas las variedades, pero en total hay aproximadamente 100 combinaciones. Además, en los tres primeros niveles de la clasificación también se definen determinados rasgos complementarios y nubes accesorias.

El Equipo especial de expertos internacional ha estudiado la posibilidad de que haya nuevas clasificaciones de nubes y propone que se reconozca la nueva especie Volutus (del latín volutus, que significa "enrollada"). También propone algunas "nubes especiales" nuevas como Homogenitus (del latín homo, que significa "hombre" y genitus, que significa "generada" o "creada"). Una de sus denominaciones habituales es "estela" (de los aviones).

Asperitas

La propuesta que más interés ha suscitado ha sido la de la asociación Cloud Appreciation Society, con sede en el Reino Unido, con el objeto de reconocer la llamada nube asperitas (del sustantivo latín que significa "rugosidad"). El Equipo especial de expertos internacional la definió como una formación compuesta de estructuras en forma de onda bien definidas en la parte inferior de la nube, más caótica y con menos organización horizontal que la nube undulatus. Se caracteriza por ondas localizadas en la base de la nube, ya sean lisas o moteadas con rasgos más pequeños, que a veces descienden en puntas afiladas, como si se estuviera viendo una superficie rugosa del mar desde abajo. Los distintos niveles de iluminación y de espesor de la nube pueden dar lugar a efectos visuales espectaculares.

La variedad de nube undulatus ya existe en el tercer nivel de clasificación, que se asocia generalmente con las nubes estratiformes. El Equipo de expertos ha propuesto que la nube asperitas (téngase en cuenta la ortografía: se denomina así por el sustantivo en latín que significa "rugosidad") se incluya como un nuevo rasgo complementario y ha elegido una imagen para que se incorpore en el nuevo Atlas, a partir del concurso organizado por la asociación Cloud Appreciation Society.

Todas las propuestas están sujetas a la aprobación del Consejo Ejecutivo de la OMM.

El Volumen I del Atlas de Nubes es un manual técnico de normas y, por lo tanto, toda revisión conllevará una modificación de los reglamentos técnicos de la OMM. El Congreso Meteorológico Mundial, celebrado en junio, aprobó una propuesta para que ese proceso pueda llevarse a cabo a distancia, sin necesidad de celebrar una reunión formal. También hizo hincapié en la necesidad de contar con recursos adicionales para financiar el proyecto y una publicación impresa.

Las fotografías para el nuevo Atlas Internacional de Nubes deberían enviarse aquí.

En el sitio web de la OMM figura una versión escaneada de ambos volúmenes del Atlas (aquí)

Comentarios