Aqualia
Connecting Waterpeople

Hay que alejarse del Ciclo Hidro-ilógico para ponernos a gestionar la actual sequía

67
  • Hay que alejarse Ciclo Hidro-ilógico ponernos gestionar actual sequía

Sobre la Entidad

AEOPAS
La Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (AEOPAS) promociona la gestión pública y participativa del agua.
Minsait
· 67

El pasado día 18 de julio en la sede de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir se celebró la jornada 'La elaboración e implementación de los planes municipales de emergencia ante situaciones de sequía' organizada por el organismo de cuenca con la colaboración de la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (Aeopas).

El Ciclo Hidro-ilógico se basa en la aptitud pasiva tanto de la ciudadanía como de los operadores de agua en los periodos en los que las lluvias y las reservas de agua no auguran un episodio de sequía prolongada, limitándose a la gestión ordinaria y al consumo normal de agua en los hogares. Sin embargo, la aptitud de ambos cambia en función al grado de sequía, entrando en juego hábitos, por una parte, y acciones o medidas, por otra parte, cuando hay señales evidentes de sequía, es decir, cuando ya son escasas las posibilidades de reacción para hacer frente a un periodo de escasez de recursos. Es lo que se denomina el Ciclo Hidro-ilógico.

Las sequías en el ámbito mediterráneo son fenómenos recurrentes ante los que las Administraciones responsables de la gestión del agua deben estar preparadas para enfrentarse a ellas y mitigar los efectos negativos que tienen sobre los diferentes factores socioeconómicos y ambientales. El Plan Hidrológico Nacional estableció en 2001 la obligatoriedad de preparar planes de gestión que permitan a las localidades de más de 20.000 habitantes a anticiparse y, por tanto, mejorar sus capacidades para hacer frente a episodios de escasez e, incluso, de desabastecimiento.

Con el objeto de atacar dicha problemática, se ha celebrado en la sede de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, en colaboración con la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento, una jornada de trabajo sobre la Gestión del Riesgo por Sequía, a la que han acudido numerosos representantes de las diputaciones de Sevilla, Córdoba, Jaén, Badajoz, operadores públicos como Aguas de Cádiz, Aljarafesa, Aguas del Huesna, Emasesa Metropolitana, Emproacsa, etc., ayuntamientos y servicios de seguridad (Protección Civil).

El Presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, D. Joaquín Paez Landa, ha señalado en dicha jornada que estamos inmerso en un modelo climático en el que no podemos esperar periodos de lluvias normales. El cambio climático es una realidad y debe ser una prioridad fundamental para cualquier Administracion Estatal, Autonómica o Local. En este sentido, el Presidente de la cuenca señala la necesidad de trabajar de forma inmediata todas las administraciones implicadas ya que  "la seguridad hídrica" debe ser el reto para todas las administraciones.

Por su parte, Víctor Cifuentes, jefe de la oficina de planificación hidrológica de la Confederación, ha expuesto los datos en los que se basan los diferentes grados de sequía de la Demarcación. Según la serie climática, desde la sequía de 1991-1995, las precipitaciones se han reducido un 0’7% y, por ende, las reservas hídricas disponibles. El cambio climático, además, está contribuyendo a la amplitud de las medias acumuladas a lo largo del año. Ante esta situación de deriva de las condiciones climáticas, se plantean los Planes Especiales de Sequía, centrados en establecer los umbrales que determinan los diferentes estadios de sequía, que pasan por la Prealerta, Alerta y Emergencia. En dichos Planes se establecen qué acciones han de entrar en juego según el grado de sequía, pero también quién debe ejecutar las acciones y cómo se deben sufragar los gastos relacionados. En ellos no se abordan medidas estructurales, entendidas como aquellas acciones a desarrollar en periodos de normalidad, sino las que tienen capacidad de ampliar la variedad y volumen de reservas hídricas, por una parte, y, más importante, reducir el consumo de agua, por otra.

Gracias a la existencia de este Plan Especial de Sequía en la Confederación, existen actualmente umbrales y medidas a implementar, y según los datos actuales de reservas de agua en los pantanos de los últimos días, la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir ha entrado en los últimos días en estado de Alerta por sequía.

Ante esta situación, Cifuentes señala que, a parte de la reducción de los Planes Especiales de Sequía desarrollados por las diferentes Demarcaciones Hidrográficas, es muy importante que los municipios cuenten con sus propios Planes de Gestión del Riesgo por Sequía, pues es en ese ámbito local donde se pueden establecer los umbrales concretos y más realistas en relación a las infraestructuras, diversidad y volúmenes disponibles de agua, donde se puede establecer unas acciones detalladas que realmente sean eficaces para minimizar los efectos de la sequía en el suministro a la población.

La segunda intervención corrió a cargo de Luís Babiano, gerente de la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (Aeopas). Desde dicha entidad se entiende que la importancia de los Planes de Sequía en las localidades es fundamental, pero que para conseguir una herramienta eficaz con capacidad de afrontar el consumo responsable de agua por parte de la ciudadanía, hay que contar con ella desde el inicio de la redacción del Plan, pues un plan será más efectivo cuanto más información se obtenga de los principales afectados por las posibles reducciones de suministro. Ha recordado que desde la Fundación Nueva Cultura del Agua y desde Aeopas se elaboró un manual para el desarrollo de planes participativos, metodología que ha puesto en práctica la propia asociación en la localidad de Lucena, Córdoba, y en la ciudad de Cádiz. Además, Babiano, señaló que la sequía debe de ser una oportunidad para repensar los modelos de gestión una vía para conseguir sistemas más residentes a los escenarios futuros de cambio climático. 

Finalmente, Jaime Palop, gerente de Emasesa Metropolitana, señaló que no es admisible que el Plan Hidrológico Nacional haga una discriminación con los núcleos de menos de 20.000 habitantes, pues el problema de las sequías no diferencia entre tamaños de población, incluso puede que sean más vulnerables ante los efectos de las sequías. Por otra parte, entiende que debe existir una cierta coordinación entre los operadores de agua que trabajan en la misma Demarcación con el objetivo de evitar umbrales distintos, que activan medidas para afrontar la escasez de agua, cuando realmente se están compartiendo los mismos recursos hídricos.

El segundo gran problema detectado por el gerente de Emasesa Metropolitana es la falta de reposición de las infraestructuras. Actualmente existe una escasa inversión para renovar el sistema abastecimiento, lo que está llevando a pérdidas de agua por filtraciones en jutas y acometidas. Se trata de un problema que va creciendo con los años y con el paso del tiempo va siendo un asunto cada vez más difícil de acometer y eliminar, del que deben hacerse responsables todos los niveles Administrativos por la importancia que tiene para el mantenimiento de los recursos hídricos.

Con motivo de todo lo debatido en la jornada de trabajo, se anunció, por parte de Aeopas, que antes del mes de noviembre se celebrará en la Diputación de Jaén y en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad una jornada de conferencias en la que se indagará con mayor profundidad la problemática de la gestión del riesgo por sequía con relación al abastecimiento urbano, el estado actual de sequía en la región andaluza y resto de España, así como los avances que se están llevando en materia de planificación para minimizar los impactos de las sequías.

La redacción recomienda

22/05/2019 · Sequía · 62

Aquatrucos. AEOPAS

28/03/2018 · Vídeos · 176

Presentacion campaña ProGrifo en Cadiz

18/09/2017 · Vídeos · 41

Cata de agua a ciegas