Connecting Waterpeople
Premios iAgua 2018
110 nominados en 23 categorías aspiran a coronarse en la gala que se celebrará el próximo 19 de Diciembre.

El año hidrológico 2017-18 en Cataluña rompe la tendencia anterior y se constata como muy húmedo

2
74
  • año hidrológico 2017-18 Cataluña rompe tendencia anterior y se constata como muy húmedo
    Evolución de las reservas del embalse de Ter de Llobregat (CC/ACA).
  • Este período comenzó el 1 de octubre de 2017 con 390 hm 3 de agua en los embalses de las cuencas internas (56% de su capacidad) y ha terminado en la misma fecha de este año con 581 hm 3 (84 % de su capacidad).
  • Se rompe así la tendencia de los dos años hidrológicos anteriores, que fueron bastante secos.
  • Sin embargo, en los dos extremos del territorio (Alt Empordà y tierras del Ebro), las lluvias han estado por debajo de la media y las reservas están a un nivel bajo.

Sobre la Entidad

Agencia Catalana del Agua
Agencia Catalana del Agua, empresa pública de la Generalitat de Cataluña encargada de su administración hidráulica que actúa como organismo de sus cuencas internas.
Bentley Systems
· 74
2

El año hidrológico 2017-18, que ha transcurrido durante el período comprendido entre el 1 de octubre de 2017 hasta la misma fecha de este año, se ha definido pluviométricamente como húmedo, con un último tramo del invierno y, sobre todo, una primavera con acumulaciones de agua cuantiosas que han hecho posible la recarga total de la mayoría de los embalses de las cuencas internas.

Este período comenzó el 1 de octubre de 2017 con 391 hm3 de agua en los embalses de las cuencas internas (56 % de su capacidad) y ha terminado en la misma fecha de este año con 581 hm3 (84 % de su capacidad). La pluviometría global de las cuencas internas en este año hidrológico fue de 763 mm, cuando la media de referencia es de 708 mm.
Estado de las cuencas, ACA.

Sequía prolongada

El otoño de 2017 fue, en líneas generales, muy seca y que suponía la prolongación de dos años hidrológicos muy secos. Esto provocó un lento pero constante descenso de las reservas embalsadas, que conllevó que los embalses de las cuencas internas se situaran en torno al 43% de su volumen.

Este porcentaje habría sido más bajo si no se hubiera dispuesto de la desalinización y el uso de captaciones subterráneas que se recuperaron durante la sequía de 2007 y 2008 y que llegaron a aportar más de 100 hm3 en el ámbito del sistema Ter Llobregat.  

Invierno y primavera muy lluviosos

A finales del invierno, sobre todo durante el mes de febrero, se registraron varios frentes que beneficiaron la cabecera de la mayoría de los ríos de las cuencas internas, sobre todo el Llobregat, el Ter y el Fluvià. Esta tendencia húmeda se prolongó durante la primavera, con los meses de abril y mayo bastante lluviosos, provocando que la mayoría de los embalses del sistema Ter Llobregat alcanzaran volúmenes por encima del 90 %.

El embalse de Darnius Boadella, aunque no recuperar totalmente el volumen de reservas, almacenó suficiente agua para satisfacer las necesidades de la campaña de riego y las demandas domésticas. En cambio, los embalses de Siurana y Riudecanyes registraron aportaciones insuficientes para recuperar sus volúmenes.

En verano, mayores demandas y precipitaciones por encima de la media

Durante los meses de verano, las reservas de los embalses suelen registrar un lento pero constante descenso de las reservas, dado que es el periodo del año con mayores demandas (campañas de riego, incremento del consumo doméstico, mayor nivel de evaporación ). Sin embargo, las cabeceras de los ríos Ter y Llobregat beneficiaron durante el verano de importantes lluvias (por encima de la media), que mantuvieron las reservas altas durante la campaña de riego, casi sin registrar un descenso. Actualmente, los pantanos del sistema Ter Llobregat están en pleno técnico y permiten afrontar con garantías el presente año hidrológico.

No ha ocurrido lo mismo en los dos extremos del país. Darnius Boadella tiene actualmente las reservas al 40 % de su capacidad, suficiente para para garantizar las demandas domésticas para el período de un año, pero todavía necesita más aportaciones para la campaña de riego del verano de 2019. En cuanto los pantanos de Siurana y Riudecanyes, este están a un bajo nivel (17 % en conjunto) y habrá que se produzcan importantes lluvias en los próximos meses para recuperar sus volúmenes.

La redacción recomienda