Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Sacyr Agua
Fundación Biodiversidad
Hach
Ingeteam
Kamstrup
Cajamar Innova
SCRATS
Vector Energy
GS Inima Environment
J. Huesa Water Technology
s::can Iberia Sistemas de Medición
Schneider Electric
Catalan Water Partnership
Aqualia
IAPsolutions
Global Omnium
FENACORE
ONGAWA
Xylem Water Solutions España
Barmatec
Fundación CONAMA
Asociación de Ciencias Ambientales
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
RENOLIT ALKORPLAN
Rädlinger primus line GmbH
ISMedioambiente
DATAKORUM
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Idrica
HRS Heat Exchangers
Baseform
Sivortex Sistemes Integrals
Fundación Botín
Saint Gobain PAM
TRANSWATER
Likitech
Amiblu
TEDAGUA
Red Control
Almar Water Solutions
TecnoConverting
IRTA
Filtralite
Agencia Vasca del Agua
Grupo Mejoras
EPG Salinas
AECID
KISTERS
CAF
Laboratorios Tecnológicos de Levante
ACCIONA
Lama Sistemas de Filtrado
Hidroconta
Minsait
ICEX España Exportación e Inversiones
ADASA
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
AMPHOS 21
ADECAGUA
Confederación Hidrográfica del Segura
ESAMUR
Molecor
FLOVAC
Innovyze, an Autodesk company
LACROIX
AGS Water Solutions

Se encuentra usted aquí

Científicos de Bahía Blanca desarrollan una técnica para desinfectar aguas

  • Científicos Bahía Blanca desarrollan técnica desinfectar aguas
  • Sería particularmente útil para hogares que la extraen de pozos y para el tratamiento de efluentes cloacales. Remueve el 99% de un tipo de bacterias que causan diarrea, infecciones del tracto urinario y neumonía, entre otras enfermedades.

Una técnica sencilla para limpiar agua contaminada con bacterias patógenas fue desarrollada por científicos argentinos. El avance sería particularmente apropiado para casas y escuelas que no cuentan con servicios de red y la extraen de pozo, así como para el tratamiento de efluentes cloacales.

Además de sales y arsénico, el agua de pozo puede tener Escherichia coli: un grupo grande de bacterias que se encuentra en el ambiente, los alimentos y los intestinos de las personas y los animales.  Aunque la mayoría de las cepas son inofensivas, otras pueden causar diarrea, infecciones del tracto urinario, enfermedades respiratorias, y otras patologías.

“Nuestra herramienta logró remover casi el 100% de los patógenos”, indicó la Agencia CyTA-Leloir, la primera autora del trabajo, la doctora María Belén González, investigadora del Instituto de Ingeniería Electroquímica y Corrosión (INIEC), en Bahía Blanca.

“Si bien se probó en condiciones de laboratorio, podrían desarrollarse sistemas masivos de tratamiento de aguas residuales para proteger los ecosistemas y, por lo tanto, la salud humana y animal”, añadió.

La técnica se basa en la inmovilización de especies de cobre sobre una superficie porosa formada por polímeros, constituyendo una especie de filtro o “celda de flujo continuo”. En el estudio, los investigadores pusieron agua de pozo contaminada con Escherichia coli en contacto con ese material. Y midieron la carga microbiana antes y después de atravesarlo.

“En algunos casos, la reducción llegó a un 99%”, indicó la investigadora de la institución que depende del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Sur (UNS) y del CONICET.

“Está previsto continuar con los ensayos, en particular vamos a intentar mejorar  la herramienta probando la inmovilización de nanoparticulas de plata sobre la superficie porosa”, indicó González.

Del avance, descrito en la revista, también participaron Daniel Flamini y Silvana Saidman, del INIEC; Lorena Brugnoni, del  Instituto de Investigaciones Biológicas y Biomédicas del Sur (INBIOSUR), que depende del Departamento de Biología, Bioquímica y Farmacia de la UNS; y Lidia Quinzani, de la Planta Piloto de Ingeniería Química (PLAPIQUI), dependiente de la UNS y del CONICET.