Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
IRTA
J. Huesa Water Technology
ESAMUR
Likitech
Saint Gobain PAM
Confederación Hidrográfica del Segura
Barmatec
Fundación Biodiversidad
Innovyze, an Autodesk company
Xylem Water Solutions España
Global Omnium
ADASA
GS Inima Environment
Catalan Water Partnership
Lama Sistemas de Filtrado
SCRATS
TecnoConverting
Minsait
Hidroconta
ACCIONA
Fundación Botín
Fundación CONAMA
TRANSWATER
IAPsolutions
DATAKORUM
Baseform
ISMedioambiente
FENACORE
Agencia Vasca del Agua
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Sacyr Agua
s::can Iberia Sistemas de Medición
ADECAGUA
TEDAGUA
FLOVAC
Laboratorios Tecnológicos de Levante
ONGAWA
Asociación de Ciencias Ambientales
KISTERS
AGS Water Solutions
Amiblu
Molecor
Cajamar Innova
CAF
Filtralite
Grupo Mejoras
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
AECID
AMPHOS 21
Kamstrup
Schneider Electric
Vector Energy
EPG Salinas
LACROIX
Red Control
RENOLIT ALKORPLAN
HRS Heat Exchangers
Hach
Rädlinger primus line GmbH
Idrica
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Aqualia
Almar Water Solutions
Ingeteam
Sivortex Sistemes Integrals
ICEX España Exportación e Inversiones

Se encuentra usted aquí

Los peces se 'beben' los anticonceptivos humanos

  • peces se 'beben' anticonceptivos humanos
  • El vertido a las aguas de restos de esos medicamentos, eliminados por la orina, parecen interferir con la fertilidad de los pejerreyes de la laguna de Chascomús.

En un inesperado efecto indirecto en cadena, las pastillas anticonceptivas no sólo previenen el embarazo de las mujeres: también podrían interferir con la capacidad reproductiva de los pejerreyes de la Laguna de Chascomús, según informaron científicos del CONICET en esa ciudad bonaerense.

Tal cual reconstruyeron los investigadores, las mujeres que toman la píldora eliminan por la orina dos ingredientes hormonales, estradiol y etinilestradiol, que luego se vierten a través de desagües cloacales y contaminan cursos de agua.

El efecto fue constatado en ese tradicional espejo de agua a unos 135 km de la Ciudad de Buenos Aires: en el análisis de 40 ejemplares machos de pejerreyes bonaerenses expuestos, se verificó la expresión alterada de ciertos genes del cerebro y del testículo que son claves para regular la reproducción.

“Los peces también presentaron acortamiento e hinchazón de los lóbulos espermáticos y muerte de células germinales”, afirmó el doctor Leandro Miranda, del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas-Instituto Tecnológico de Chascomús “Dr. Raúl Alfonsín” (IIB-INTECH), que depende de la Universidad Nacional de San Martin (UNSAM) y del CONICET.

El trabajo se publicó en la revista “Ecotoxicology and Environmental Safety”. Y el hallazgo podría ser un factor que explica, al menos parcialmente, la declinación de la población de esos peces, que supieron darle a Chascomús el nombre de “capital nacional del pejerrey”.

De acuerdo con Miranda, que integra el Laboratorio de Ictiofisiología y Acuicultura del IIB-INTECH, los resultados obtenidos “permitirían proponer a las autoridades de aplicación pautas de manejo sobre el tratamiento de efluentes cloacales, monitoreo de calidad de agua y el manejo de las pesquerías”.