Hidroconta
Connecting Waterpeople
AGENDA 21500
ACCIONA
Sacyr Agua
Aganova
EPG Salinas
GS Inima Environment
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
AMPHOS 21
Filtralite
Minsait
Fundación CONAMA
Gestagua
Innovyze, an Autodesk company
ONGAWA
Asociación de Ciencias Ambientales
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
KISTERS
Amiblu
Global Omnium
NTT DATA
Confederación Hidrográfica del Segura
Hidroconta
LACROIX
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Xylem Water Solutions España
Barmatec
ISMedioambiente
Idrica
STF
CAF
Likitech
DATAKORUM
Danfoss
Red Control
ADECAGUA
Consorcio de Aguas de Asturias
Schneider Electric
Ingeteam
Fundación Botín
Rädlinger primus line GmbH
EMALSA
Terranova
Aqualia
HRS Heat Exchangers
SCRATS
Almar Water Solutions
TEDAGUA
Vector Energy
Lama Sistemas de Filtrado
Molecor
RENOLIT ALKORPLAN
Hach
s::can Iberia Sistemas de Medición
AECID
Baseform
AGS Water Solutions
TFS Grupo Amper
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Catalan Water Partnership
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Grupo Mejoras
TecnoConverting
ESAMUR
Kamstrup
Fundación Biodiversidad
NSI Mobile Water Solutions
J. Huesa Water Technology
Agencia Vasca del Agua
ICEX España Exportación e Inversiones
Sivortex Sistemes Integrals
MOLEAER
FENACORE
Regaber
VisualNAcert
Saint Gobain PAM

Se encuentra usted aquí

La NASA halla moléculas de agua y carbono en el asteroide Bennu

  • NASA halla moléculas agua y carbono asteroide Bennu
    Fotografía cedida por la NASA de una vista del exterior del recolector de muestras de Osiris-Rex donde se puede ver, en el centro (a la derecha de la imagen), parte del material traído como muestra del asteroide Bennu. / EFE/NASA/Erika Blumenfeld & Joseph Aebersold.
  • La inspección inicial proporcionó evidencias de que los componentes básicos de la vida en nuestro planeta están presentes en este objeto celeste de 4.500 millones de años de edad. Los 250 gramos de material analizado constituyen la muestra más grande de asteroide rico en carbono jamás traída a la Tierra.

Sobre la Entidad

Agencia Sinc
El Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC) es la primera agencia pública de ámbito estatal especializada en información sobre ciencia, tecnología e innovación en español.

Una muestra de material traído a la Tierra desde Bennu, un asteroide de 4.500 millones de años de edad, contiene moléculas de agua y alto contenido de carbono, según anunció esta  semana la agencia espacial estadounidense NASA.

La inspección inicial proporcionó evidencias abundantes de ambos elementos, lo que podría indicar los componentes básicos de la vida en la Tierra.

Unos 250 gramos de material extraído de Bennu "es la muestra más grande de asteroide rico en carbono jamás traída a la Tierra y ayudará a los científicos en la investigación de los orígenes de la vida en nuestro planeta", afirmó el director de la NASA, Bill Nelson.

La misión de la NASA, bautizada como Osiris-Rex, recogió los materiales de restos del asteroide Bennu, y el vehículo que los trajo a la Tierra descendió el 24 de septiembre en Utah.

Casi todo lo que hacemos en la NASA busca respuestas a las preguntas acerca de quiénes somos y de dónde venimos, Bill Nelson, director de la NASA

Dante Lauretta, investigador principal de la misión Osiris-Rex en la Universidad de Arizona, señaló que la presencia de material rico en carbono y de minerales arcillosos con contenido de agua "nos encamina a la comprensión no solo de nuestro vecindario celestial, sino también al potencial para el comienzo de la vida".

Se trata de la primera vez que la NASA trae a la Tierra las muestras de un asteroide. La Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) logró recuperar restos de asteroides en 2020, pero fue una cantidad mínima, no mayor que una pequeña cucharada de polvo y rocas.

"Casi todo lo que hacemos en la NASA busca respuestas a las preguntas acerca de quiénes somos y de dónde venimos", añadió Nelson.

"Misiones como Osiris-Rex mejorarán nuestro conocimiento de los asteroides que podrían amenazar a la Tierra, al tiempo que nos dan un vistazo de lo que puede estar más allá", dijo. 

Se trabajó durante años en el desarrollo de guantes y herramientas especializadas para mantener prístino el material del asteroide

Los expertos de la NASA en el Centro Espacial Johnson, de Texas, han estado separando cuidadosamente los fragmentos de material rocoso que encontraron no sólo dentro de la cápsula sino en el exterior, en torno a la tapa, y en el fondo.

Vanessa Wyche, directora del Centro Johnson, explicó que los científicos e ingenieros "han trabajado por años en el desarrollo de guantes y herramientas especializadas para mantener prístino el material del asteroide".

En la labor, los científicos han tomado imágenes por escaneo con un microscopio de electrones, como también mediciones con luz infrarrojadifracción con rayos X, y han hecho análisis de los elementos químicos.

También se usó una tomografía por rayos X computadorizada en la producción de un modelo tridimensional de una de las partículas que resalta su interior diverso.

Los científicos eligieron Bennu porque es relativamente rico en moléculas orgánicas y, además, tiene una órbita conocida, lo que facilitó que la nave nodriza Osiris-Rex pudiera acercarse para tomar muestras.

En octubre de 2020 Osiris-Rex se posó en Bennu y su herramienta perforó la superficie del asteroide para recoger muestras

Descubierto en 1999, se cree que Bennu se formó a partir de fragmentos de un asteroide mucho más grande tras una colisión. Mide medio kilómetro de ancho y su superficie negra y rugosa está llena de rocas grandes.

La misión Osiris-Rex, con un costo de 1.200 millones de dólares, incluyó el lanzamiento de una sonda espacial en septiembre de 2016 y el vehículo empezó a orbitar Bennu en diciembre de 2018.

En octubre de 2020, Osiris-Rex se posó en Bennu y su herramienta perforó la superficie del asteroide y recogió las muestras que la sonda trajo a la Tierra.

Redacción iAgua

La redacción recomienda

25/01/2024 · Investigación

Las aguas subterráneas se agotan de forma acelerada en todo el planeta