Innovyze, an Autodesk company
Connecting Waterpeople
EPG Salinas
Hach
AECID
MOLEAER
DATAKORUM
Red Control
TRANSWATER
AGENDA 21500
FENACORE
Aqualia
RENOLIT ALKORPLAN
Aganova
ACCIONA
AMPHOS 21
Consorcio de Aguas de Asturias
Gestagua
EMALSA
Sivortex Sistemes Integrals
Agencia Vasca del Agua
STF
Danfoss
Minsait
Amiblu
ONGAWA
ADECAGUA
Molecor
Baseform
s::can Iberia Sistemas de Medición
Idrica
Fundación Biodiversidad
Barmatec
Confederación Hidrográfica del Segura
Likitech
Filtralite
Fundación CONAMA
FLOVAC
Almar Water Solutions
Global Omnium
Fundación Botín
TEDAGUA
AGS Water Solutions
Xylem Water Solutions España
Grupo Mejoras
SCRATS
Kamstrup
KISTERS
NTT DATA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
HRS Heat Exchangers
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
ISMedioambiente
GS Inima Environment
ESAMUR
VisualNAcert
TecnoConverting
Schneider Electric
Rädlinger primus line GmbH
Innovyze, an Autodesk company
CAF
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Regaber
LACROIX
Sacyr Agua
Lama Sistemas de Filtrado
Hidroconta
NSI Mobile Water Solutions
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Catalan Water Partnership
Terranova
Vector Energy
Saint Gobain PAM
Ingeteam
ICEX España Exportación e Inversiones
Asociación de Ciencias Ambientales
TFS Grupo Amper
J. Huesa Water Technology
Nueva cita con Innovyze by Autodesk Webinar Series - 13 marzo 16:00 (CET)

Se encuentra usted aquí

Todas las especies acuáticas de las desembocaduras de los ríos, contaminadas por microplásticos

  • Todas especies acuáticas desembocaduras ríos, contaminadas microplásticos
    Con el tiempo, el plástico PET o tereftalato de polietileno se va desgastando formando partículas cada vez más pequeñas, los llamados microplásticos. / iStock.
  • De las especies bivalvas analizadas en este estudio, el 85 % de los mejillones y el 53 % de las ostras habían ingerido microplásticos. En el caso de los peces marinos de los estuarios estaban afectados en un 75 %, mientras que, en las zonas costeras próximas a las desembocaduras, el 86 % de la merluza europea y el 85 % de la langosta noruega contenía estas partículas contaminantes.

    

Sobre la Entidad

Agencia Sinc
El Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC) es la primera agencia pública de ámbito estatal especializada en información sobre ciencia, tecnología e innovación en español.

Los estuarios, al tratarse de zonas de transición entre los ríos y el mar, son importantes focos de acumulación de microplásticos, que se quedan retenidos en los sedimentos. Suponen una amenaza para los ecosistemas acuáticos por su capacidad de captar químicos nocivos del entorno, entrar en la cadena alimentaria a través de la ingestión y bioacumularse hacia niveles tróficos superiores, incluyendo especies de gran valor comercial.

Un proyecto internacional denominado i-plastic, en el que participa el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB), ha analizado la presencia de micro y nanoplásticos en los estuarios y en las costas adyacentes. Sus conclusiones indican que todas especies acuáticas de las desembocaduras de los ríos al mar Mediterráneo y al océano Atlántico están contaminadas por microplásticos. Los moluscos son los más afectados debido a su capacidad de filtrar el agua. Los ríos son una de las principales fuentes de contaminación por microplásticos (de 5 a 0,0001 mm de tamaño) y nanoplásticos (menores de 0.0001 mm) en los océanos. 

Las conclusiones del proyecto exponen que, de las especies bivalvas analizadas, el 85 % de los mejillones y el 53 % de las ostras habían ingerido microplásticos. Los peces marinos de los estuarios (salmonete blanco, mojarra plateada y mojarra brasileña) estaban afectadas en un 75 %, mientras que, en las zonas costeras próximas a las desembocaduras, el 86 % de la merluza europea y el 85 % de la langosta noruega contenía microplásticos. Los científicos explican que la contaminación por nanoplásticos puede ser todavía más problemática que por microplásticos y puede representar un mayor riesgo para los organismos acuáticos, ya que pueden atravesar la membrana celular y dañarlos en mayor medida. Así se ha detectado en el caso de los mejillones.

"La contaminación es omnipresente en los estuarios y en las costas adyacentes, tanto en las zonas mediterráneas, tropicales como templadas", Patrizia Ziveri, oceanógrafa del ICTA-UAB

“La contaminación es omnipresente en los estuarios y en las costas adyacentes, tanto en las zonas mediterráneas, tropicales como templadas”, indica Patrizia Ziveri, oceanógrafa del ICTA-UAB y coordinadora del proyecto, quien recuerda que la cantidad de partículas acumuladas en el sedimento ha aumentado en las últimas décadas al mismo ritmo que la producción mundial de plásticos y que, desde el año 2000, las partículas depositadas en el fondo del mar se han triplicado.

Esta polución supone una amenaza global adicional para los sistemas de arrecifes de coral a todos los niveles de profundidad, ya que provoca una reducción de su crecimiento.

Zonas próximas a las ciudades

La contaminación es especialmente elevada cerca de los centros urbanos y de las áreas de vertido de las depuradoras de aguas residuales, desde donde se vierten las microfibras, el tipo de microdesecho más común en las desembocaduras. Cuando alcanzan el fondo marino, las partículas no se degradan por falta de erosión, oxígeno y luz. “Los plásticos de la década de 1960 permanecen todavía en el fondo del mar, dejando huella de la contaminación humana”, indica Michael Grelaud, oceanógrafo del ICTA-UAB y también coordinador de este proyecto subvencionado por JPI-Oceans, en el que han participado universidades de Italia, Portugal, Brasil y España.

"Los plásticos de la década de 1960 permanecen todavía en el fondo del mar, dejando huella de la contaminación humana", Michael Grelaud, oceanógrafo del ICTA-UAB

Las partículas que no se depositan en el fondo marino pueden ser transportadas por las corrientes y mareas a cientos de kilómetros en pocos meses. “Un microplástico procedente de la desembocadura del Ebro, en el Mediterráneo noroccidental, puede llegar a Sicilia, en Italia, en tan solo seis meses”, indica Ziveri.

Los investigadores inciden en que la biorremediación (consistente en el uso de organismos vivos para eliminar los contaminantes del agua) es una de las pocas opciones viables para reducir la polución de los entornos marinos costeros. “Los experimentos en laboratorio demostraron que diferentes especies de animales filtradores eliminaron casi el 90 % de los microplásticos presentes”, concluye.

Redacción iAgua

La redacción recomienda

25/01/2024 · Investigación

Las aguas subterráneas se agotan de forma acelerada en todo el planeta