El MAGRAMA licita por 1 millón de euros obras para abastecer a la comunidad de regantes de Algallarín-El Paraíso en Córdoba

38
0

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Guadalquivir
La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir es el Organismo responsable de la gestión del agua en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir, así como en las demarcaciones hidrográficas de Ceuta y de Melilla.
  • La actuación permitirá un ahorro energético a los usuarios y también mejorar la calidad de las aguas que utilizarán para regar sus cultivos.
  • Afecta a 628 hectáreas de riego en la provincia de Córdoba

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha licitado por un importe de 1,06 millones de euros el proyecto de abastecimiento de agua desde la presa de El Arenoso para el riego de la comunidad de regantes de Algallarín-El Paraíso, en los términos municipales de Adamuz y Montoro, en la provincia de Córdoba.

La CHG está ejecutando en estos momentos las actuaciones para la transformación en regadío de esta comunidad de regantes, ubicada en la margen derecha del río Guadalquivir y que cuenta con 628 hectáreas de cultivos.

La comunidad de regantes cuenta con 628 hectáreas de cultivos.

En ese proyecto técnico de modernización, que se está ejecutando y que se encuentra en avanzado estado, se contempla que los recursos hidráulicos procederían del cauce del Guadalquivir, si bien en su origen ya planteaba la posibilidad de captar agua desde la futura presa de El Arenoso con el fin de mejorar la calidad del recurso que iría destinado a la comunidad de Algallarín-El Paraíso.

El proyecto que ahora pone en marcha la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir consiste, en primer lugar, en la derivación de las aguas de la estación de bombeo y turbinado de la presa de El Arenoso y la instalación de 2.162 metros de tuberías de conducción de las aguas hasta la estación de bombeo de la comunidad de regantes.

Esta actuación pretende el aprovechamiento de agua de mayor calidad que la proporcionada por el río Guadalquivir, frecuentemente cargada de sólidos en suspensión, así como un importante ahorro energético derivado del aprovechamiento de la energía potencial del agua del embalse, que permitirá el riego sin aporte energético alguno en gran parte de la zona regable.

El proyecto supondrá efectos positivos ambientales derivados de la mejora en las infraestructuras de canalización y riego, lo cual repercutirá en una optimización en la racionalidad, uso y aprovechamiento de los recursos hídricos naturales de la zona, tal y como establece el Plan Hidrológico del Guadalquivir.

Comentarios