3,3 millones de euros para la modernización de regadíos del Canal de Almazán en Soria

68
0
68
  • El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado la realización de la segunda fase de las obras de mejora y modernización del regadío del Canal de Almazán

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado la realización de la segunda fase de las obras de mejora y modernización del regadío del Canal de Almazán, que contarán con un presupuesto de 3.317.195 euros para desarrollar las redes principales de riego en el término municipal de Velamazán (Soria).

La extensión afectada alcanza las 1.438,85 hectáreas en las que trabajan 254 regantes

Esta actuación permitirá también la mejora de la competitividad de las explotaciones agrícolas ubicadas en las 1.438,85 hectáreas en las que trabajan 254 regantes.

Los principales cultivos de esta zona son los cereales de invierno, el maíz, el girasol, la remolacha, la patata y la alfalfa. La Junta de Castilla y León, Seiasa y la comunidad de regantes del Canal de Almazán han invertido 43,8 millones de euros en la primera fase de las obras de modernización de este regadío.

La Consejería de Agricultura y Ganadería firmó el pasado 13 de noviembre un Convenio Específico de colaboración con Seiasa y la Comunidad de Regantes del Canal de Almazán para completar la modernización de 5.000 hectáreas de los municipios sorianos de Cubo de la Solana, Borjabad, Viana de Duero, Coscurita, Almazán, Frechilla de Almazán, Barca, Matamala de Almazán y Velamazán. El convenio firmado por las dos administraciones y la comunidad de regantes va a permitir una inversión de 14,7 millones de euros de la que se van a beneficiar 894 regantes.

Las actuaciones que va a poner en marcha la Junta de Castilla y León consisten en la modernización del regadío de la zona mediante la instalación de redes de riego hasta nivel de parcela, además de desarrollar el telecontrol que permitirá la correcta gestión del riego.

La red de riego que se va a construir va a tener una longitud de más de 23 kilómetros y se hará a partir de los ramales instalados en la primera fase del proyecto. Esta red permitirá distribuir el agua hasta los hidrantes ubicados en las parcelas resultantes en función de la futura concentración parcelaria. La tecnología de telecontrol que va a instalarse incluye la función de registrar de forma automática y remota el volumen de agua gastado en el hidrante. También se sustituirán elementos de la instalación eléctrica para optimizar su funcionamiento.

Comentarios