El PSOE andaluz pide modificar la normativa que regula el marco eléctrico para modular las tarifas sobre el regadío

24
0
24

El portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, ha anunciado este viernes que su grupo ha registrado en la Cámara una proposición no de ley en la que solicitan al Gobierno de la Nación que retiren la reforma de las tarifas eléctricas "que está produciendo la ruina de los regantes andaluces y que las contrataciones se adapten a las condiciones específicas, con una reforma energética pensada para el campo, como se impulsó en 2010 con el Gobierno de Zapatero".

En la citada iniciativa, el PSOE-A pide que el Gobierno modifique la actual normativa que regula el marco eléctrico, de manera que se modulen las tarifas sobre el regadío para evitar los elevados incrementos en tarifas eléctricas que se aplican al sector agrario desde agosto de 2013 y que afectan al campo andaluz. También demandan que se arbitren modelos de contratación temporal, acordes con las necesidades de potencia demandadas realmente por los agricultores.

El PSOE-A pide que el Gobierno modifique la actual normativa que regula el marco eléctrico, de manera que se modulen las tarifas sobre el regadío 

Jiménez, que ha anunciado esta proposición no de ley tras mantener un encuentro con representantes de organizaciones agrarias, entre los que se encontraba el secretario general de COAG-A, Miguel López, ha explicado que el sector agrícola está siendo especialmente castigado por las decisiones "desastrosas e improvisadas" que responden al concepto ultraliberal de este Gobierno "que sólo está trayendo ruina a los sectores más importantes de este país".

"El circo de la política energética de este Gobierno no comenzó en diciembre, sino que para la agricultura comenzó en agosto cuando se aprobaron unas nuevas tarifas que están suponiendo la ruina de una parte muy importante de la agricultura andaluza que decidió modernizarse y apostar por el regadío sostenible y la infraestructura agraria que permita aumentar su productividad", ha añadido.

Por su parte, el secretario general de COAG-A, que ha agradecido al grupo socialista el interés prestado ante esta difícil situación que atraviesa el campo andaluz, ha mostrado la importante preocupación del sector por unas elevadas tasas de morosidad en las comunidades de regantes que se está acercando en estos momentos al 20%.

Según ha destacado, el Gobierno les está obligando a contratar unos términos de potencia para todo el año que no tienen que utilizar porque la agricultura funciona de manera estacional. "Este nuevo marco normativo supone legalizar el fraude y el robo", ha advertido López, quien considera que la liberalización en términos de energía y de consumo es "un huerto para cuatro".

Comentarios