La agricultura integrada es una garantía para conservar la biodiversidad de Doñana

118
0

Sobre la Entidad

Asaja
Asociación Agraria de Jóvenes Agrcultores es una organización profesional agraria de España con más de 200.000 afiliados que trabajan en las explotaciones agrarias de forma directa
Web
118
  • Un reportaje de ASAJA-Sevilla muestra los beneficios de la agricultura para Doñana y la avifauna.

A los terrenos dedicados a la producción agrícola en Doñana acuden cada vez más aves a pasar el invierno. Aquí encuentran agua, alimento y seguridad. En este otoño particularmente seco, han sido las fincas agrícolas que habían estado sembradas de arroz las que han acogido a la mayor parte de las aves que nidifican en Doñana.

Aunque se diseminan por todas las fincas, donde se registra una presencia masiva de avifauna es en el cultivo del arroz. Con el fangueo terminado o a punto de terminar, el proceso de este emblemático cultivo sevillano cierra su ciclo y los subproductos del arroz se convierten en un manjar para estas aves migratorias.

Más de 90.000 anátidas, limícolas, grullas y ánsares procedentes del norte de Europa se han instalado en estas fincas agrícolas, no sólo por la abundancia de comida sino también porque están a salvo de la caza, a la que renuncian los agricultores para colaborar con el Parque.

La vida de Doñana depende de estos terrenos agrícolas y de su gestión

Coincidiendo con el Día Mundial de los Humedales, que se celebra el próximo 2 de febrero, y para poner en valor la aportación de la agricultura a la conservación de la avifauna de Doñana, probablemente el humedal más singular del mundo, ASAJA-Sevilla ha elaborado un reportaje en el que toman el protagonismo los agricultores, quienes exponen su diaria convivencia con Doñana y con la avifauna del parque y de su entorno.

En el reportaje, el agricultor Carlos Campos cuenta cómo en su finca, cuatro o cinco millones de kilogramos de paja de arroz han sido aprovechados por los ánsares; mientras que Enrique Campos nos explica que estar en el Parque de Doñana y su entorno obliga a ser muy cauteloso con los productos fitosanitarios que se utilizan y lleva a los productores a practicar una agricultura muy sostenible. Precisamente, el practicar esta agricultura integrada y sostenible permite contar con un agua limpia y con restos de cultivos sin cosechar no contaminados, que son aprovechados por las aves para su alimento.

Como explica el técnico de ASAJA-Sevilla José Fernando Robles, este esfuerzo que hacen los agricultores no recibe ningún tipo de remuneración ni por parte del mercado ni por parte de la Administración, por lo que defiende que dentro de la próxima programación de Desarrollo Rural haya programas específicos medioambientales que privilegien a aquellos agricultores que estén en zona Red Natura 2000, que son las que tienen un mayor interés ecológico.

La vida de Doñana depende de estos terrenos agrícolas y de su gestión. Las producciones agrícolas sostenibles son el soporte de mucho más que las aves, son la principal fuente de creación de empleo de la comarca. Por eso, muchos agricultores se quejan de que su apuesta medioambiental no vaya aparejada a una compensación por las pérdidas y daños que provoca esta presencia masiva de aves en terrenos dedicados a la producción agrícola.

La PAC apuesta por la conservación del paisaje y por la protección ambiental. Supone un sustento y una ayuda imprescindible para que la agricultura pueda ser viable económicamente. La nueva PAC va a ofrecer un horizonte de estabilidad a los agricultores y ganaderos que les permitirá seguir produciendo.

Este reportaje se enmarca en la Campaña “Política Agrícola Común. Futuro para los agricultores, futuro para la sociedad” que arrancó con el vídeo de ASAJA-Sevilla “El porqué de la PAC” y está permitiendo que miles de ciudadanos se acerquen al campo y sepan que cultivos como el girasol, el olivar, los naranjos, el algodón, la remolacha o el arroz son fruto del tesón y el esfuerzo de miles de agricultores que, con su trabajo, y gracias al respaldo de la Política Agrícola Común (PAC), proporcionan alimentos sanos y de calidad, garantizan la biodiversidad y un medio ambiente equilibrado, y además, generan empleo y contribuyen a mantener un mundo rural poblado y vivo. 

Comentarios