La UPA pide la aprobación de 2.500 expedientes de riego paralizados desde 2008 en Cuenca y Albacete antes del PHN

30
0
30
  • Convocan una nueva movilización este viernes en Las Pedroñeras bajo el lema 'Agua de donde sobra a donde falte'.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Castilla-La Mancha ha exigido la aprobación de 2.500 expedientes de riego paralizados desde 2008 en las provincias de Cuenca y Albacete y ha pedido que esto se haga antes de aprobarse el Plan Hidrológico Nacional (PHN).

Los secretarios generales de UPA en la región y en Cuenca, Julián Morcillo y Javier Moya, respectivamente, han asegurado que "es la última oportunidad para resolver estos expedientes" antes de que se apruebe el PHN, en el que consideran que "se deben poner las bases para evitar que haya problemas" con el agua en las provincias de Cuenca y Albacete.

Moya ha explicado que la mayoría de estos expedientes son cultivos sociales que apenas tienen un consumo de agua de entre 2.000 y 3.000 metros cúbicos por hectárea, pero que generan entre 60 y 70 jornales, "dando sustento a miles de familias entre el cultivo y la preparación de los productos". "Si en realidad sobra agua que nos dejen utilizarla, y si falta, que no se la lleven a otros sitios", ha sentenciado Moya.

Por su parte, Morcillo ha criticado la solución propuesta por la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, basada en la compraventa de derechos, al asegurar que "es lo mismo que se propuso en 2008" y que "no se ha avanzado nada".

La mayoría de estos expedientes son cultivos sociales que apenas tienen un consumo de agua de entre 2.000 y 3.000 metros cúbicos por hectárea

"En Castilla-La Mancha sentimos indignación e impotencia con el proceso del agua", ha asegurado el secretario general de UPA en la regiónm, al compararlo con otras regiones como Valencia o Murcia donde se están regularizando los regadíos, "mientras que en la región se nos deja en el mismo lugar", ha añadido.

En este sentido, ha reiterado su oposición al Plan Hidrológico del Guadiana del que ha puesto algunos ejemplos de cómo los agricultores de la región "han salido perjudicados". Así, ha criticado que en el acuífero 23 "sólo se les permitirá usar el 27 por ciento de los recursos además de declarar sobreexplotados todos los acuíferos de la cuenca con las limitaciones para nuevos usos que ello supone".

Critican la preferencia del fracking

Asimismo, Morcillo ha criticado que se haya concedido preferencia sobre el agua a usos industriales como el fraking por delante de la agricultura. "Si ahora plantean la compraventa de derechos, estos usos tendrán preferencia", ha explicado el responsable de UPA quien ha vaticinado que ello encarecerá el agua para los regantes.

Además, recuerdan que el acuerdo al que se llegó con el Plan del Alto Guadiana ponía a disposición de los regantes 40 hectómetros cúbicos y, por ello, UPA exige al Gobierno que propongan una solución que no pase por la compraventa como es está haciendo en otras regiones.

Movilización este viernes

Por este motivo, seguirán con su campaña de movilizaciones para reclamar una solución antes de que llegue el PHN bajo el lema 'Agua de donde sobra a donde falte pero ¿dónde está la nuestra?'.

Los responsables de UPA han anunciado que la próxima movilización tendrá lugar este viernes, 21 de febrero, a las 13.00 horas en la plaza del Ayuntamiento de Las Pedroñeras.

La intención es continuar con estas protestas, que llegarán también a Pedro Muñoz el 7 de marzo, mientras no haya una solución, todo ello con el objetivo de llegar a todos los municipios afectados por la paralización de los expedientes.

Plan del Júcar

Desde UPA aseguran también que esta "discriminación con el agua para Castilla-La Mancha" se ha producido en todas las cuencas hidrológicas ya que en el Júcar, cuyo plan todavía no ha sido aprobado definitivamente, los regadíos de Cuenca y Albacete pierden 120 hectómetros cúbicos de asignaciones.

Morcillo ha adelantado algunas de las alegaciones que su organización ha presentado contra este plan al entender que, en primer lugar, se "rompe la unidad de cuenca y además es ilegal e injusto".

A este respecto, ha explicado que en un intento de legalizar el trasvase se ha incluido al Júcar dentro de una demarcación en la que el río es deficitario, "lo que limita las concesiones de agua en nuestra región".

Comentarios