La Unió de Llauradors critica que el agua para riego está "por las nubes"

43
0
43
  • La organización ha anunciado que participará en la concentración de protesta convocada por la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore) el próximo miércoles 26 de febrero, día que comienza oficialmente la campaña de riego, ante la Delegación del Gobierno en Valencia bajo el lema "El regadío agoniza, no al tarifazo eléctrico".

La Unió de Llauradors considera que la subida de la tarifa eléctrica decretada por el Gobierno en enero junto al incremento del término de potencia en agosto han puesto el agua para regar "por las nubes" y supone un "golpe muy duro" para el funcionamiento económico de los pozos de riego de la Comunitat Valenciana.

Esta situación supone una amenaza para la viabilidad económica de los pozos, según la Unió que aboga por volver a implantar a una tarifa especial para riego o unos contratos de temporada en atención a un sector que es estratégico para la sociedad.

Así la organización ha anunciado que participará en la concentración de protesta convocada por la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore) el próximo miércoles 26 de febrero, día que comienza oficialmente la campaña de riego, ante la Delegación del Gobierno en Valencia bajo el lema "El regadío agoniza, no al tarifazo eléctrico".

La organización agraria ha explicado en un comunicado que la nueva elevación del precio de la tarifa eléctrica del pasado 31 de enero, cifrada en un 2,7%, se suma a la de los últimos años, y además se une al "brutal aumento" del término de potencia para las comunidades de regantes de un 125% de media que puso en marcha el Gobierno el pasado 1 de agosto.

El gasto eléctrico representa aproximadamente ya en muchos casos casi el 30 por ciento de los costes del sector agrario y por ello es muy importante reducirlo porque resta competitividad a la agricultura de regadío, según ha explicado la Unió.

Desde que el Gobierno suprimió las tarifas especiales para riego en 2008, la factura eléctrica para los regantes de la Comunitat Valenciana no ha parado de subir mientras los precios que perciben por sus producciones han bajado o como mucho se han estancado, según ha relato la Unió que aboga por volver a implantar a una tarifa especial para riego o unos contratos de temporada en atención a un sector que es estratégico para la sociedad.

Comentarios