Los usuarios del Acuífero del Poniente piden que se asegure el mantenimiento de las actividades que dependen de la disponibilidad hídrica

74
0

Sobre la Entidad

Junta de Andalucía
La Junta de Andalucía es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
  • Momento de la reunión.
  • El director general de Planificación y Gestión de Dominio Público Hidráulico recuerda la necesidad de que todos los usuarios del agua de la comarca estén integrados en una misma comunidad.

El director general de Planificación y Gestión de Dominio Público Hidráulico de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Juan Serrato, se ha reunido con el presidente de la Junta Central de Usuarios del Acuífero del Poniente Almeriense, Manuel García Quero y otros representantes de esta institución, con quienes ha abordado la situación en la que se encuentran los recursos hídricos disponibles en la comarca. En el encuentro, en el que ha participado también el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, José Manuel Ortiz, se ha planteado asimismo la necesidad de llevar a cabo medidas para asegurar el mantenimiento de las actividades socieconómicas que dependen de la disponibilidad hídrica.

En la actualidad forman parte de la Junta Central los ayuntamientos de Almería, Vícar, La Mojonera y Roquetas de Mar y El Ejido. En cuanto a los usuarios agrarios están integradas varias comunidades de regantes que totalizan unas 20.000 hectáreas de cultivo bajo plástico. Desde finales de mayo de 2013, esta Junta Central gestiona sistemas de impulsión de agua de la balsa del Sapo que ha construido la Junta de Andalucía para evitar inundaciones en las fincas colindantes y viviendas en Las Norias de Daza (El Ejido). Acerca de los recursos hídricos procedentes de esta impulsión, la Junta de Usuarios ha manifestado la necesidad de que se integren dichos recursos dentro de las medidas a adoptar para la recuperación del acuífero.

En el transcurso de la reunión se ha hablado del Plan Hidrológico vigente, que plantea como medidas más importantes la constitución de una comunidad que agrupe a todos los usuarios de esta masa hídrica en mal estado, así como el acceso a recursos no convencionales, como son el agua desalada y la reutilización de las aguas residuales tratadas.

Los representantes de la Junta Central de Usuarios han expuesto al director general la situación en la que se encuentran los recursos hídricos disponibles

En el ámbito de la masa de agua Campo de Dalías-Sierra de Gádor, en 1991 se constituyó la Junta Central de Usuarios del Acuífero del Poniente Almeriense. Por lo tanto, esta es la corporación de derecho público que debe aglutinar a todos los usuarios de la masa de agua y de canalizar la puesta en marcha de las medidas oportunas a adoptar.

Desde la Consejería se apoya la figura de esta Junta Central de Usuarios, con el fin de ir adoptando las decisiones administrativas previstas para la recuperación de los acuíferos con el máximo de participación y consenso por parte de los usuarios. Desde la Delegación Territorial se ha remitido un escrito informativo a todos los usuarios de la masa de agua, en el que se les requiere su integración en la Junta Central de Usuarios.

Programa de recuperación de los acuíferos

Los representantes de la Junta Central de Usuarios han expuesto al director general la situación en la que se encuentran los recursos hídricos disponibles en la comarca y la necesidad imperiosa de implementar las medidas necesarias para asegurar el mantenimiento de las actividades socioeconómicas que dependen de la disponibilidad hídrica. En este sentido, han planteado que la Consejería, con el respaldo de la Junta Central de Usuarios, apoye un programa de actuación para la recuperación del buen estado de la masa de agua que está regulado en el artículo 56 de la Ley de Aguas del Estado.

Entienden los representantes de la Junta Central de Usuarios que es el momento idóneo para adoptar estas medidas, puesto que se puede disponer a corto plazo de los recursos hídricos necesarios y sólo hace falta aprobar un programa de actuación que recoja las decisiones oportunas para conseguir una buena ordenación de estos recursos.

Desalación y depuración

En concreto, el Gobierno de España ha reanudado los obras de la desalinizadora del Campo de Dalías, con una capacidad de 30 hectómetros cúbicos. Esta aportación de agua desalada, junto con la procedente de reutilización de las depuradoras de El Ejido y Roquetas de Mar (hasta 6,5 hectómetros cúbicos), van a permitir a corto plazo sustituir las extracciones de agua subterránea.

Asimismo, está pendiente que el Gobierno de España ejecute la desalobradora de la Balsa del Sapo, que podrá aportar otros 2 hectómeros cúbicos de agua, aprovechando el sistema de impulsión ejecutado por la Junta de Andalucía. Finalmente, es necesario que el Ayuntamiento de Almería ponga en servicio la desalinizadora de la capital y deje de extraer de los pozos de Bernal (El Ejido), lo que contribuiría en gran medida a la reducción del déficit hídrico estructural de esta masa de agua, estimado en unos 70 hectómetros cúbicos.

Comentarios