Nace la primera Central de Compras de Energía para el regadío

93
0
93

La primera Central de Compras de Energía, promovida por Feragua, comenzará a operar el 1 de abril y representará los intereses de más de 35.000 hectáreas del regadío andaluz, repartidas por las provincias de Sevilla, Córdoba y Huelva, aunque con un objetivo de crecimiento del cien por ciento en el próximo año y del 300 por ciento en los dos próximo años.

Feragua que promueve este Central de Compra pretende aliviar para los regantes la subida de las tarifas eléctricas de los últimos años. "Aparte de las soluciones políticas, que tienen que llegar, en Feragua siempre hemos tenido claro que no nos podemos quedar de brazos cruzados, y que tenemos que unir fuerzas para bajar las tarifas y hacer cara a la situación de abuso y verdadero oligopolio que mantienen las grandes compañías eléctricas", explica la presidenta de los regantes andaluces, Margarita Bustamante.

Feragua contará como socio en este proyecto con Energía Plus, una empresa comercializadora de capital andaluz, que se encuentra entre las 15 primeras comercializadoras de España, con más de 10.000 clientes y un trading (volumen de compra y venta de energía) de mil millones de kWh anuales. Energía Plus gestiona más de un Teravatio/hora anual (TWh/año), un volumen que equivale a 6-7 veces el consumo de los asociados de Feragua, y gran parte de su experiencia se concentra precisamente en la gran industria y de manera específica en el sector agroindustrial, algo que ha sido fundamental para Feragua a la hora de decantarse por la alianza con esta comercializadora.

La primera Central de Compras de Energía comenzará a operar el 1 de abril 

La previsión de la central es lograr para sus asociados hasta un mínimo del diez por ciento de rebaja en la factura eléctrica, "aunque algunas comunidades podrán ahorrar bastante más", explica el director de Operaciones de Energía Plus. Además de la repercusión de los beneficios alcanzados en la compraventa de energía, las comunidades de regantes asociadas podrán ahorrar a través de una mejor gestión de su consumo energético, gracias al asesoramiento e información que recibirán de la propia Central.

La filosofía es la de "información y máxima transparencia", subraya Bustamante, que agrega que "estamos hartos de las facturas opacas y de no saber exactamente qué pagamos por cada concepto". "El mando en esta central no estará en manos de ninguna compañía eléctrica en posición de domino, sino que estará en manos de los propios regantes, que tendremos siempre la última palabra después de oír la opinión de los técnicos".

En la Central de Compras de Feragua no existirá además compromiso de permanencia alguna, cualquier asociado se podrá dar de baja en cualquier momento si no logra el ahorro esperado o no está satisfecho con el servicio, y recibirá facilidades de financiación en el caso de que lo necesite, para lo cual la central contará con la colaboración de Caja Rural del Sur.

El secretario general de Feragua, Pedro Parias, ha explicado que la Central de Compras de Energía es una iniciativa muy estudiada por Feragua -más de año y medio de trabajo-, y diseñada para todos los regantes andaluces, así como para el sector agroindustrial con el que Feragua ya mantiene algunas conversaciones, estando abierta a entidades no asociadas a Feragua, tanto de dentro como de fuera de Andalucía. Mientras más volumen de contratación se alcance menos será el coste de gestión de la central y por tanto, mas ahorro tendrán los asociados a la central, que está abierta a recibir a todo tipo de suministro eléctrico de los regantes y del sector agroindustrial.

Por último, ha apuntado que en los últimos siete años, desde 2008, como consecuencia de la liberalización del sector eléctrico, el regadío español, y el andaluz consecuentemente, han venido soportando un incremento de la factura eléctrica cercana al cien por cien y en particular los costes regulados del término de potencia más del mil por ciento.

Este aumento ha significado que de media, el 40 por ciento de los costes del agua sean debidos al coste energético, llegando en algunos casos al 70 por ciento, lo que ha dejado al borde de la viabilidad económica a una gran parte de la agricultura de riego.

La subida de la tarifa eléctrica ha coincidido con la inversión realizada en modernización por una buena parte del regadío español. En los últimos quince años, los regantes han dedicado más de 6.000 millones a la renovación de sus instalaciones de riego.

Comentarios