La Rioja propone una concentración parcelaria para los regadíos de Calahorra

86
0
86

El consejero de Agricultura, Íñigo Nagore y la directora general de de Investigación y Desarrollo Rural, María Martín, como adelantó Europa Pres el miércoles de la semana pasada, se han reunido con la Junta directiva de la Comunidad General de Regadíos de Calahorra.

El encuentro ha servido para presentar el anteproyecto de modernización del regadío de "Los Molinos" con la posibilidad también de realizar una concentración parcelaria en la zona. La materialización de la propuesta tiene un presupuesto de entre 8 y 12 millones de euros.

Se trata pues de un estudio de alternativas, realizado por la empresa Intia, que ofrece, por una parte, la posibilidad de modernizar la red de riego de "Los Molinos" y, por otra, la de combinar estas obras con una concentración parcelaria que sería la primera que se realiza en el término municipal de Calahorra.

Íñigo Nagore y la directora general de de Investigación y Desarrollo Rural, María Martín se han reunido con la Junta directiva de la Comunidad General de Regadíos de Calahorra

Nagore presenta el anteproyecto con el deseo de que los regantes "reflexionen para tomar la decisión más acertada (...) y también la más valiente, que a nuestro parecer es la de ejecutar concentración más regadío, ya que conllevaría mejoras en los drenajes y accesos, así como una mayor subvención de la Consejería de Agricultura".

El consejero sabe que la decisión final la tienen que tomar los posibles beneficiarios, pero "cualquiera que sea esa decisión, contará con ayuda de la consejería y en ningún caso supondrá un desembolso inicial por parte de ningún propietario porque todo esto se basa en financiaciones a largo plazo en la que habrá que pagar cuotas anuales asumibles para cualquier regante".

Íñigo Nagore no ha concretado la forma de financiación y el proyecto concreto, que se detallaría más adelante según la opción elegida por la Comunidad General de Regadíos; pero sí ha asegurado que la concentración de fincas abarataría la realización del proyecto.

"Estamos hablando de que con la concentración, el coste del proyecto sería de 3.000 euros por hectárea, mientras que sin concentración costaría 1.200 euros más, según los datos de los que disponemos actualmente", ha afirmado.

Superficie

En cuanto a la superficie afectada, el anteproyecto afecta a 1.600 hectáreas "en una zona que pide a gritos una actuación". Así lo ha dicho Nagore cuyas palabras han sido refrendadas por el presidente de la Comunidad General de Regadíos, Miguel Legarre, quien ha añadido que el Regadío de Los Molinos "está muy deteriorado".

Existe además una característica del terreno que según el consejero favorece el que se haga un concentración parcelaria en la que se instale una red de riego moderna y bien planificada: "la mayor parte de la superficie es regable sin bombeo, con lo que se ahorrarían costes de electricidad", cuyo incremento de precio está últimamente repercutiendo muy negativamente sobre la renta de los agricultores.

Finalmente, Íñigo Nagore ha hablado de un coste de 8 a 12 millones de euros en cifras absolutas, según el modelo de proyecto elegido, al que habría que aplicar después las correspondientes ayudas del Gobierno de La Rioja.

Un proyecto inevitable para relanzar la agricultura en Calahorra

Por su parte, el secretario técnico de la Comunidad General de Regadíos, Fernando Morales, ha dicho que esta institución "quiere apostar por este proyecto que es ambicioso y probablemente inevitable si queremos introducirnos en la agricultura moderna y competitiva del siglo XXI".

Morales, refiriéndose al proyecto que le parece más interesante, ha venido a decir que la junta directiva apuesta por la concentración parcelaria y ha dicho que ésta "ha tomado el asunto con el máximo interés y quisiéramos estar a la altura del interés que ha tomado la administración".

Ha resaltado que la "junta directiva hará lo posible y lo imposible por este proyecto; porque para nuestra gente, que es al fin y al cabo la que defendemos, es la mejor opción".

"El futuro de la agricultura en Calahorra pasa por la ejecución de este proyecto, por la modernización del regadío y la concentración parcelaria -ha añadido- pues independientemente del abaratamiento de costes en la ejecución del proyecto, que es muy importante, la reducción de costes y el aumento de la producción serían de tal envergadura que definirían el futuro de la agricultura en Calahorra".

Para transmitir este mensaje a los propietarios de fincas enmarcadas en el proyecto, Morales ha dicho que la junta directiva se dirigirá a ellos "con honestidad y sinceridad, exponiendo la cosas con sencillez y ellos serán quienes digan la última palabra".

La Comunidad General de Regadíos quiere apostar por este proyecto que es ambicioso

El secretario técnico de la Comunidad General de Regadíos de Calahorra cree que "un proyecto de 8 a 12 millones de euros no sólo es trascendental para los agricultores sino también para toda la ciudad de Calahorra".

Como ya declaró la semana pasada, Morales estima en unas 1.500 a 1.600 hectáreas las afectadas por las propuestas de la consejería con unos 600 a 700 agricultores profesionales de los que una tercera parte son menores de 40 años.

En cuanto a la financiación, Morales cree que la profesionalidad de los agricultores de "Los Molinos", su edad y la rentabilidad de un regadío moderno en fincas unificadas, reducen la disyuntiva de de abordar o no una obras que se pagan a largo plazo.

La práctica totalidad del área del Regadío de Los molinos está en producción con un alto nivel en cultivos de frutales como pera, cereza, melocotón, ciruela, viñedo, verduras y hortalizas, forrajeras -principalmente alfalfa- y en menor medida, cereal.

En conversación previa con los medios de comunicación Fernando Morales no ha ocultado "su entusiasmo por encontrarnos ante una oportunidad única de relanzar la actividad agrícola de Calahorra".

No obstante ha dicho que "no es ajeno a las reticencias que despiertan las concentraciones parcelarias cuando son planteadas; pero cree que estos procesos están ya muy experimentados, apenas producen problemas y asegura que los agricultores que disfrutan ya de una concentración parcelaria, en la mayor parte de los casos han visto su desconfianza disipada y hubieran querido tenerla antes".

Para que todos acudan a una asamblea decisoria -en fecha por determinar- con las cifras hechas y la opción elegida, se organizarán reuniones informativas que podrían convocarse no sólo en Calahorra sino también en poblaciones en las que existe un notable número de propietarios de fincas irrigadas por "Los Molinos".

Comentarios