El Plan de Regadíos de la Corona Norte de Doñana nace viciado, según Feragua

35
0
35

La Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía, Feragua, ha lamentado este martes que el Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte de Doñana, aprobado la semana pasada por el Consejo de Participación de Doñana, se ha llevado a cabo "de forma no ajustada a la normativa e imponiendo dotaciones hídricas deficitarias", por lo que cree que "nace viciado al no tramitarse con la transparencia que tendría que haberse hecho un plan de esta trascendencia".

En rueda de prensa en Huelva, el secretario general de Feragua, Pedro Parias, para presentar la nueva Central de Compras de Energía de Feragua, y preguntado por este asunto, ha criticado que la asociación, que cuenta en el entorno de Doñana con más de 6.000 hectáreas de cultivos freseros, "no haya sido llamada por parte de la Junta" para realizar este plan, a lo que ha añadido que han alegado al documento y "no han obtenido respuesta" ni tampoco sobre su solicitud para su inclusión en el Consejo de Participación de Doñana como representante de los regadíos con derecho a agua en el entorno del espacio natural.

El Plan se ha llevado a cabo de forma no ajustada a la normativa e imponiendo dotaciones hídricas deficitaria

Del mismo modo, ha señalado que el plan elaborado "se mete en perímetro de zona regable consolidada" considerando que el mismo "ofrece una dotación deficitaria a los regantes y arruinará a los que se encuentran en la zona desde antiguo, al que se consolida y al que ahora se regulariza, ya que no es posible regar con 4.000 metros cúbicos por hectárea al año".

Desde Feragua, asegura Parias, se ha reclamado a las administraciones "mayor diálogo y que no hagan un acuerdo sólo con entidades locales, como así ha sido".

Asimismo, ha precisado que la Junta de Andalucía "no puede entrar en planificación hídrica porque sería ilegal" y ha advertido de que igual que ya se ha recurrido judicialmente los planes hidrológicos del Tinto-Odiel-Piedras y del Guadalquivir, "se hará con este plan si no nos escuchan".

Por ello, remarca que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y la Junta "han de sentarse para buscar soluciones y llevar agua a todo el sector sin perjudicar al regadío establecido y a aquellos que tienen derechos desde hace 20 ó 30 años", ha insistido Parias.

"El acuífero de Doñana no está en riesgo, según dicen los informes, por tanto hay que preservar caudales ecológicos pero buscando soluciones para dar dotación suficiente a todos los regadíos", ha enfatizado el secretario general de Feragua, quien se ha mostrado en desacuerdo con que "la cantidad de agua máxima a repartir para la zona sea de 23 hectómetros cúbicos".

Comentarios