SCRATS afirma que las demandas de agua para riego se han multiplicado como consecuencia de la sequía

54
0
54

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), José Manuel Claver, ha confirmado que las demandas de agua para riego "se han multiplicado" como consecuencia de la situación de sequía, y hay comunidades que "se encuentran con problemas de abastecimiento, sobre todo las que ya tenían déficit anteriormente".

En una rueda de prensa ofrecida después de mantener un encuentro institucional con el nuevo presidente del Gobierno regional, Alberto Garre, el presidente del Sindicato Central de Regantes ha explicado que la ausencia de lluvias ha provocado que haya "muchísimo más consumo que en un año normal y la necesidad es muy superior".

De hecho, advierte que el Sindicato hubiera tenido "de sobra" para abastecer a todas las comunidades de regantes con los 38 hectómetros cúbicos que recibe mensualmente. En cambio, ahora no basta con esa cantidad de agua, sino que se ven abocados a comprar a las comunidades de regantes de Illana y a Estremera y, con todo, desconoce si será suficiente.

La ausencia de lluvias ha provocado que haya muchísimo más consumo que en un año normal y la necesidad es muy superior

Ha justificado que esta demanda es tan grande porque "se ha cultivado casi toda la zona regable, por no decir toda", y por la sequedad de la tierra. Además, ha explicado que el año ha sido "seco y con mucho viento", por lo que se han dado "todos los ingredientes para propiciar ese mayor consumo de agua".

Hasta ahora, los regantes han ido "capeando" esta situación, y Claver considera que podrá ir solucionando estas adversidades "hasta final de año". De momento, el Sindicato Central de Regantes afronta este problema redistribuciones de agua, pasando recursos de las comunidades de regantes que tienen de sobra a las que les falta, pero esto se hace en el último trimestre del año hidrológico, es decir, julio, agosto y septiembre.

Así pues, Claver explica que la gente "quiere tener una seguridad de que va a disponer de agua ante la incertidumbre de que se pueda hacer esta redistribución". Por ello, ha recomendado "tener paciencia y no ponerse nerviosos, porque la situación no es fácil".

El presidente del Sindicato ha señalado que las comunidades más apuradas por la necesidad de agua son las zonas del Valle del Guadalentín, con Lorca y Totana a la cabeza, así como el Campo de Cartagena y la zona de la Pedrera.

"Garre siempre va a estar del lado de los regantes"

Claver ha acudido a la recepción en el Palacio de San Esteban acompañado por una delegación de su Junta de Gobierno, y ha dado su enhorabuena en persona a Garre, una persona "muy conocedora del trasvase del Tajo-Segura y del tema del agua".

De hecho, ha recordado que el trabajo del nuevo presidente cuando era diputado "siempre ha estado muy relacionado con todos los temas del agua". Incluso, ha rememorado que Garre tuvo una intervención "muy importante" cuando el Estatuto de Castilla-La Mancha se estaba debatiendo en el Congreso y los regantes pidieron a los diputados por Murcia que se opusieran a su aprobación.

Garre y el también diputado popular por Murcia Arsenio Pacheco "se opusieron y explicaron su convencimiento en que no podían votar otra cosa, por cuanto para ser coherentes consigo mismos, con toda su actuación y todo lo que habían hablado en favor del trasvase Tajo-Segura".

Claver ha señalado que los regantes no han olvidado este episodio, por el que dieron a ambos diputados la insignia de oro del Sindicato, y ha asegurado que lo van a tener muy presente. "A veces es fácil hablar del trasvase pero luego hay que torear y te puede costar", según Claver, quien alaba que tanto Garre como Pacheco "lo demostraron".

Por este motivo, Claver dice ser consciente de que Garre "siempre" va a estar al lado de los regantes "en la defensa del trasvase y en la defensa general de la cuenca del Segura".

A lo largo de este encuentro, que ha sido "ameno y cordial", los regantes han puesto a Garre al corriente de las "cuitas" del Sindicato, de las necesidades de agua que tienen, de las cesiones de derechos, del agua desalada, del trasvase Tajo-Segura y de la situación futura en lo que respecta al Plan Hidrológico Nacional (PHN).

A este respecto, ha recordado que la cuenca del Segura cuenta con 480 hectómetros cúbicos de déficit "que no sabemos cómo van a ser atendidos", y se trata de uno de los "mayores retos" con los que cuenta la nueva ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, con quien los regantes ya han solicitado mantener un encuentro.

Plan Hidrológico Nacional

Al ser preguntado por el PHN, el presidente del Sindicato ha subrayado que los planes de cuenca ya están preparados y han sido aprobados favorablemente por el Consejo Nacional del Agua, aunque falta por publicar los del Segura y el del Júcar en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Por lo tanto, cree que lo previsible es que sean aprobados por el Consejo de Ministros y se publiquen "en fechas próximas". A partir de este momento, ha advertido que queda por alcanzar ese "gran pacto nacional" del que se hablaba y que "tenía que ser la base para el PHN".

Ha reconocido que será difícil de plantear porque "no hay mucho tiempo", y porque el tema del agua es "cada vez más complicado en esta España autonómica". Sin embargo, ha manifestado que los regantes están dispuestos a colaborar "en todo lo necesario con la Administración".

De hecho, ha mostrado su rechazo a "guerras del agua o políticas partidistas e interesadas", porque el agua "es de todos los españoles", aunque ha admitido que "hay una prioridad en el uso por parte de las comunidades de regantes por las que pasa el agua, por razones "históricas y geográficas, pero nada más".

Calver ha mostrado su rechazo a guerras del agua o políticas partidistas e interesadas

Negociaciones con comunidades de regantes

Al ser preguntado por los acuerdos entre el sindicato y las distintas comunidades de regantes, Claver ha explicado que se han logrado avances en otro convenio que "posiblemente" será suscrito con la comunidad de regantes de Estremera para la cesión de 10 hectómetros cúbicos.

No obstante, ha puntualizado que los regantes están pendientes de la aprobación del convenio de Illana, que "está en el Ministerio varios meses" y que "es necesario que sea aprobado cuanto antes para que esa agua, otros 10 hectómetros cúbicos, pueda venir "y nos aproveche".

Si tarda más tiempo en aprobarse, Claver ha alertado que será "difícil" que esta cantidad de agua se pueda enviar y que "pueda resultar útil".

Estrategia para optimizar las desaladoras

Al ser preguntado por la intención del Gobierno central de implementar una estrategia para optimizar la explotación de las desaladoras, Claver ha subrayado que si este proyecto conduce a un precio "razonable" del agua sería "un buen camino", ya que el coste es "fundamental".

Otro tema "importante", según Claver, es la calidad del agua, y cree que podría ser "una vía de actuación" si se demuestra que no plantea problemas para los cultivos, especialmente para el arbolado y los cítricos.

Aunque para los regantes lo ideal sería que hubiera una nueva transferencia de agua "de cualquier otro sitio desde el que se recargara la cabecera del Tajo", Claver se ha mostrado abierto a "cualquier tipo de solución para la desalación".

En este sentido, ha reconocido que se ha abierto algún "esbozo de conversación" con el Ministerio que "todavía no han llevado a ningún resultado", aunque confirma que el planteamiento "puede ir por este camino", y ha ratificado que los regantes "deben ser tenidos en cuenta".

Comentarios