El Mandato del Agua del Pacto Mundial

1
229
  • Mandato Agua Pacto Mundial
    Instalaciones provisionales de saneamiento para trabajadores en Lima, Perú.
  • ¿Qué papel que han de jugar las empresas como usuarios y proveedores de servicios de agua?
  • Autora: Josefina Maestu. Ex Directora de la Oficina de Naciones Unidas de Apoyo al Decenio para la Acción: “El Agua Fuente de Vida” 2005-2015

Sobre la Entidad

"El agua fuente de vida" 2005-2015
Decenio Internacional para la Acción El agua, fuente de vida 2005-2015. Naciones Unidas.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
229

El Mandato por el agua del Pacto Mundial fue creado para movilizar a las empresas en los asuntos globales del agua. Es una iniciativa de carácter público-privado lanzada por el Secretario General de la ONU en 2007 que involucra diferentes actores tales como las empresas, sociedad civil, las organizaciones de ONU y los Gobiernos. La iniciativa reconoce el papel que el agua y el saneamiento juega en el funcionamiento de las empresas, así como el rol positivo que las empresas pueden desempeñar en su gestión.

La escasez de agua, la contaminación y el cambio climático representan grandes desafíos para las empresas y continuarán haciéndolo en los años venideros. Cada vez está más claro que la era de acceso fácil y barato al agua se ha terminando; y para muchos procesos industriales así como para la supervivencia humana no hay un sustituto para el agua. Qué los líderes mundiales están preocupados por el agua se ha visto reflejado en el ranking anual del Foro Económico Mundial de 2015 sobre los riesgos globales. En 2015 el agua se clasificó como el mayor entre los riesgos globales por su impacto y el octavo por su probabilidad.

Por ello, el mandato facilita que las empresas puedan actuar para evaluar y minimizar los riesgos relacionados con el manejo del agua en sus operaciones. Les apoya en el diseño e implementación de estrategias de mitigación de los riesgos y encontrar oportunidades para usar los recursos de agua escasos de forma eficiente y sostenible.

Existen ya algunas iniciativas de gran interés por parte de las empresas para contribuir a la financiación de la mejora del acceso al agua y saneamiento

Más de 130 líderes de empresas, especialmente globales, ha reconocido la relevancia de pertenecer al mandato por la importancia del agua como elemento central de su propio crecimiento y sostenibilidad a largo plazo. La justificación dentro de su plan de negocio está basada en el reconocimiento de que la existencia de servicios de agua adecuados para los empleados, las comunidades y la sociedad es esencial para el largo plazo la propia supervivencia de las empresas. No actuar es, por otro lado, insostenible.

El Mandato del Agua distingue entre varios riesgos para las empresas en relación con el agua:

  • Riesgo Físico: deriva de que una compañía no tenga suficiente cantidad de agua de buena calidad para las operaciones de su negocio y cadenas de suministro.
  • Riesgo reputacional: se manifiesta a través de las tensiones y conflictos alrededor del acceso o la degradación de los recursos hídricos, que pueden afectar a percepciones públicas en relación con las decisiones que las compañías toman de uso del agua y que generan impactos sobre los ecosistemas o sobre el acceso al agua potable por parte de las poblaciones.
  • Riesgo regulatorio: se relaciona con la imposición de restricciones al uso del agua por parte del gobierno y la capacidad de los actores públicos para gestionar su uso de manera sostenible y eficaz.

El Mandato por el Agua del Pacto Mundial invita a la acción a los líderes empresariales, a que se comprometan y reconozcan que el sector privado tiene un rol importante.

Proyecto de uso de agua regenerada en Lima, Perú.

El Mandato trabaja en seis áreas y está diseñado para apoyar a las empresas a desarrollar un enfoque global en relación con el agua en: operaciones directas, gestión de la cadena de suministro y de cuencas, acción colectiva, políticas públicas, relaciones con la comunidad y transparencia.

Las empresas que se adhieren mandato del agua se comprometen a emprender acciones específicas, entre otras las siguientes:

  • Conducir una evaluación total del uso del agua en sus instalaciones - y en su caso por sus proveedores- para entender como la empresa hace uso de este recurso;
  • Asegurar que los servicios de agua, saneamiento e higiene se ofrezcan a todos los empleados en el lugar de trabajo;
  • Fijar objetivos relacionados con la conservación del agua y el tratamiento de aguas residuales, enmarcados dentro de una estrategia corporativa de producción y consumo limpio; y de mejora de la gestión de cuenca.
  • Crear conciencia sobre el uso sostenible del agua dentro de la cultura corporativa; incluyendo la sostenibilidad del agua entre las consideraciones para la toma de decisiones de la empresa – por ejemplo, ubicación de las instalaciones, procesos de producción y diligencia debida.

 La iniciativa reconoce el papel que el agua y el saneamiento juega en el funcionamiento de las empresas, así como el rol positivo que las empresas pueden desempeñar en su gestión.

  • Construir lazos con organizaciones de la sociedad civil, especialmente a nivel regional y local y de cuenca; Trabajar con los gobiernos nacionales, regionales y locales, así como con las autoridades públicas e instituciones internacionales relevantes, para abordar asuntos y políticas concernientes a la sostenibilidad de agua; Han de ser miembros activos en la comunidad local e impulsar u ofrecer apoyo al gobierno local y a aquellos grupos e iniciativas que busquen avanzar en la agenda del agua y saneamiento, trabajando con las partes interesadas a nivel local para entender cómo las operaciones de la empresa los afectan.
  • Impulsar el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y cualquiera de los objetivos de Desarrollo Sostenible futuros;

Las empresas firmantes del Mandato del Agua han de ser parte del Pacto Mundial, deben elaborar un informe anual de progreso, han de participar activamente en las Redes Locales del Pacto Mundial, se comprometen a publicar y compartir sus estrategias de gestión del agua y saneamiento; y se comprometen a ser transparentes en sus relaciones con gobiernos y otras autoridades públicas.

El Mandato del Agua ha identificado algunos progresos que ya han tenido lugar en relación con la implicación de las empresas en los aspectos globales y locales del agua y, en especial, en relación con el derecho humano al agua y al saneamiento:

  • Fortalecimiento del concepto de "gestión del agua corporativa ', un enfoque holístico que va más allá de la gestión del agua en las operaciones directas, y que se extiende a la de suministro, las cuencas hidrográficas, con un énfasis en la colaboración.
  • Mayor transparencia y divulgación. Cada vez más empresas están mostrando la voluntad de comprometerse a la acción, a rendir cuentas y a la divulgación de sus iniciativas.
  • Interés, respeto y apoyo al derecho humano al agua y saneamiento. Las empresas están empezando a ver un espacio de oportunidad de ir más allá del respeto a los derechos y pasar a contribuir positivamente al apoyo a la realización de los mismos de forma voluntaria.

Los principales desafíos que se plantean en muchas empresas se derivan de ampliar las mejoras más allá de sus instalaciones a otras empresas de su cadena de suministro, y en las comunidades locales

Existen ya algunas iniciativas de gran interés por parte de las empresas para contribuir a la financiación de la mejora del acceso al agua y saneamiento, en las que se trabaja con ONGs locales, cofinanciando infraestructuras de iniciativa comunitaria o local. De manera innovadora, en la India, una nueva Ley de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) obliga a las empresas a contribuir al 2% de sus ganancias a las iniciativas de desarrollo, algunos de los cuales pueden ser destinan directamente a los proyectos de agua y saneamiento. Las empresas, por otro lado, están creando códigos de conducta para asegurar que hay instalaciones adecuadas de agua y saneamiento en sus establecimientos.

Los principales desafíos que se plantean en muchas empresas se derivan de ampliar las mejoras más allá de sus instalaciones a otras empresas de su cadena de suministro, y en las comunidades locales. El Mandato del Agua ha desarrollado una serie de guías y documentos para ayudar a las empresas a mejorar. Estos incluyen la Guía del CEO del Mandato del Agua sobre responsabilidad empresarial en el campo del agua, una guía sobre el papel de las empresas en relación con el derecho humano al agua y al saneamiento, o las directrices en Iniciativas de gestión del agua, entre otras.

Testimonios

Dan Bena, director de desarrollo sostenible de PEPSICO

"Estoy muy orgulloso de decir que PEPSICO está explícitamente involucrado en el agua y el saneamiento. Hemos hecho un compromiso público en 2009 para incrementar el acceso a agua potable 3 millones de personas. Cumplimos el compromiso tres años antes y ahora lo hemos duplicado. La gente dirá que el compromiso de 6 millones es pequeño en comparación con los casi 800 millones en el planeta [sin acceso a agua potable] pero si otras compañías pueden seguir nuestro ejemplo se empezará a ver el movimiento de la aguja"

Anders Berntell, director ejecutivo de 2030 Water Resources Group

"Hace 10 años había muchas disputas sobre la privatización del agua, que ahora han desaparecido. El derecho humano al agua está reconocido y ahora en el debate se cuestiona más sobre la gestión y la disponibilidad de los recursos hídricos. Hace 10 años el debate estaba todavía muy centrado en el suministro de agua y el saneamiento. Los temas se han ampliado de forma sustancial”.

Flemming Winther Olsen, Asesor Principal del Departamento de Medio Ambiente, Energía y Cambio Climático. Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca

"En los últimos años hemos tratado de definir un papel más fuerte para el sector privado debido a que siempre ha jugado un papel muy importante en el agua de muchas maneras, pero muy a menudo como subcontratistas únicamente. Nos estamos dando cuenta de que muchos de los actores del sector privado están asumiendo cada vez más la necesidad de participar en la gestión sostenible de los recursos hídricos. Es una cuestión de negocio para ellos. Esa participación del sector privado como socio es algo que estamos trabajando muy en serio en este momento".

Lifeng Li, Director de Agua Potable del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF)

"El reconocimiento de cómo el sector privado puede ser parte de esto es nuevo. Hace siete años tan sólo unos pocos representantes empresariales aparecían principalmente para dar apoyo filantrópico. Ahora el papel del sector privado en la solución a los problemas del agua ha pasado a un tema de primer nivel".

Comentarios

La redacción recomienda