La Agencia Vasca del Agua da por finalizadas sus labores en el pozo Ostión de la Arboleda

72
0
72

(URA) El pozo Ostión de La Arboleda, hoy uno de los principales atractivos turísticos de la zona alta de Trapagaran, se halla sobre el hueco que dejó una antigua explotación para la extracción de mineral de hierro. La salida del mineral se producía a través de una galería subterránea, que comunicaba con el valle de La Orconera-Zeitegi. Concluida la explotación del mineral, dicha galería subterránea se selló con hormigón para dar lugar a un embalse y así completar las necesidades de abastecimiento de agua de las instalaciones mineras en Gallarta-Ortuella.

El aprovechamiento se efectuaba a través de una tubería que entroncaba en el sello de hormigón de la galería. Esta tubería se unía al sistema de conducciones procedentes del embalse de Triano. Desaparecido el uso minero, en la actualidad existían concesiones de agua del Consorcio de Aguas Bilbao y de la Diputación Foral de Bizkaia.

En el año 2008, se detectó un descenso mayor de lo normal en el nivel del agua del pozo, superior a 4 m. Ante la anómala situación, la Agencia Vasca del Agua dio comienzo a las tareas de identificación de la causa del vaciado del embalse, para proceder posteriormente a su solución.

El primer paso fue un trabajo de campo, realizando diversas mediciones y comprobando in situ el nivel de vaciado del pozo. Además se estudió la documentación relativa al estado de la zona y de las diferentes inspecciones realizadas por diferentes Instituciones (Diputación Foral de Bizkaia, URA).

Los primeros estudios permitieron comprobar que la galería de fondo, encharcada en condiciones normales, presentaba, sin embargo, un caudal de agua mayor de lo habitual. Por ello, se determinó proceder a vaciar, tanto la galería del fondo del pozo Ostión así como una galería adyacente, para poder estudiar el interior de las mismas y determinar la causa última de la pérdida de agua.

Se detectó que el tapón de hormigón estaba en buen estado, y que la causa del drenaje se encontraba en una válvula defectuosa de una tubería entroncada en el muro de hormigón. Además, se detectó una fuga no controlada de la antigua tubería que comunica el pozo Ostión con la mina de Bodovalle (Ortuella).

Estudiadas las posibles soluciones se reparó la válvula, de forma que se pudiera regular el caudal ecológico en la regata Zeitegi y gestionar, en caso necesario, el nivel del agua en el pozo Ostión.

Una vez tomadas las medidas pertinentes, los datos referentes al nivel del embalse que se han ido tomando desde el año 2009 demuestran la adecuada recuperación del nivel de agua en el pozo. Las tareas acometidas en su conjunto, incluyendo investigación, actuaciones y seguimiento posterior, han tenido una duración de aproximadamente 3 años y su coste total ha ascendido a 50.000 €.

Resueltos los problemas de vaciado del pozo, la Agencia Vasca del Agua (URA) da por finalizadas sus labores en el pozo Ostión.

Comentarios