Connecting Waterpeople
Contenido premium

El agua, un recurso esencial para la minería en Chile

Proyecto de servicios en Codelco Andina.

La minería es una industria intensiva en agua. Las interacciones de esta con los recursos hídricos son muy complejas y específicas de cada emplazamiento, con posibles impactos tanto en la hidrología como en la calidad del agua que se producen en todas las etapas de la vida de una mina. Las necesidades de agua y los impactos cambian significativamente a lo largo de todas las etapas de la vida de una mina: antes del desarrollo, desarrollo, explotación, rehabilitación y post-cierre.

La minería se practica en multitud de condiciones hidrológicas, desde las regiones áridas del centro de Australia y norte de Chile hasta las condiciones subárticas de Canadá y Finlandia, pasando por los trópicos. El clima y la hidrología locales determinan las necesidades de infraestructuras en las explotaciones mineras e influyen profundamente en los riesgos relacionados con el agua a los que se enfrentan las minas y las poblaciones, los ecosistemas y la industria cercana.

La minería en Chile y su consumo de agua

Según datos del Consejo Minero, el 5% de la explotación mundial de metales se realiza en Chile. La minería representa el 12% del PIB del país, pero si sumamos la actividad económica que genera en otros sectores, el aporte de la industria al PIB está alrededor del 20%. A nivel regional, la minería aporta un 52% al PIB de la región de Antofagasta (Minería en Números 6ª Edición, Consejo Minero).

La minería en Chile se encuentra principalmente en la zona centro norte del país, considerada una de las zonas más áridas del mundo, por lo que el abastecimiento de agua ha sido siempre una preocupación central de la industria. Además, el cambio climático ha aumentado considerablemente este desafío. El abastecimiento de agua de la minería en Chile proviene un 28% de fuentes superficiales, un 33% de fuentes subterráneas, un 30% del mar y un 9% de terceros.

En cuanto a tecnologías, la desalación está ganando terreno, suponiendo un 30% del consumo de agua de la industria, alcanzando el 50% para el 2030. Actualmente, existen once plantas desaladoras operando para minería y siete más en proyección. Antofagasta será la región que concentrará el mayor número de plantas desaladoras, convirtiéndose en una región económicamente rentable y sostenible.

El clima y la hidrología locales determinan las necesidades de las explotaciones mineras e influyen en los riesgos relacionados con el agua

Dada la escasez de agua en muchas áreas de Chile y América Latina, la reutilización del agua se ha vuelto un enfoque clave para abordar esta problemática. El 76% del agua usada en procesos mineros en Chile es agua recirculada. La reutilización del agua en la minería implica tratar y reciclar el agua utilizada en los procesos, de manera que pueda ser nuevamente utilizada en las distintas etapas operativas. Esto no solo reduce la demanda de agua fresca, sino que también contribuye a mitigar el impacto ambiental al reducir la extracción de agua de fuentes naturales y la descarga de agua contaminada.

Gracias al desarrollo de nuevas tecnologías, la minería está logrando operar cada vez con menos agua, disminuyendo la extracción de aguas continentales. 

Etapas de la minería donde se requiere gran cantidad de agua

Como ya sabemos, la minería es una gran consumidora de agua. Esta es necesaria en diversas etapas de su operación, como la extracción, procesamiento y transporte de minerales, donde además se requiere de servicios especializados de agua:

  • Extracción y procesamiento: La minería implica la separación de minerales y metales valiosos de la roca circundante. Esto a menudo se realiza mediante procesos de trituración, molienda y lixiviación, que requieren agua para llevar a cabo las reacciones químicas necesarias. Además, el agua también se utiliza para enfriar y lubricar las maquinarias utilizadas en estas etapas.
  • Transporte de minerales: El transporte de minerales desde el sitio minero hasta las plantas de procesamiento o los puertos también puede requerir agua para asegurar que el material se mueva de manera eficiente y sin problemas.
  • Control de polvo y emisiones: La actividad minera puede generar polvo y partículas en suspensión que pueden ser perjudiciales para la salud humana y el medioambiente. El uso de agua para suprimir el polvo es común en las operaciones mineras para mitigar estos impactos negativos.
  • Control de drenaje ácido: Algunos depósitos minerales pueden contener sulfuros que, cuando se exponen al aire y al agua, pueden generar drenaje ácido, que es altamente contaminante para los cuerpos de agua circundantes. El uso de agua en la gestión de estos residuos es fundamental para controlar y neutralizar los efectos del drenaje ácido.
  • Refrigeración y generación de energía: Las operaciones mineras a menudo requieren refrigeración para equipos y maquinarias, así como para la generación de energía en centrales térmicas. El agua es un elemento esencial en estos procesos.
  • Dada la escasez de agua en Chile y América Latina, la reutilización del agua se ha vuelto un enfoque clave para abordar esta problemática

Tecnologías avanzadas

Debido a la multitud de etapas de los procesos mineros donde se necesita agua, existen diferentes tecnologías para el tratamiento de agua, ya sea para agua de proceso o residual.

Entre ellas encontramos sistemas de tratamiento de aguas residuales a través de lodos activados, que es un tipo de tratamiento biológico que se emplea para eliminar materia orgánica y otros contaminantes del agua residual.

Gracias al desarrollo de nuevas tecnologías, la minería está logrando operar cada vez con menos agua, disminuyendo la extracción de agua

Para plantas de agua potable, uno de los componentes clave es el sistema de filtros que se utiliza para eliminar partículas suspendidas y otras impurezas presentes en el agua cruda, convirtiéndola en agua potable de alta calidad.

La ósmosis inversa es un proceso de purificación de agua que utiliza membranas semipermeables para eliminar una amplia gama de contaminantes, incluyendo sales, minerales, materia orgánica y partículas suspendidas. Esta tecnología es especialmente útil en la industria minera para tratar aguas salinas, aguas residuales industriales y otras fuentes de agua contaminadas.

La desalación de agua de mar es un proceso crucial en la industria minera, especialmente en regiones donde el acceso a agua dulce es limitado y se depende en gran medida del agua de mar para las operaciones. Este proceso convierte el agua salina en agua potable y utilizable, así como en agua para procesos industriales.

La ósmosis inversa es especialmente útil en la industria minera para tratar aguas salinas, residuales industriales y otras fuentes

Para finalizar, los reactores biológicos de membranas (MBR), que son sistemas avanzados de tratamiento de aguas residuales que combinan procesos biológicos con la separación de sólidos utilizando membranas semipermeables. Esta tecnología es utilizada en la industria minera para tratar las aguas residuales generadas durante los procesos mineros, reducir la carga contaminante y producir un efluente de alta calidad.

Un personal cualificado para la gestión del agua en mina

En los proyectos mineros, generalmente existe un reglamento que cumplir en términos de seguridad. Lo que normalmente pide el decreto minero es que la gente tenga las calificaciones correspondientes a la actividad a ejecutar. En este tipo de servicios para las distintas disciplinas que contratamos como mantenedores mecánicos o eléctricos se necesita gente con títulos o técnicos profesionales, además de alguna calificación adicional entregada por la Superintendencia de Electricidad y Combustibles. También estos servicios involucran el movimiento de materiales, para esto se requieren técnicos con licencia de conducir profesional para utilización de maquinarias.

  • La desalación de agua de mar es un proceso crucial en la industria minera, especialmente en regiones donde el acceso a agua dulce es limitado

Por otro lado, se necesitan asesores en prevención de riesgos, dependiendo del tipo de servicios y del riesgo que conlleve la operación de estos servicios hacia las personas o medioambiente. Estos deben ser profesionales acreditados por el Servicio Nacional de Salud o por el Servicio Nacional de Geología y Minería.

Almar Water Services Latam

Almar Water Solutions es un especialista en el desarrollo, financiación, operación y gestión de activos hídricos a nivel mundial. En Chile, a través de su subsidiaria Almar Water Services Latam, gestionamos los servicios de agua para clientes mineros, ofreciendo una serie de ventajas significativas:

  • Experiencia especializada: Almar Water Services Latam tiene una amplia experiencia en el manejo de recursos hídricos en entornos desafiantes. Comprende las complejidades y necesidades específicas de la industria minera, lo que nos permite diseñar soluciones personalizadas y eficientes.
  • Conocimiento normativo: La industria minera está sujeta a una serie de regulaciones y estándares ambientales que deben cumplirse. Como empresa especializada en gestión del agua, estamos al tanto de estas regulaciones y trabajamos para asegurar de que los servicios de agua cumplan con todos los requisitos legales y ambientales.
  • Optimización del uso del agua: Almar Water Services Latam tiene la experiencia necesaria para evaluar y optimizar el uso del agua en las operaciones mineras. Esto incluye identificar oportunidades para la reutilización y reciclaje del agua, lo que puede reducir la demanda de agua fresca y minimizar los impactos ambientales.
  • Tecnología avanzada: Contamos con tecnologías avanzadas de tratamiento y monitoreo del agua. Esto permite una gestión más eficiente y precisa de los recursos hídricos, asegurando que el agua se trate adecuadamente y se mantenga en condiciones óptimas.
  • Almar Water Services Latam ofrece experiencia, conocimiento normativo, tecnología avanzada y un enfoque en la sostenibilidad
  • Reducción de riesgos: La gestión inadecuada del agua puede llevar a riesgos como la contaminación del agua, sanciones regulatorias y daños a la reputación. AWSL trabaja para minimizar estos riesgos al implementar prácticas sólidas de manejo y tratamiento del agua.
  • Innovación: Ofrecemos soluciones nuevas y creativas para abordar los desafíos específicos de la industria minera, lo que puede resultar en una mayor eficiencia y sostenibilidad.
  • Enfoque en la sostenibilidad: La gestión sostenible del agua es esencial para el futuro de la industria minera y el medioambiente en general. Almar Water Services Latam comprende la importancia de equilibrar las necesidades operativas con la conservación de los recursos hídricos y trabajarán en pro de un enfoque más sostenible.

Elegir a Almar Water Services Latam para gestionar los servicios de agua de clientes mineros ofrece experiencia, conocimiento normativo, tecnología avanzada y un enfoque en la sostenibilidad. Esto puede traducirse en una gestión más eficiente, reducción de riesgos y un impacto ambiental positivo, lo que beneficia tanto a las operaciones mineras como al entorno en el que operan.