Connecting Waterpeople
Almar Water Solutions

Cuando la desalación es la solución más eficaz

1
421
  • Cuando desalación es solución más eficaz
    Fotografía de la ciudad de Riad, en Arabia Saudí.
  • Cuando desalación es solución más eficaz
    Fotografía de la ciudad de Mombasa, en Kenia.
  • Bien es sabido que la desalación es una tecnología viable y segura para proporcionar agua potable de calidad en aquellas zonas costeras, y no tan costeras, que no cuentan con fuentes de agua convencionales como aguas subterráneas, pantanos o lagos.

Sobre la Entidad

Almar Water Solutions
Almar Water Solutions es una compañía especializada en el desarrollo, promoción, financiación, diseño y operación de infraestructuras de agua para el mercado municipal e industrial.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
· 421
1

Es el caso de Arabia Saudí y Kenia, donde recientemente Almar Water Solutions se ha adjudicado el desarrollo de dos plantas desaladoras de 450.000 y 100.000 metros cúbicos por día, respectivamente. La compañía se siente especialmente orgullosa de estas dos adjudicaciones, tanto por su consolidación como nuevo player del mercado como por la contribución para mejorar la calidad de vida de las personas que viven en ambas geografías.

El Foro Mundial del Agua afirma que el 40% de la población árabe ya vive en condiciones de escasez absoluta de agua. A pesar de albergar únicamente al 6% de la población mundial, sobrevive con solo el 1% de los recursos de agua dulce del mundo, y la problemática del suministro de agua se ve agravada por el alto nivel de su uso personal, que alcanza un consumo diario de 266 litros de agua per cápita (2017), casi el doble de la media de los ciudadanos de la Unión Europea.

Fotografía de un rack de ósmosis inversa de una planta desaladora.

Arabia Saudí comenzó en 2016 el desarrollo mundial más significativo en infraestructuras de agua potable y aguas residuales, bajo el plan Saudi Arabia’s National Transformation Program and Vision 2030. En un intento por combatir los efectos del desplome de los precios del petróleo, que ha hecho que Arabia Saudí pase de ser una economía superavitaria a otra deficitaria, el Reino reveló un plan para estimular el uso de la financiación privada en casi todos los niveles de la economía nacional, incluyendo la producción de agua potable y la reutilización de las aguas residuales. Se estima que son necesarios 53.000 millones de dólares para el desarrollo de infraestructuras de agua potable y residuales para los próximos cinco años. En el primer semestre de 2017 ya se llevaron a cabo las primeras medidas en términos de adjudicación de contratos y licitaciones en el marco del nuevo plan de agua centrado en la privatización.

Con más del 50% de la capacidad mundial, la desalación en Oriente Medio ofrece una solución eficaz para resolver los problemas del agua en la región. Almar Water Solutions, a través de Abdul Latif Jameel, ha sido adjudicada recientemente para desarrollar la planta desaladora Shuqaiq 3 en la ciudad de Al Shuqaiq, situada en la costa del Mar Rojo. Con una inversión de 600 millones de dólares, el proyecto se convertirá en una de las mayores plantas desaladoras por ósmosis inversa del mundo, con una capacidad de 450.000 metros cúbicos por día, equivalente a 180 piscinas olímpicas. La construcción comenzará en este mismo año 2019 y se espera que finalice en 2021, bajo un esquema BOO durante 25 años y creando 700 empleos directos e indirectos.

Con más del 50% de la capacidad mundial, la desalación en Oriente Medio ofrece una solución para los problemas del agua en la región

La planta desaladora de Shuqaiq 3 producirá agua potable para el uso personal de 1,8 millones de personas y para consumo industrial, agrícola y comercial, liderando así, el camino hacia el desarrollo y la mejora de las infraestructuras hídricas de Arabia Saudí.

Otra de las geografías con graves problemas de abastecimiento es África Subsahariana, debido principalmente al rápido crecimiento de sus zonas urbanas. La corrupción de los gobiernos, la mala gestión de los recursos, las inestables inversiones a largo plazo y la falta de investigación ambiental y de infraestructura urbana no hacen más que exacerbar el problema. En algunos casos, la interrupción o contaminación del suministro de agua en las infraestructuras urbanas y en las zonas rurales ha incitado a la violencia doméstica y transfronteriza. Los expertos afirman que es necesario incorporar las mejoras del agua en el desarrollo económico para poner fin a los graves problemas causados por el estrés hídrico, mejorar la salud pública y promover la estabilidad económica de la región.

Fotografía de niños recolectando agua en una fuente de agua no segura.

Dentro de África Subsahariana, pocos países se enfrentan a problemas de agua y saneamiento tan intensos como Kenia. Actualmente, más de 19 millones de personas carecen de acceso al agua potable y gran parte de la población pasa hasta un tercio de su día transportando agua bajo condiciones climáticas extremas. El 41% de los kenianos todavía dependen de fuentes de agua no mejoradas como estanques, pozos poco profundos y ríos.

La mayor ciudad costera de Kenia, Mombasa, tiene una población urbana de poco más de un millón de habitantes, donde el 66% de los cuales no tiene acceso a agua segura y asequible. A pesar de situarse a orillas de Océano Índico, hoy en día Mombasa depende totalmente de un suministro de agua poco fiable de los condados vecinos y su consiguiente crisis del agua ha provocado interrupciones en el suministro durante varios años.

La desaladora de Shuqaiq 3 producirá agua potable para 1,8 millones de personas y para consumo industrial, agrícola y comercial

Para aliviar el estrés hídrico en la región, la desalación ofrece una solución segura a largo plazo. Almar Water Solutions desarrollará en Mombasa la primera planta desaladora a gran escala de Kenia, con una capacidad diaria de 100.000 metros cúbicos de agua potable, que será gestionada y operada durante 25 años bajo un modelo BOT. El proyecto suministrará agua potable a más de un millón de personas y resolverá la actual crisis del agua de Mombasa, generando centenares de empleos y contribuyendo al desarrollo económico del condado.

Este primer proyecto de desalación a gran escala supone un paso pionero que puede ser replicado en toda África Oriental para ayudar a resolver la escasez de agua que sufre esta geografía.

Fotografía de un rack de ósmosis inversa de una planta desaladora.

Almar Water Solutions apuesta por la desalación como herramienta de desarrollo e impulso económico en aquellas áreas donde opera y, además, es un campo en el que cuenta con una experiencia probada de más de dos décadas en los sectores municipal e industrial. Tanto Shuqaiq como Mombasa podrán contar con una nueva fuente de agua no convencional para hacer frente a sus desafíos hídricos, mejorando así la calidad de vida de sus ciudadanos.

La redacción recomienda

08/05/2019 · Eventos · 122 1

Nuevos modelos para la financiación y gestión de infraestructuras de agua en las ciudades

30/10/2018 · Entrevistas · 186 4

María Yebra: "Las empresas privadas facilitan financiación en proyectos de agua en América Latina"