Rosa Aguilar inaugura la conducción desde la desaladora de Carboneras al Valle del Almanzora que beneficia a más de 150.000 personas

166
0
166

La Ministra de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguilar, ha inaugurado hoy en la pedanía almeriense de Sopalmo la conducción desde la desaladora de Carboneras al Valle del Almanzora (Almería). Al acto han asistido la presidenta de Acuamed, Marta Moren, y el subdelegado del Gobierno en Almería, Andrés Heras, entre otras personalidades.

Esta infraestructura, desarrollada por el MARM a través de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed), ha supuesto una inversión de 87 millones de euros y tiene como finalidad llevar el agua desalada producida por las plantas desaladoras de Carboneras y Alto Almanzora a los municipios del Levante almeriense.

De este modo se beneficia a una población superior a las 150.000 personas, que alcanzan las 250.000 en época estival, pertenecientes a los municipios de Bédar, Carboneras, Los Gallardos, Garrucha, Mojácar, Turre, Vera Albox, Cuevas del Almanzora y Huércal-Overa.

Estas conducciones conectan ambas desaladora, con lo que se proporciona a los ciudadanos de la zona fuentes alternativas y complementarias de suministro, dando respuesta de forma flexible a las demandas generadas en cada momento.

La ejecución de estas conducciones se ha dividido en dos tramos: la Fase I, que tiene una longitud total de 47 kilómetros y una capacidad de trasporte de hasta 15 hm3 de agua al año. Transporta el agua hasta el sistema de suministro existente, conectando con la planta potabilizadora que sirve a los mencionados municipios. De esta forma, estas poblaciones del Bajo Almanzora van a formar parte, a partir de ahora, de un único sistema de suministro, con lo que siempre tienen garantizada el agua al disponer de dos fuentes de recursos complementarias. Esta obra dispone de un nuevo depósito de regulación de 35.000 m3 ubicado en la pedanía de Sopalmo.

La Fase II se inicia en la desaladora del Bajo Almanzora y, tras 18 kilómetros de conducción en diámetro 900 mm, concluye en el nuevo depósito de regulación de 28.000 m3 que se encuentra en las proximidades de la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de Cuevas de Almanzora, perteneciente a Galasa. Asimismo, dispone de un ramal que conecta una balsa de riego existente.

Tanto la Fase I como la II forman son una de las piezas clave de la futura “Red de Infraestructuras del Levante”, que permitirá garantizar para siempre el suministro de agua a los ciudadanos de estas comarcas, acabando de esta forma con el déficit hídrico histórico que han padecido. Con ello, no sólo se contribuirá al bienestar de los habitantes de estas zonas, sino que se contribuirá de manera determinante al mantenimiento de sistema económico de la población.

El sistema se completa con otras actuaciones, como las conexiones desde la conducción Carboneras-Almanzora a los depósitos del levante almeriense, actualmente en ejecución; la conducción entre la Balsa del Jabonero y los Llanos de Almería, en proceso de licitación, y la conducción entre la Venta del Pobre y el Campo de Tabernas, cuyos proyectos y trámites ya han sido completados. Estas infraestructuras supondrán una inversión adicional de 70 millones de euros.

Desaladora del Bajo Almanzora

Con una inversión de 75.9 millones de euros, de los que 23 han sido cofinanciados por la Unión Europea, la planta del Bajo Almanzora, en la actualidad en fase de pruebas, producirá a partir de este otoño 20 hm3 que se sumarán a los 42 hm3 procedentes de la planta de Carboneras.

La planta tiene como finalidad satisfacer la creciente demanda de recursos hídricos de la agricultura y de las localidades costeras de esta zona del levante almeriense. Para ello, 15 hm3 se destinan a riego de las comunidades de regantes que componen la Junta Central de Usuarios del Valle del Almanzora.

En total, con estos nuevos recursos hídricos se consolidarán hasta 24.000 hectáreas de cultivos de gran valor para la economía de la zona. En cuanto a los cinco hm3 restantes producidos por la planta, se destinan al consumo urbano de las localidades abastecidas por la sociedad pública Galasa. 

Comentarios