La Junta de Andalucía participa en el proyecto europeo WAT para establecer líneas estratégicas globales en la gestión del agua

64
0
64

(Junta de Andalucía) La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, junto a la Fundación Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua, han presentado las conclusiones del proyecto de cooperación europeo Water and Territories (WAT), en el que participa la Junta de Andalucía junto con otros siete socios de España, Francia y Portugal.

Los resultados de estos trabajos han quedado recogidos en un Libro Blanco que recoge un plan de acción comunitaria para mejorar diferentes aspectos de la gestión integral del agua. Igualmente, se ha presentado un Libro Verde con los resultados de todos los estudios llevados a cabo en los países participantes, en el caso de Andalucía el análisis se centra en la demarcación hidrográfica del Guadalete-Barbate.

La reunión de clausura del proyecto, celebrada en Burdeos del 28 al 30 de noviembre y a la que asistieron 35 socios de los países participantes, sirvió para presentar el Libro Verde, un documento que detalla y recoge los resultados del proyecto a partir del intercambio de experiencias y conocimientos en los siete casos de estudio desde los cuatro ámbitos de análisis (técnico-ambiental, institucional, socioeconómico y de sostenibilidad). Los diferentes casos prácticos analizados en este proyecto se inscriben en dos grandes ejes temáticos: por un lado, la movilización de los recursos hídricos alternativos (aguas subterráneas, reutilización, recuperación del agua de lluvia) y, por otro, el ahorro del agua (gestión de recursos hídricos en el medio rural, caracterización de la demanda y medidas ahorradoras).

La Consejería de Medio Ambiente ha participado en los estudios relativos a la cuenca hidrográfica Guadalete-Barbate. En este sentido, ha centrado su análisis en el impacto potencial que tendrá sobre la actividad agrícola la implantación del régimen de caudales ecológicos, de obligado cumplimiento tras la transposición de la Directiva Marco del Agua (DMA 60/2000/EC) a la legislación española y su posterior inclusión en los planes de cuenca. El estudio –no vinculante a lo ya establecido en los planes de cuenca– se ha centrado específicamente en las zonas regables aguas abajo del embalse de Guadalcacín.

Asimismo, la Consejería de Medio Ambiente ha editado la publicación ‘Al hilo del Guadalete. El Guadalete en el Espacio Sudoeste Europeo: Proyecto de investigación Agua y Territorios (WAT)’, en la que se detallan los trabajos realizados en la zona, incluyendo una selección de fotografías del territorio, desde el nacimiento a la desembocadura.

Por otro lado, el Libro Blanco recoge una serie de propuestas de acción comunitaria encaminadas a dar solución a las deficiencias detectadas en el análisis previo. Las principales conclusiones ponen de relieve la necesidad de difundir la idea de que la gestión de los recursos hídricos no es una cuestión medioambiental, sino que debe ser integrada, ya que se trata de un recurso vital para el desarrollo y conservación de los territorios. Para ello es necesario realizar cuantiosas inversiones, aunque el documento pone de manifiesto también la dificultad a la hora de distribuir dicha inversión de forma equitativa.

Asimismo, se hace palpable la idea de que es fundamental conocer los recursos disponibles (superficiales y subterráneos), su funcionamiento y usos con el fin de controlar con mayor precisión el equilibrio entre demanda y disponibilidad. Los participantes en el proyecto concluyen igualmente en la necesidad de adaptar a las características de cada territorio las numerosas modalidades de ahorro y gestión para que esta sean más efectivas. 

En el proyecto WAT, enmarcado dentro del Interreg IV perteneciente al Programa de Cooperación Territorial Espacio Sudoeste Europeo 2007-2013 (SUDOE) y financiado con Fondos FEDER, han participado ocho organismos, entre administraciones públicas, grupos de investigación y entidades del agua, de tres países: España, Francia y Portugal. El objetivo principal era establecer líneas estratégicas globales para la gestión del agua que integren aspectos tecnológicos, factores socio-económicos, un análisis institucional y de la ordenación del territorio, así como la participación ciudadana en el proceso de aprobación de medidas.

WAT recoge la participación de ocho socios y, cada uno de ellos, cuenta con otras entidades asociadas para el desarrollo del proyecto. El cluster andaluz ha estado formado por la Consejería de Medio Ambiente, como socio principal, y la Fundación Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua (CENTA), la Universidad de Córdoba y la Mancomunidad de la Sierra de Cádiz como entidades colaboradoras. 

Comentarios