Connecting Waterpeople

El Ayuntamiento de Málaga finaliza la tramitación de la nueva Ordenanza del Ciclo Integral del Agua

100
0
(0)
100

(Málaga) La Comisión de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga ha dado el visto bueno hoy a la nueva Ordenanza del Ciclo Integral del Agua, que entrará en vigor tras su aprobación definitiva por el Pleno que se celebrará a finales de este mes y su posterior publicación en el Boletín Oficial de la Provincia. El nuevo texto ha sido acogido por los ciudadanos y asociaciones con consenso, ya que durante su tramitación tan sólo ha recibido tres alegaciones, dos de ellas de similares características.

La nueva regulación sustituirá y derogará a la que hasta ahora está en vigor, la Ordenanza Frente a la Contaminación de las Aguas , que se remonta al 6 de octubre de 1989, proporcionando un enfoque más genérico y global de la regulación de esta materia en Málaga. El texto supone también la adaptación de la ciudad a la última legislación autonómica y europea aprobada en esta materia como, por ejemplo, la Ley 9/2010 de 30 de Julio de Aguas para Andalucía o la Ley 5/2010 de 11 de junio, de Autonomía Local de Andalucía.

En lo que se refiere al consumo, la nueva norma busca promover el uso racional del agua, diferenciando entre la que va destinada al consumo humano y aquella otra que se dedica a utilidades como el baldeo, la limpieza o el riego, que no requieren el mismo tratamiento. Además, la normativa regula las condiciones del vertido de agua residual a la red de alcantarillado, incluyendo las prescripciones que deberán cumplir los usuarios a la hora de hacer uso de la misma.

La Ordenanza también actualiza el régimen sancionador asumiendo lo establecido por la normativa autonómica en estos conceptos. En el caso de las infracciones muy graves, la norma establece multas que oscilan desde los 300.506,62 hasta los 601.012,10 euros. Para las graves, fija un abanico de 6.010,13 a 300.506,61 euros y para las leves, una multa de las 6.010,12 euros.

En lo que se refiere al agua dedicada al consumo la Ordenanza estipula las condiciones que deben reunir las redes e instalaciones, así como las medidas generales de protección frente a la contaminación. Además, se establece un plan de actuación en el caso de sequía, por el que se fijan medidas como la prohibición del riego de zonas verdes, el lavado de vehículos, el llenado de piscinas, la parada de las fuentes ornamentales y estanques, la disminución de la presión en la red de abastecimiento, la limitación de caudal y/o volumen suministrado, los cortes temporales del suministro, la disminución en la calidad de agua de consumo, el incremento temporal de los precios del agua o el límite al consuma y la imposición de multas por superarlo.

La normativa contempla aspectos relacionados con el uso eficiente del agua y define lo que denomina “uso incorrecto o negligente”, de la misma, ya sea de consumo humano o recurso hídrico alternativo, su consumo excesivo o inadecuado y las acciones u omisiones que supongan su pérdida o desperdicio: falta de mantenimiento de redes interiores, válvulas, aljibes, piscinas, etc., negligencia en la reparación de fugas de las instalaciones interiores, riego excesivo o inadecuado, falta de control de hidrantes o su uso incorrecto, el uso de agua de consumo humano cuando sea viable el recurso a otro recurso hídrico alternativo, el vaciado inapropiado del agua de los aljibes al saneamiento para su limpieza y mantenimiento o el vaciado inapropiado del agua de las piscinas al saneamiento para su limpieza y mantenimiento.

Comentarios