El PSOE de Andalucía reclama una "solución nacional" para garantizar el agua en "condiciones asequibles"

22
0
22
  • El portavoz parlamentario del PSOE-A  subraya la necesidad de una "norma básica que garantice unos servicios mínimos de agua y luz en unas condiciones asequibles"

El portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, ha apostado este jueves por una "solución nacional" para garantizar un mínimo vital de agua y luz "en condiciones asequibles" para aquellas personas que no puede hacer frente al pago de estos suministros, haciendo hincapié en que es el Gobierno de la Nación quien tiene que ir hacia una "regulación del mercado energético".

A preguntas de los periodistas en rueda de prensa, Jiménez ha indicado que, en el caso de que no se produzca una solución por parte del Ejecutivo central, la Junta de Andalucía "intentará en lo que pueda, y si puede, ayudar a algunas familias". "Pero la solución, más allá del estudio que está realizando la Vicepresidencia, debe ser global y desde el Gobierno de España", ha añadido.

Tras insistir en que no se trata de aprobar una norma que evite de "forma parcial" los efectos de esta situación, sino de ir "al origen del problema", el portavoz socialista ha considerado que el planteamiento de la Vicepresidencia de la Junta está orientado desde una "buena voluntad", pero que la solución debe ser "nacional", como ocurre en otros países europeos.

En esta línea, ha dicho que el posicionamiento de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, --quien también defiende una regulación nacional en este asunto--, tiene "toda la lógica y el sentido". "Necesitamos una norma básica que garantice unos servicios mínimos de agua y luz en unas condiciones asequibles", ha reiterado.

El portavoz parlamentario, que ha recordado que la regulación con los grandes suministros energéticos le corresponde al Gobierno central, ha criticado la situación "indecente" que se ha producido en los últimos días en relación a la subida de luz con una "subasta amañada".

En su opinión, existe un "conchaveo y una complicidad vergonzosa" entre el Gobierno central y las grandes empresas eléctricas, "que hace mucho tiempo ya fijaron que la subida de la luz iba a ser del cinco por ciento". "Ahora pretenden que la ciudadanía crea que se le ha hecho un favor y no se les va a subir un más de un once por ciento", ha concluido.

Comentarios