La Confederación del Guadalquivir analiza las propuestas para adjudicar las obras de acondicionamiento del arroyo Ranillas

77
0
77

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP), ha anunciado este jueves que ha terminado una nueva fase para la restauración y acondicionamiento ambiental de las zonas colindantes con el arroyo Ranillas, por lo que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se encuentra ya analizando las propuestas presentadas para proceder a adjudicarlas las obras.

A preguntas de los periodistas, tras mantener un encuentro con vecinos de Alcosa, Zoido ha subrayado que actualmente se están analizando las propuestas para adjudicar el proyecto a "la mejor" y ha afirmado que las obras comenzará en abril previsiblemente, unas actuaciones en las que se primará la contratación de desempleados de la zona.

Así, cabe recordar que a finales de noviembre la CHG licitó el proyecto para la restauración y acondicionamiento ambiental de zonas colindantes con el arroyo Ranillas, por un importe de 7,6 millones de euros, unas obras cofinanciadas con el Ayuntamiento. El proyecto contempla el acondicionamiento ambiental de las riberas del arroyo Ranillas en un tramo de 2.320 metros entre la calle Taiwán y la pasarela que cruza el encauzamiento, a la altura del parque Infanta Elena, así como el de las zonas situadas al Norte y al Oeste del mencionado parque.

Esta actuación contempla implantar una alameda peatonal en ambas márgenes del encauzamiento

En lo que se refiere al acondicionamiento ambiental de las riberas del arroyo Ranillas, se prevé la construcción de un carril bici de 2,5 kilómetros, que se completará con otros 890 metros más desde la calle India por el acerado de la avenida de la República China para conectar el carril bici proyectado con el parque Tamarguillo.

Esta actuación también contempla implantar una alameda peatonal en ambas márgenes del encauzamiento, en la que se potenciará la vegetación existente. Para ello, se llevará a cabo una limpieza manual de la zona, se analizarán las especies arbóreas existentes para mantener las que se encuentren en buen estado y para plantar especies del mismo tipo con el fin de aumentar la densidad arbórea.

Además, se va a reforzar la estructura que actualmente cubre el canal y que está siendo utilizada por los ciudadanos como zona de tránsito. Con el fin de facilitar la permeabilidad entre las zonas residenciales ubicadas a cada lado del encauzamiento, la CHG va a demoler y reforzar la estructura existente mediante la colocación de placas alveolares para crear plazas recreativas y de ocio y tres pasos peatonales.

Por último, se van a acondicionar las tres pasarelas existentes -dos de ellas sobre el encauzamiento y una tercera sobre la vía del ferrocarril-, al tiempo que se construirá un camino por el talud de la pasarela sobre el ferrocarril con pendientes suaves para el acceso de personas con movilidad reducida, además de escaleras a ambos lados de la pasarela.

En cuanto a la zona situada al Oeste del Parque Infanta Elena, una zona de casi once hectáreas de extensión, se va a acondicionar de acuerdo a los criterios y usos establecidos en el PGOU de Sevilla, por lo que se prevén zonas para equipamientos deportivos, huertos familiares y otras para potenciar la vegetación existente. Esta línea medioambiental es la que se mantendrá también para la zona situada al Norte del Parque Infanta Elena.

Además, se instalará en toda la zona de actuación un sistema de riego por goteo para el arbolado, que tendrá una longitud total de casi 18 kilómetros. Con este sistema se pretende solventar el riego de las distintas especies que se plantarán, entre las que destacan el pino piñonero, el chopo boleana o el plátano de sombra. También, se plantarán especies arbóreas de menor porte muy vinculadas a la ciudad de Sevilla y con floraciones ornamentales y vistosas para conseguir que el parque siempre disponga de notas de color desde febrero hasta octubre, predominando la jacaranda de color violeta.

Por otro lado, se va a adecuar el arroyo Ranillas en la zona de los barrios de La Doctora y Palmete. Para ello, se llevará a cabo una limpieza manual del tramo y se ejecutará un paso peatonal que permita permeabilizar la movilidad entre ambas barriadas.

Comentarios