“El trabajo de los especialistas del agua es causa directa del progreso de la sociedad”

717
2
  • “ trabajo especialistas agua es causa directa progreso sociedad”
    Carmen Rodríguez, directora de recursos humanos de Aqualia (Fotos: Pablo González-Cebrián)
  • Debido a su vocación por el servicio público, uno de los mayores activos de las grandes empresas encargadas de la gestión del ciclo integral del agua es, sin duda, su capital humano. Carmen Rodríguez es la responsable de que la tripulación del velero de Aqualia mantenga el rumbo hacia el crecimiento.

Un contenido de:

Sobre la Entidad

Aqualia
Aqualia es la empresa de gestión del agua del FCC Servicios Ciudadanos. Es la primera de su sector en España, la tercera empresa privada de Europa y la sexta en el mundo. Trabaja para 23,5 millones de usuarios en 1.110 municipios de 22 países.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine

Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Recursos Humanos y Organización por ESIC, se incorporó a Aqualia en 2001 como jefa de Departamento de Relaciones Laborales de la Zona Centro. Desde 2013 lidera el área de recursos humanos de una firma presente en veintidós países y cuatro continentes.

¿Cómo es Aqualia desde la óptica de su equipo humano?

“El equipo de Aqualia tiene muy interiorizada su vocación de servicio público” 

Aqualia es una empresa de personas comprometidas con su trabajo. Somos una entidad privada que presta servicios públicos y ese sentimiento, casi vocacional, lo tenemos muy interiorizado todos los empleados en nuestro día a día. Somos conscientes de la gran responsabilidad que implica ser los garantes de que millones de personas disfruten de abastecimiento y saneamiento de agua todos los días.

Otra característica del equipo es su diversidad: geográfica, por razones evidentes, ya que, en el mercado local operamos en 51 de las 52 provincias españolas, y además estamos presentes en otros veinte países de cuatro continentes. También somos diversos en cuanto a los perfiles profesionales: ingenieros, economistas, químicos, científicos, personal de calle, especialistas en atención al cliente… son sólo algunos de los perfiles.

¿Y cómo le gustaría que fuera?

En general estoy muy satisfecha con los compañeros que tengo. Respecto a nuestra responsabilidad dentro del área de Recursos Humanos me gustaría pensar que con mi colaboración el equipo puede mejorar en algunos aspectos.

No obstante, tenemos varias áreas clave en las que centramos nuestros esfuerzos: la conciliación, entendida como un aspecto educacional, más allá del ámbito empresarial, y que debe tender hacia un equilibrio. Este asunto es parte importante de nuestro plan de igualdad.

La internacionalización, emprendida por Aqualia desde 2006, nos plantea retos respecto a las personas: adecuación de perfiles, movilidad, aspectos familiares, repatriaciones… son aspectos que la salida al exterior plantea y que requieren una solución lo más redonda posible, dentro del margen que nos permitan las rigideces presupuestarias. En este sentido queremos que nuestros mandos intermedios vean este proceso de internacionalización como una oportunidad de desarrollo profesional.

Por centrarnos en la internacionalización, ¿cuál es el mayor desafío en este sentido?

En Aqualia partimos de una buena base: nuestros técnicos poseen el conocimiento, la innovación tecnológica y la experiencia del negocio ligados a las distintas fases del ciclo del agua. Dicho esto, tenemos por delante un importante desafío como es adaptar a las personas a su desempeño laboral en otros países, con culturas diferentes e idiomas distintos y cómo trasladar el conocimiento a los nuevos equipos locales creados para la gestión de los proyectos que se están confiando a Aqualia.

Antes ha aludido al Plan de Igualdad de Aqualia. ¿En qué consiste y cuál es su valor?

“Queremos que nuestros mandos intermedios vean una oportunidad en el actual proceso de internacionalización”

El Plan de Igualdad es una herramienta muy útil, que venimos renovando anualmente desde 2009, cuando se firmó el Primer Plan de la Compañía, con los dos principales sindicatos a nivel nacional -UGT y CC.OO.-. El Plan nos permite manifestar públicamente nuestra adhesión a la lucha contra la desigualdad por razón de género y en favor de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres.

El documento, firmado en diciembre del pasado año, tiene una vigencia hasta 2018 y es de obligada aplicación en todos los centros de trabajo de Aqualia. El Plan contempla una batería de medidas concretas en aspectos muy diversos: acceso al empleo, promoción, formación, retribución, conciliación, prevención del acoso, y otras medidas informativas que tienen como objeto concienciar a nuestro equipo e incluir el tema de la igualdad de oportunidades en las políticas de la Compañía.

Pese a ello, mi opinión personal como mujer es que cada una de nosotras tenemos que desempeñar una actitud proactiva en defensa de nuestros intereses, sin delegar en la organización la responsabilidad sobre nuestro crecimiento profesional. Este impulso debe manifestarse en el día a día, en reuniones, proyectos, actitudes, etc.

En paralelo a esta actitud, que reclamo por parte de las mujeres en la vida empresarial, desde el departamento de recursos humanos de Aqualia hemos puesto en marcha varios proyectos. De entre todos ellos me gustaría destacar dos: el programa de Mentoring y el de Mujeres de Alto Potencial, con enfoques complementarios.

El Mentoring o asesoramiento directo nos parece una herramienta muy útil, porque viene a cubrir un hueco que los típicos programas de gestión de talento y de rendimiento no han cerrado. Buscamos fomentar el cambio cultural en la empresa para que ésta apueste por la igualdad de género, orientando y facilitando la carrera profesional de aquellas mujeres identificadas con potencial en la compañía. Respecto a los mentores, el programa supone un reconocimiento del talento de estos empleados, que ponen al servicio de las mentees su experiencia y sus conocimientos. El pasado año pusimos en marcha la primera edición de este programa, y durante las pasadas semanas ya hemos comenzado con una nueva promoción.

Respecto al MAP, se trata de formación más formal, un Programa de Desarrollo para la Dirección de Mujeres con Alto Potencial, que desarrollamos de la mano de la Escuela de Organización Industrial y en el marco de la Política de Ayudas a la Formación de Postgrado de los Empleados, y de la Política de Igualdad y Diversidad de la empresa.

El objetivo principal del Programa es ofrecer una formación estructurada e integral a mujeres españolas High Potential para que asuman responsabilidades gerenciales. La formación tiene una perspectiva multidisciplinar y fortalece especialmente los conceptos de compromiso, esfuerzo y responsabilidad. Con la participación en este programa estas mujeres podrán asumir en un futuro cercano mayores responsabilidades en la dirección de las empresas y así contribuir, en igualdad, al desarrollo de la compañía.

Y al margen del compromiso por la igualdad, ¿qué otras causas “amadrina” la compañía?

“Como mujer pienso que no podemos delegar en las instituciones la responsabilidad de nuestro crecimiento profesional”

Nuestra presencia local hace que estemos muy cerca de las necesidades e intereses de las poblaciones, independientemente de su tamaño y más allá de nuestro cometido como gestores técnicos. Por esta razón la lista de causas es innumerable y nos lleva a realizar acciones divertidas y a veces llamativas, que pasan, por ejemplo, por teñir de morado las fuentes ornamentales, para celebrar el Día Internacional de la Mujer o para promover la lucha contra el cáncer de mama, en ciudades como Fraga (Huesca), Ibiza y Oviedo, entre otras.

Sin embargo, de entre las causas que defendemos de un modo corporativo, creo que la adhesión a las campañas contra la violencia de género es la más destacada

Cada 25 de noviembre, fecha en que conmemoramos el día contra la Violencia de Género, muchos de nuestros centros de trabajo desarrollan acciones para concienciar a la sociedad, en general, y al colectivo de trabajadores de la compañía, en particular, sobre lo que supone esta lacra social.

Creo que, más allá del compromiso formal al que el sello Distintivo de Igualdad otorgado por el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad nos obliga, éste es un asunto que ha calado hondo en nuestro equipo. Prueba de ello es el número creciente de trabajadores que cada año se suman a los diferentes actos organizados bajo la campaña “Yo, Contigo”. Fue muy emocionante comprobar cómo cientos de trabajadores y otros muchos usuarios de nuestros servicios nos enviaban sus fotos para difundirlas a través de las redes sociales y evidenciar así su solidaridad y apoyo contra esta lacra.

Esta acción resulta además muy simbólica porque aglutina al otro protagonista de la actividad de nuestro sector, la Administración Pública, que se une incondicionalmente a los actos programados con este motivo. El pasado año, con un esfuerzo relativamente humilde, se logró la mayor movilización social en la historia de la compañía: participación directa de cientos de empleados de cerca de un centenar de servicios, decenas de miles de impresiones de la etiqueta #AqualiadiceNOalaViolenciadeGénero en las redes sociales, acciones institucionales en Ávila, Oviedo, Ronda, Archidona y Dénia. En resumen, todo un orgullo comprobar cómo trabajando codo con codo es posible influir positivamente en la sociedad.

Por último, y dado que este año el Día Mundial del Agua se celebra bajo el lema “Agua y empleo”, ¿cómo enfocan desde Aqualia este tema?

“La concienciación frente a la Violencia de Género es un asunto que ha calado hondo en nuestro equipo y que ha generado una gran movilización interna”

En los últimos años los ejes de las celebraciones del 22 de marzo han sido siempre elementos coexistentes con el agua y de gran relevancia: la seguridad alimentaria en 2012; la cooperación en 2013; la energía en 2014; y el desarrollo sostenible el pasado año.

Bajo nuestro punto de vista el tema elegido por Naciones Unidas en esta ocasión es un acierto doble: primero porque es verdad que este sector genera un importante número de empleos directos e indirectos con una alta cualificación media.

Pero más importante aún es el otro enfoque: el hecho de que la eficiente gestión de los servicios de abastecimiento y saneamiento sea pieza clave para un avance económico, social y medioambiental. Es decir, el trabajo de los especialistas del agua es causa directa de progreso, desarrollo y, por añadidura, de un crecimiento de la actividad económica y del empleo en las sociedades. En este sentido, es una satisfacción trabajar en un sector clave, condición sine qua non para el progreso de todo tipo de sociedades.

Comentarios