Connecting Waterpeople
Aqualia

Patricia Zamora: "La ciencia debe ser un instrumento para superar los retos de la sociedad"

  • Patricia Zamora: " ciencia debe ser instrumento superar retos sociedad"

Sobre la Entidad

Aqualia
Aqualia es uno de los principales actores del sector de la gestión del agua. Ha sido reconocida como una de las mejores empresas del Mundo en los Global Water Awards por su desempeño en 2017.

Uno de los problemas que ha puesto de manifiesto la pandemia de COVID-19 es la escasa atención que se presta por parte de las administraciones y organismos de gobierno a la investigación. Si ya en las circunstancias anteriores al coronavirus era una situación lacerante para la ciencia, la nueva normalidad exige una especial atención a este sector, que será el que gracias a su labor contribuya a frenar la expansión del viurs.

Sin embargo, no es solo la investigación médica la que debe impulsarse; todos los ámbitos precisan atención. Entre ellos, el sector del agua. Es por ello que iniciamos el ciclo de entrevistas "El Agua es Ciencia" en iAgua: para poner cara y dar voz a un colectivo que quiere ocupar el lugar que se merece dentro de la industria en particular y del mundo científico en general.

Hoy hablamos con Patricia Zamora, científica senior en el Departamento de Innovación y Tecnología de Aqualia. Zamora es Ingeniera Química por la Universidad de Granada y obtuvo su doctorado en Química Analítica en la Universidad de Alcalá de Henares en el año 2012. En esta misma universidad obtuvo un contrato postdoctoral en el departamento de Química Analítica e Ingeniería Química hasta el año 2013 y en ese mismo año se incorporó a Abengoa como apoyo al Departamento de Producción para la operación de la planta termosolar de Hass r’Mel en Argelia. Asimismo, también se incorporó a Abengoa Water como Project Manager de un proyecto FP7 en Holanda sobre recuperación de nutrientes en aguas residuales hasta el 2016, año en el que se trasladó a la planta desaladora de Almería como responsable de un proyecto LIFE sobre valorización de salmueras con tecnologías electroquímicas.

Actualmente lidera un proyecto BBI H2020 sobre valorización de  biorresiduos urbanos en biorrefinerías y una acción ITN-EID-MSCA H2020 para doctorandos industriales. Su área de expertise abarca desde tratamiento de aguas con sistemas (bio) electroquímicos hasta desalinización con membranas.

Pregunta: En primer lugar, ¿cuál cree que es el papel de la investigación en el desarrollo de la sociedad?

Respuesta: La sociedad ve la investigación como algo muy ajeno a ella, como algo que no tiene un impacto tangible en la vida de las personas, cuando es totalmente lo contrario. La sociedad del bienestar se ha sostenido y se sostiene sobre la base de la continua innovación y de la investigación. La situación actual de pandemia global evidencia la importancia y el poco reconocimiento de la investigación: la investigación es la clave para encontrar una vacuna para la COVID-19, como para cualquier otro virus, y copa titulares en los informativos. Es algo inédito. Se lleva investigando décadas sobre una vacuna para el SIDA o terapias para combatir el cáncer y nunca ha tenido semejante repercusión. La sociedad parece no darse cuenta de que las personas que están trabajando para erradicar una pandemia mundial son los investigadores.  

P.- ¿Cuáles son los principales retos y dificultades a los que se enfrenta la investigación y los investigadores en general, y la referida al agua en particular?

R.- La investigación en el sector del agua adolece de debilidades intrínsecas de la investigación científica en España. No es la falta de financiación el principal escollo, como se podría pensar, sino la visión cortoplacista a nivel público y empresarial. A esto se une la falta de reconocimiento social e industrial de la figura del científico, lo que acarrea, en determinadas situaciones, escasez de oportunidades y precariedad de los contratos. La deriva de ello es la famosa “fuga de cerebros”, que los investigadores se vean obligados a emigrar fuera de España para tener una carrera investigadora estable. Otro reto importante es que, a pesar de tener una alta producción científica, vamos retrasados en cuanto a transferencia de ese conocimiento a desarrollos comerciales y generación de puestos de trabajo.

P.- ¿Qué cree que aporta la investigación al sector del agua?

R.- Un modelo más sostenible de sociedad, transformar residuos en productos de valor añadido, habilitar herramientas para desarrollar sistemas alternativos que satisfagan las necesidad de los ciudadanos con un coste energético y medioambiental mínimo. La investigación en el sector del agua es el pilar para poder afrontar retos tan vitales como el acceso de agua potable en zonas no desarrolladas, o que haya suficiente agua para una satisfacer la demanda por el crecimiento demográfico,… en definitiva, la investigación es la que permite tener una mayor calidad de vida al ciudadano.

P.- ¿Cómo describiría las condiciones de trabajo de los investigadores en España (en general y los que se dedican al sector del agua)? 

R.- Como he comentado antes, tanto en el sector del agua como en otros sectores, existe una gran falta de reconocimiento industrial y social de la figura del investigador, lo que redunda en unas condiciones laborales no acordes a su formación y experiencia en cuestión salarial y de estabilidad. Además, trabajar en proyectos de investigación implica muchas veces disponer de cierta movilidad geográfica, lo que en determinados momentos puede llegar a ser no compatible con aspectos personales.

P.- ¿Por qué es necesario destinar más recursos a la investigación en este sentido?

R.- El agua es la base de la vida y un recurso finito, nunca debemos olvidarlo. Es imprescindible realizar una gestión responsable del agua para garantizar el bienestar de la sociedad en un corto, medio y largo plazo. Por ejemplo, todos damos por sentado que al abrir el grifo de nuestra casa saldrá un chorro de agua, pero esto puede llegar a considerarse un milagro en otras zonas del planeta en pleno siglo XXI.

La ciencia debe ser un instrumento para superar los retos que afronta la sociedad y formar parte constituyente del tejido empresarial

Diseñar soluciones para que toda la población tenga acceso a agua potable requiere de recursos y por tanto, de personas que se dediquen a investigar cómo conseguirlo. Otro ejemplo: la reutilización del agua. Se podría alcanzar hasta un ahorro del  90 % en energía y del 70 % en agua invirtiendo en su recuperación y reutilización, reciclando las aguas residuales procedentes de la industria y del uso municipal. Sería imposible afrontar estos retos sin los recursos necesarios a escala humana y material.

P.- ¿Qué papel cree que debería tener la ciencia en el modelo de país que tiene España, en especial en el proceso de reconstrucción tras la pandemia?

R.- La ciencia debe ser un instrumento para superar los retos que afronta la sociedad y formar parte constituyente del tejido empresarial. Sin ir más lejos, estamos siendo testigos de una carrera vertiginosa por conseguir una vacuna para la COVID-19, y viendo a diario científicos en televisión. Ahora todo el mundo tiene la palabra ciencia en la boca, pero la ciencia siempre ha estado ahí. En cuanto al sector del agua, considero francamente que está aportando su granito de arena para la adaptación a esta realidad en convivencia con el virus, y para su detección precoz mediante las depuradoras centinela.

P.- ¿Qué herramientas cree que podrían animar a las nuevas generaciones a interesarse por la investigación en materia hídrica?

R.- Las nuevas tecnologías son nuestras mejores aliadas en este sentido. La difusión de resultados y hallazgos científicos hoy día se puede hacer viral gracias a las redes sociales. Seminarios, talleres interactivos, actividades de diseminación en centros educativos, etc…en resumen, actividades que impliquen directamente a los jóvenes, diseñadas de forma atractiva para llamar su atención.

P.- ¿Cuál es su opinión sobre la iniciativa en redes sociales #SinCienciaNoHayFuturo?

R.- Una excelente iniciativa que, aprovechando la situación de pandemia global, sirve como denuncia de las condiciones precarias en las que se lleva a cabo la investigación en España. No obstante, los llamamientos por una investigación de calidad no deberían solo darse cuando la situación es crítica, sino en un contexto temporal más amplio. Sin embargo, dudo mucho que esta iniciativa hubiera tenido tanta repercusión si no se hubiera dado en el contexto del COVID.

La redacción recomienda

16/09/2020 · Empresas · 97 6

Aqualia participa en Sondersland, el mayor festival virtual de talento del mundo

20/07/2020 · Gestión del Agua · 264 21

Santiago Lafuente: "El mercado del agua español es consolidado y extremadamente eficiente"

30/06/2020 · Publicaciones · 361 26

Informe de Sostenibilidad Aqualia 2019

01/06/2020 · Infraestructuras · 229 21

Los 300 de El Salitre. Ejecución de trabajos en aislamiento inteligente