Arias Cañete da absoluta prioridad al recrecimiento de Yesa y anuncia que Biscarrúes se licitará este año

334
0
334

(Aragón Hoy) Satisfacción general en el Gobierno de Aragón, tras la celebración de la Comisión Mixta del Pacto del Agua, presidida por el Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete y el Presidente de las Cortes de Aragón, José Ángel Biel .

“Una comisión esencial que se creó hace veinte años, cuando se puso en marcha el Pacto del Agua, que ha dado unos resultados que espero que se vayan incrementando en los próximos años”, ha asegurado Biel al finalizar la reunión.

Ha mostrado además su agrado porque el Ministro haya estado presente y se haya comprometido a celebrar al menos dos reuniones al año de la Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua, ante la necesidad de presupuestar, hacer calendarios y cronogramas que permitan conocer todas las actuaciones que puedan realizarse desde el Ministerio en los próximos años.

Por su parte, Miguel Arias Cañete, ha calificado el encuentro de muy interesante por ser un punto de inflexión para “vitalizar, acelerar y potenciar el ritmo de ejecución de las obras, que ahora mismo no es el que desearíamos”.

La celebración de esta Comisión ha servido, tal y como ha asegurado el Ministro, para analizar la situación de todos los expedientes programados. Hay un total de 143, que están encomendados a la Confederación del Ebro y a la Sociedad Estatal Acuaebro, con un presupuesto de 3.158 millones de euros, y otras 59 terminadas con un presupuesto de 931 millones de euros. La inversión que ha supuesto desde 1992 ha sido de 1.356 millones de euros, es decir, un 41, 35% de la inversión total prevista.

Ante esta situación, han acordado darle un nuevo impulso a las Obras del Pacto del Agua, y para ello han analizado la situación de cada una de ellas.

El Gobierno ha asumido un compromiso básico, vamos a dar prioridad absoluta al recrecimiento de Yesa, que en estos momentos es fundamental por ser una obra que garantiza el 58,7% de los 1079 hectómetros cúbicos que supone la ejecución de todas las obras”. Miguel Arias Cañete ha anunciado su compromiso de terminar la presa de Yesa en esta legislatura estatal, para que en el 2015 este concluida, para lo que se van a incrementar las dotaciones presupuestarias que están inicialmente previstas.

El segundo compromiso adquirido por el Gobierno Central pasa por la regulación del Río Gállego, Biscarrués y todos sus embalses laterales, “un proyecto que ha tenido una azarosa tramitación y en estos momentos el anteproyecto está pendiente de la autorización del Consejo de Ministros para su licitación por un importe de 118 millones de euros”: En paralelo, para que el proyecto tenga utilidad práctica se requiere hacer la balsa del embalse de Almudevar, que tiene un presupuestos de 188 millones, cuyo estudio de impacto ambiental se encuentra en trámite información pública. “El compromiso es licitar Biscarrués antes del 31 de diciembre, siempre que tengamos el visto bueno de la declaración de impacto ambiental de la balsa de Almudevar”, ha afirmado el Ministro.

Tras un debate intenso con los portavoces de los distintos grupos parlamentos en materia de política hidráulica, el Gobierno ha hecho hincapié en dos objetivos claros: la regulación del futuro Plan Hidrológico Nacional y de las Obras del Pacto del Agua. “Vamos a respetar a raja tabla la reserva de los 6.550 hectómetros cúbicos que está incorporada al Estatuto de Autonomía y el Gobierno va actuar para hacer las obras en función de los acuerdos que se tomen en Aragón en las distintas Comisiones del Agua que se celebren”, ha concluido Arias Cañete. Para ello, desde el Ministerio se va a facilitar un cronograma concreto para que desde Aragón se pueda evaluar con mucho más rigor la marcha de las distintas infraestructuras. “Estas comisiones tienen que funcionar como un acicate de las administraciones para que podamos ir quemando etapas y cumplir los compromisos con la Comunidad Autónoma de Aragón”.

Con respecto a la situación de la Planificación Hidrológica Nacional, el Ministro ha asegurado que su prioridad es concluir todos los Planes de Demarcación de Cuencas antes del 31 de diciembre de 2013 para establecer después un gran Pacto Nacional del Agua que derive en un Plan Hidrológico Nacional. “El Gobierno va a buscar el máximo consenso en materia hidráulica, buscando el equilibrio entre los territorios, lo que permita tener una política que pueda desarrollarse a lo largo del tiempo por los distintos gobiernos, independientemente de su color”.

Miguel Arias Cañete también se ha pronunciado sobre la situación de sequía que existe en Aragón, y que ha calificado de “especialmente intensa”. Ha hecho referencia a las medidas de apoyo al sector agrario que ya ha puesto en marcha el Comité de Seguimiento, pero ha dejado abierta la posibilidad de realizar otro tipo de actuaciones si fuera necesario. “El Gobierno está siguiendo muy de cerca la situación de sequía y los regímenes de lluvia de los próximos días, siempre conectados con el consejero de Aragón, para poner en marcha los mecanismos de respuesta necesarios en su caso”, ha concluido.

José Ángel Biel, por su parte, ha reconocido la receptividad del Gobierno ante las posibles encomiendas de gestión para la ejecución de algunas obras hidráulicas, tal y como está previsto en el Estatuto y como se estableció en su día en la correspondiente comisión bilateral, en el caso de las Balsas del Matarraña y Tastavins.

El Gobierno de Aragón ha valorado muy positivamente este encuentro con el Ministro y los distintos grupos parlamentarios, porque ha supuesto una activación real de los objetivos que el Ejecutivo Autónomo se había marcado en esta materia. En palabras del consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón, “se ha pasado de las palabras a los hechos. La reunión ha supuesto un cambio de ritmo tanto en la forma como en el fondo y desde Aragón velaremos porque se cumplan los compromisos adquiridos”. El consejero ha manifestado además su preocupación por la situación de sequía en Aragón, y ha insistido en la necesidad de que desde el Ministerio se apruebe un decreto, al menos, para la Cuenca del Ebro.

Comentarios