Acumar participó en el Primer Seminario de Ciudades Sustentables

50
0

Sobre la Entidad

ACUMAR
La Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo es un organismo público que se desempeña como la máxima autoridad en materia ambiental en la región. 
  • Intervención de Oscar Deina, presidente ejecutivo de Acumar
  • Juan José Mussi y Oscar Deina estuvieron en el seminario organizado por la Secretaría de Ambiente, el Instituto Brasileño de Protección Ambiental (Proam) y la Fundación Ecologista Verde.

La ACUMAR participó del Primer Seminario Binacional de Ciudades Sustentables que se realzó los días 2, 3 y 4 de julio en la Sala Hugo del Carril del Auditorio de la Fundación UOCRA.

El evento fue organizado por la Secretaría de Ambiente, el Instituto Brasileño de Protección Ambiental (Proam) y la Fundación Ecologista Verde. Entre los temas que se abordaron en el seminario, a través de paneles y conferencias magistrales, estuvieron la construcción de ciudades sustentables, la problemática del agua y la perspectiva de género.

El presidente de ACUMAR, Juan José Mussi, aseguró que “habría que incluir en la currícula de las escuelas la educación ambiental como obligatoria”. El funcionario remarcó la necesidad de anticiparse a los problemas, y aseguró que “hay que hablar de salud en la salud, no durante la enfermedad, y no hay nada más importante para la salud ambiental que la prevención”.

También participó el presidente ejecutivo del organismo, Oscar Deina, quién se refirió a la creación de ACUMAR y a las áreas de acción del organismo para sanear la Cuenca Matanza Riachuelo. “Una de las líneas es el saneamiento y otra la educación, para lograr que la gente tenga a este río como parte del paisaje en el que vive. También trabajamos en el Plan Sanitario de Emergencia para mejorar la salud de la población de la cuenca. Se pusieron en funcionamiento 12 unidades sanitarias móviles especializadas en problemáticas ambientales”, afirmó.

Deina sostuvo: “El camino de sirga fue despejado para que todos puedan acceder y acercarse al río. Es importante también la relocalización de villas y la fiscalización de industrias. Se mudaron los 12.000 puestos de La Saladita, se trabajó con la gente de la zona para consensuar el traslado. La contaminación industrial también es cultural”. 

Comentarios