La temperatura en Argentina aumenta 0,5º C en 50 años

34
0

Sobre la Entidad

Banco Mundial
El Banco Mundial es uno de los organismos especializados de las Naciones Unidas, que se define como una fuente de asistencia financiera y técnica para los países en desarrollo.
  • Río en provincia de Salta (Banco Mundial).
    Río en provincia de Salta (Banco Mundial).
  • Los días con olas de calor se duplicaron en las cercanías de la ciudad de Buenos Aires y las lluvias se incrementaron mucho más en el este del país, revela un nuevo estudio.

Los habitantes de Argentina que hoy tengan más de 50 años probablemente hayan notado a lo largo de su vida las variaciones en el clima que el país ha sufrido, aunque sus opiniones dependerán de la región en la que hayan habitado.

Ahora, sus percepciones pueden ser comprobadas (o no) con el estudio de modelos climáticos realizado por el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA), que evaluó las tendencias del clima desde 1960 además de proyecciones del clima futuro en cuatro regiones del país: Húmeda, Centro, Andina y Patagonia.

Según la investigación, coordinada por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación (SAyDS), en la mayor parte de la Argentina continental no patagónica hubo un aumento de temperatura de hasta 0,5° C, menor al incremento promedio de 0,8° C experimentado a nivel global en todas las regiones continentales del planeta.

Las lluvias han aumentado en casi todo el país aunque con variaciones interanuales

Los científicos explicaron que esta subida de la temperatura se debe a las condiciones predominantemente oceánicas del hemisferio sur, pero también puede vincularse a otros procesos internos del sistema climático, como los cambios en la circulación atmosférica, que pueden exacerbar o atenuar el impacto del calentamiento global.

Así, mientras en el centro del país hubo incluso una disminución de la temperatura en algunas zonas, en la Patagonia el aumento de temperatura fue mayor que en el resto del país, llegando en algunas zonas a superar 1°C. Este calentamiento observado en particular en la zona andina es consistente con el retroceso generalizado de los glaciares en esa región.

Al mismo tiempo que los días con heladas disminuyeron en todo el país, las olas de calor aumentaron considerablemente en el norte y este, y en el caso de las regiones próximas a la ciudad de Buenos Aires, los días del año con olas de calor se duplicaron.

Las lluvias han aumentado en casi todo el país aunque con variaciones interanuales. Los mayores aumentos se registraron en el este del país con más de 200 mm en algunos lugares, mientras que en los Andes patagónicos las precipitaciones tuvieron un cambio negativo en los últimos 50 años”, explica Carolina Vera, directora del CIMA.

Los autores del informe afirman que las precipitaciones extremas son más frecuentes e intensas en algunas zonas, exceptuando el norte del país, donde se está prolongando el período seco invernal.

Viaje al futuro

“Para realizar proyecciones climáticas de manera confiable se utilizan modelos globales, que son complejos sistemas de programas informáticos que representan numéricamente los procesos físicos de la atmósfera, océanos, criósfera, la superficie terrestre y la biosfera”, detalla Vera.

Según los escenarios proyectados para Argentina, la temperatura media aumentaría en todo el país, tanto en el futuro cercano (2015-2039) como en el lejano (2076-2099). En los próximos años, se estiman aumentos entre 0,5 y 1°C en casi todo el país, mientras que en el noroeste el máximo podría llegar a más de 3,5°C.

Esta región, al estar ubicada entre las sierras pampeanas desde Salta hasta San Luis por el este, por los Andes al oeste y por la Puna al norte, permanece aislada de las masas de aire provenientes del mar.

Respecto a las lluvias, los expertos no esperan grandes cambios en el corto plazo. En el escenario de futuro lejano, las proyecciones indican un descenso del 10% al 20% de las precipitaciones sobre el oeste de la Patagonia norte y central, y en la zona cordillerana de Mendoza, y al mismo tiempo, un aumento similar en el centro y la mayor parte del este del país. En el caso de Cuyo, esta situación podría reducir la disponibilidad de agua de riego necesaria para mantener los niveles actuales de la actividad vitivinícola y frutihortícola.

El informe del CIMA es una pieza clave para la preparación de la Tercera Comunicación Nacional (TCN) del país al Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), que lleva adelante la Secretaría de Ambiente, con apoyo del Banco Mundial.

“El próximo paso es realizar estudios sobre la vulnerabilidad e impactos en los sectores clave e identificar y analizar opciones de adaptación”, indica Tuuli Bernardini, especialista ambiental y gerente del proyecto TCN por parte del Banco Mundial.

De acuerdo al reciente informe Bajemos la temperatura, preparado para el Grupo Banco Mundial por el Potsdam Institute for Climate Impact Research y Climate Analytics, muchos de los peores impactos climáticos previstos todavía podrían evitarse si el calentamiento se mantiene por debajo de los 2 °C. “En Argentina, como en cualquier otro país, urge avanzar en la búsqueda y promoción de medidas costo-eficientes tanto de mitigación como de adaptación al cambio climático”, destaca Bernardini.

Comentarios

La redacción recomienda

10/11/2017

Los impactos de la sequía son de gran alcance y duraderos

28/09/2017

¿Caminarías cinco horas para conseguir agua?