Otra forma de “colaboración público/privada”: el Ministerio de Medio Ambiente y las empresas trabajan juntos en América Latina

360
0
360

Artículo de Adrián Baltanás García. Director de ASAGUA

La financiación privada de inversiones públicas es un instrumento de colaboración entre ambos sectores que las empresas apoyan decididamente en la situación actual como medio de poner en servicio infraestructuras hidráulicas que no admiten ya retrasos y, al mismo tiempo, de impulsar la reactivación económica. Pero hay también otra forma de colaboración público/privada no menos importante, como es el trabajo conjunto en el exterior para consolidar a España como un referente mundial en la gestión del agua.

Razones para lograrlo no faltan. Somos una economía desarrollada con problemas de escasez de recursos hídricos, que hemos logrado superar con el esfuerzo hecho durante décadas en todos los ámbitos de gestión. Gracias a ello, nuestros sistemas de abastecimiento están garantizados, y preparados para afrontar las sequías más severas; en depuración, desalación y reutilización estamos entre los países líderes; hemos modernizado la mayor parte de los regadíos y conseguido una buena eficiencia en el manejo del agua; disponemos de eficaces planes de prevención de inundaciones y protección civil; y en fin, contamos en todas las cuencas hidrográficas con avanzados sistemas de información que nos permiten conocer en tiempo real el estado cuantitativo y cualitativo de los ríos y la situación de las infraestructuras hidráulicas.

La enorme experiencia que hay detrás de todas estas políticas tiene que ser puesta en valor conjuntamente por la Administración y las empresas, y un buen ejemplo de ello lo hemos tenido recientemente en Santiago de Chile y en Buenos Aires. En el primer caso, a petición de las autoridades chilenas, se ha celebrado un encuentro entre ambos países, en el que han participado, por un lado, el Ministerio de Agricultura de Chile, y por otro la Dirección General del Agua del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino de España y las asociaciones empresariales ASAGUA Y ATTA. El encuentro ha servido para intercambiar experiencias mutuas sobre las políticas de gestión sostenible del agua en los dos países y, en el caso de España, además para poner de manifiesto la actividad de nuestras empresas en todo el mundo y, en particular, en América Latina.

La cita de Buenos Aires tenía un ámbito mucho más amplio, pues se trataba de la XII Conferencia de Directores Iberoamericanos del Agua (CODIA), organización que, desde 2001, reúne periódicamente a los representantes de 22 países iberoamericanos, y cuya Secretaría Técnica Permanente ejerce España; la mayor parte de los países ha estado presente en Buenos Aires, incluyendo los más importantes, como la propia Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México o Perú. Esta XII Conferencia ha servido para alcanzar acuerdos importantes relativos a la Red Latinoamericana de Centros de Conocimiento de Gestión de Recursos Hídricos (Proyecto RALCEA), al desarrollo de actividades formativas sobre la gestión del agua en las dos modalidades –presencial y en Internet-, a la Red Multidisciplinar de Intercambio de Conocimiento en Materia de Aguas, a la participación de la CODIA en el VI Foro Mundial del Agua a celebrar en 2012 en Marsella, al Plan de Acción del Programa Iberoamericano del Agua para 2011/2012 y, en general, a la financiación de las actividades de la propia CODIA.

Pero, además de todos estos logros institucionales, la Conferencia, a iniciativa de la Directora General del Agua de España, Marta Morén, ha servido para que las asociaciones ASAGUA y ATTA expusieran ante todos los países presentes la experiencia de las empresas españolas en la ejecución, operación y, en su caso, financiación de todo tipo de infraestructuras hidráulicas. En efecto, gracias a esa experiencia, a su competitividad y a una preocupación permanente por la innovación tecnológica, las empresas españolas están trabajando desde hace tiempo en países de todo el mundo y tienen como objetivo consolidar y reforzar esa presencia internacional. Las empresas de ASAGUA son un buen ejemplo de ello; están presentes, bien sea en abastecimiento, depuración, desalación u otras infraestructuras hidráulicas, en países tan variados como Argentina, Brasil, Chile, Méjico y Perú por lo que se refiere a América Latina; Argelia y Marruecos en el Magreb; Portugal y Bulgaria en Europa; o en otros países como Australia, Abu Dabi o Catar.

En definitiva, los encuentros de Buenos Aires y Santiago son un buen ejemplo de otro tipo de “colaboración público/privada” que resulta estratégica para la internacionalización de las empresas españolas, y que hemos de fomentar todo lo que sea posible. Por eso debe destacarse que, también recientemente, la Ministra de Medio Ambiente ha firmado en China un “Memorándum de entendimiento para reforzar la cooperación de ambos países en materia de agua”, en el que se prevé que formen parte de dicha cooperación tanto el sector público como el privado. Se abre así un nuevo escenario para el apoyo de la Administración a la presencia de las empresas españolas del sector del agua en un mercado tan importante, y tan difícil al mismo tiempo, como es el de China.

Comentarios