Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
ESAMUR
SCRATS
Red Control
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Sivortex Sistemes Integrals
Gestagua
SDG Group
NTT DATA
J. Huesa Water Technology
Grupo Mejoras
Catalan Water Partnership
EPG Salinas
Cajamar Innova
FLOVAC
Baseform
Hidroglobal
ADECAGUA
Arup
Likitech
FENACORE
Laboratorios Tecnológicos de Levante
EMALSA
Aqualia
Almar Water Solutions
Fundación Botín
Hidroconta
Xylem Water Solutions España
Global Omnium
TFS Grupo Amper
Kamstrup
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
LABFERRER
ICEX España Exportación e Inversiones
Sacyr Agua
AECID
Aganova
AGS Water Solutions
Minsait
MonoM by Grupo Álava
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Idrica
Ingeteam
LACROIX
TRANSWATER
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Barmatec
MOLEAER
TecnoConverting
Siemens
DATAKORUM
Lama Sistemas de Filtrado
Confederación Hidrográfica del Segura
ADASA
Amiblu
Saint Gobain PAM
ISMedioambiente
IAPsolutions
Terranova
Rädlinger primus line GmbH
Smagua
Filtralite
Consorcio de Aguas de Asturias
HRS Heat Exchangers
IRTA
Vector Energy
CAF
ANFAGUA
s::can Iberia Sistemas de Medición
ACCIONA
Prefabricados Delta
Molecor
Agencia Vasca del Agua
AGENDA 21500
Asociación de Ciencias Ambientales
GS Inima Environment
Fundación Biodiversidad
ONGAWA
Hach
KISTERS
RENOLIT ALKORPLAN
TEDAGUA
Fundación CONAMA
AMPHOS 21
Esri
Autodesk Water
Schneider Electric

Se encuentra usted aquí

Financiar el agua, el gran reto pendiente

Sobre la Entidad

ASAGUA
Asociación Española de Empresas de Tecnologías del Agua.
  • Financiar agua, gran reto pendiente
  • ¿Sabemos los ciudadanos lo que cuesta el agua? ¿Pagamos lo suficiente para garantizar sus infraestructuras y que pueda utilizarse y ser devuelta a la naturaleza en óptimas condiciones?

ASAGUA hace una llamada a concienciar a los usuarios de que el precio que pagamos en la factura del agua no cubre las necesidades para un buen mantenimiento de sus infraestructuras ni para la inversión en nuevas obras. “Debe explicarse a los ciudadanos que el agua que utilizan tiene un coste, especificar en la factura los conceptos por los que pagan y cómo se emplea el dinero que se recauda, que siempre debe ser finalista, es decir, invertirlo en mantener y mejorar el servicio y las infraestructuras”, afirma la Asociación.

La gestión eficaz del agua necesita una planificación –planes hidrológicos- excelente a corto, medio y largo plazo, acompañada de la inversión que posibilite las actuaciones previstas, incluidas las infraestructuras necesarias para que pueda ser utilizada y devuelta a la naturaleza en óptimas condiciones. Para ello es necesario un nuevo modelo de financiación que permita mayor inversión en infraestructuras hídricas, lo que pasa por que los ciudadanos afronten los costes de la gestión del agua, tal como exige la Unión Europea en la Directiva Marco del Agua.

ASAGUA aboga por planes hidrológicos objetivos con compromisos económicos realmente vinculantes para el ejecutivo gobernante, sea del color que fuera, quien deberá desarrollarlos y hacer que se actualicen, siendo para ello imprescindible que el agua tenga su propio Ministerio. Los planes hidrológicos actuales –denominados de segundo ciclo (2015-2021)- son tan ambiciosos como incumplibles por falta de recursos económicos y de medios, máxime cuando las partidas presupuestarias no son vinculantes ni suficientes.

En España es imprescindible reactivar la inversión

El Ministerio para la Transición Ecológica ha elaborado el Plan DSEAR (depuración, saneamiento, eficiencia, ahorro y reutilización), destinado a garantizar una gestión sostenible basada en el ciclo integral del agua. Pretende estimular los problemas no resueltos en materia de objetivos ambientales y de satisfacción de las demandas de agua, como evidencia el desarrollo de los planes hidrológicos de segundo ciclo, cuya inversión real a finales de 2017 –transcurrido el 33% de su tiempo- no llega al 20-25% de la programada.

Las cifras del Plan DSEAR son tan ambiciosas que no resultan creíbles si tenemos en cuenta los niveles de inversión de las administraciones públicas. En lo que atañe a la Dirección General del Agua, su presupuesto en el capítulo 6 (inversiones) es inferior a 400 millones de euros.

En España es imprescindible reactivar la inversión. Tenemos abiertos procedimientos de infracción, uno de ellos con sentencia firme que impone una sanción de 11 millones de euros al semestre, ante lo que hay que preguntarse por qué no se invierte para que cesen los incumplimientos y las penalizaciones. Ante la falta de presupuesto, cualquier ejecutivo debería plantearse otras vías de financiar las infraestructuras complementarias a la inversión estatal. Opciones como la colaboración público-privada, hasta ahora sin grandes resultados, o el sistema de concesiones por el que el capital privado acomete una infraestructura y su explotación y a cambio recibe compensaciones económicas del adjudicador o los usuarios, pueden ser parte de la solución y está claro que necesitamos sistemas adicionales que permitan acometer proyectos sin quebranto para las arcas públicas. Pero lo fundamental es que todo esto exige un pacto a escala nacional, un Pacto por el Agua. Es un reto pendiente que el futuro gobierno debería abordar sin dilación.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda