El fin de los vertidos en la Gran Barrera de Coral es inminente

64
0

Sobre la Entidad

WWF
WWF
WWF está presente en más de 100 países y cuenta con el apoyo de 5 millones de personas de los 6 continentes.
64
  • La Gran Barrera de Coral es una de las mayores maravillas naturales del planeta. © Viewfinder
    La Gran Barrera de Coral es una de las mayores maravillas naturales del planeta. © Viewfinder

El Comité de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO ha votado seguir con la presión sobre Australia para que cumpla su promesa de restaurar la salud de la Gran Barrera de Coral.
 
La decisión adoptada hoy pide a Australia que garantice una “protección efectiva y sostenida” del arrecife frente a sus múltiples amenazas, incluida la irresponsable industrialización y la contaminación. Australia tendrá que entregar un primer informe sobre sus avances en 18 meses.
 
El comité aplaudió el compromiso australiano de “establecer una prohibición permanente sobre los vertidos de materiales dragados de todos los principales proyectos dentro de la propiedad”, y de restringir las nuevas expansiones de megapuertos en la Gran Barrera y cerca de ella. Tras esta decisión, WWF espera que en los próximos meses se decrete una prohibición total de los vertidos en las aguas de este espacio Patrimonio de la Humanidad.
 
El director general de WWF Internacional, Marco Lambertini, declaró que “Australia ha prometido priorizar la salud de la Gran Barrera frente a actividades dañinas como el vertido de restos de dragados. La UNESCO estará alerta para asegurar que el estado del arrecife mejora en los próximos años, como harán las 550.000 personas que han firmado la campaña de WWF y millones de personas en todo el mundo que están muy preocupados y quieren que se detenga la destrucción industrial de la Gran Barrera de Coral”.
 
El domingo, WWF entregó al Comité de UNESCO las firmas de personas de 177 países que le habían reclamado defender con firmeza nuestro patrimonio natural común cuando es amenazado.
 
En su decisión final sobre la Gran Barrera, el comité expresó su preocupación por el declive de los hábitats y las poblaciones de fauna, además de resaltar el pobre estado general del arrecife. El comité enfatizó que las grandes amenazas a largo plazo, como la contaminación del agua o el cambio climático, obligan a actuar.
 
Australia debe “implementar con rigor todos sus compromisos… en orden de detener los actuales declives documentados”, dice la decisión del comité. El país debe informar a UNESCO de sus progresos en diciembre del año que viene, y otra vez tres años después, para demostrar la “protección efectiva y sostenida” de la Gran Barrera.
 
“La contaminación del agua y el cambio climático se mantiene como grandes amenazas para la salud de la Gran Barrera de Coral, y WWF trabajará sin descanso para asegurar que se toman medidas para preservar y restaurar este extraordinario ecosistema marino”, ha dicho el director general de WWF Australia, Dermot O’Gorman. “La decisión de hoy del Comité de Patrimonio de la Humanidad mantendrá la presión para que Australia convierta las promesas en acciones reales y resultados. Debemos traer de vuelta los corales, las tortugas – y todas las maravillas naturales del arrecife.”

Comentarios