Las OCSAS, claves para garantizar derecho humano al agua

267
0
  • OCSAS, claves garantizar derecho humano al agua
  • En el día de la Gestión Comunitaria del Agua en América Latina

Sobre la Entidad

Avina
Fundación latinoamericana que identifica oportunidades de acción para un cambio sistémico hacia el desarrollo sostenible, vinculando y fortaleciendo a personas e instituciones en agendas de acción compartidas.
267

Más de 80.000  organizaciones Comunitarias de Servicios de Agua y Saneamiento (OCSAS) celebran el día de la gestión comunitaria del agua, brindando acceso a este preciado líquido a más  de 70 millones de personas en zonas rurales y periurbanas  de Latinoamérica por más de 50 años con avances significativos y también con desafíos por delante.

Los líderes de las OCSAS normalmente no reciben pago por su trabajo y lo hacen por vocación y compromiso social, contribuyendo en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en la región, un aporte sin duda relevante para garantizar el derecho humano al agua.

Según datos del Programa de Agua y Saneamiento del Banco Mundial, estas OCSAS tienen capacidad para atender a 18 millones de personas más. En los países centroamericanos, andinos y algunos otros del continente, el porcentaje de la población atendida por estas organizaciones comunitarias oscila entre el 30 y el 40%

Los líderes de las OCSAS normalmente no reciben pago por su trabajo y lo hacen por vocación y compromiso social

Hacia adelante

Fundación Avina viene desarrollando desde 2009 procesos de escucha para determinar con la ayuda de los propios protagonistas, cuáles son los principales desafíos y problemas que enfrenta el sector de la gestión comunitaria del agua.

Junto con CLOCSAS impulsa el Programa Unificado de Fortalecimiento de Capacidades donde se brindan espacios de intercambio y capacitación a cientos de OCSAS en la región y cuenta con 10 módulos validados. 

En la mayoría de los países, el proceso de escucha está compuesto por una serie de foros regionales donde las OCSAS tienen la oportunidad de compartir experiencias, expresar sus inquietudes, necesidades, preferencias y puntos de vista, y de tener un diálogo horizontal con los demás actores relevantes de este sector.

Aplicación DOCSAS

Entre los avances más recientes está la generación de una nueva aplicación de diagnóstico que ha sido aplicada ya en 15 países llamada DOCSAS.

En este contexto de intercambio se ha impulsado el desarrollo y uso de esta herramienta de diagnóstico  con el fin de satisfacer tres sentidas necesidades.

  • OCSAS pueda conocer sus fortalezas, debilidades y comprender que pasos  debería alcanzar para mejorar la gestión de su organización.
  • Otros actores ajenos al sector comunitario, como ser bancos y donantes, comprendan cómo funciona una OCSAS con relación a otra, poder diferenciar a las débiles de las fuertes, etc.
  • Asociaciones de OCSAS, Gobiernos Locales, o agencias gubernamentales centrales, puedan fácilmente acceder a información sobre el estado general de las OCSAS de su región.

Atendiendo estas necesidades se diseñó una herramienta completa, integral, que pueda ser auto-aplicada por un líder de cualquier OCSAS de América Latina en un par de horas, que tuviera capacidades de georeferenciamiento y almacenamiento de fotos.

“Es prioritario defender y promover el dominio público del agua en los países de Latinoamérica y el Caribe"

Adicionalmente, DOCSAS fue adaptada para ser utilizada como herramienta de evaluación y medición de desempeño en el marco del Programa Unificado de Fortalecimiento de Capacidades.

Una organización comunitaria que aplica DOCSAS cuenta con una fotografía de sus fortalezas y debilidades y acceso a materiales de capacitación para trabajar y fortalecer las áreas débiles encontradas.

La herramienta de diagnóstico se ha aplicado en 15 países de nuestro continente de forma manual, y ahora está disponible para toda la región en una versión digital, a través de una aplicación gratuita, que puede ser utilizada fácilmente desde una Tablet o teléfono celular, sin necesidad de estar en línea.

Este app permite la colección de datos sin conexión con la capacidad de recoger respuestas diagnósticas, entradas de texto, geolocalización y fotografías. Se puede descargar en google play.

Desafíos

A pesar de trabajar en condiciones desventajosas, frecuentemente sin mayor reconocimiento y soporte institucional, las OCSAS con su trabajo voluntario han venido apoyando a los Estados en la región en cumplir con su responsabilidad de lograr el Derecho Humano al agua así como los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

La falta de apoyo financiero de los gobiernos  dificulta la reposición y ampliación de las infraestructuras y estos servicios corren alto riesgo de deteriorarse y dejar de funcionar, según una declaración pública dada a conocer en el VI Encuentro Latinoamericano de Gestión Comunitaria del Agua, celebrado en Olmué, Chile.

En ese sentido, el fortalecimiento de capacidades de las OCSAS, en todo el continente, es un factor clave para garantizar la oferta de servicios de calidad; pero se requiere que los gobiernos realicen inversiones significativas en este sentido.

“Es prioritario defender y promover el dominio público del agua en los países de Latinoamérica y el Caribe, así como es imperativa la Gestión Integrada del Recurso Hídrico frente a los efectos del Cambio Climático”, subraya dicha declaración.

Por su parte, Guillermo Scallan, Director de Innovación Social de Fundación Avina, también resaltó el trabajo de las OCSAS, dado que juegan un rol crítico dentro de la sociedad pues el agua es vida y lo hacen de una manera muy desinteresada con mucha responsabilidad.

Las empresas del mundo deberían de inspirarse en estas organizaciones comunitarias de agua porque lo que hacen es un ejemplo de Responsabilidad Social Empresarial, vecinos de sus vecinos que se preocupan de sus problemas al entregar un servicio tan básico como éste, de una forma colaborativa” subrayó.

“Hoy más que nunca el mundo necesita de organizaciones como éstas”, enfatizó Scallan.

Las empresas del mundo deberían de inspirarse en estas organizaciones comunitarias de agua

Principales desafíos

Si bien cada país presenta un contexto diferente, los desafíos que enfrentan las OCSAS son muy similares en Latinoamérica. Entre los principales están:

  • Lograr el reconocimiento social y político de las OCSAS como actores clave del desarrollo local en sus países.
  • Fortalecer la gestión de las OCSAS con énfasis en el aumento de la cobertura, la calidad del agua, la medición domiciliar y la aplicación de tarifas vigentes.
  • Incorporar mecanismos financieros innovadores y aumentar el flujo de fondos para profundizar el acceso al agua.
  • Promover asociaciones/redes a nivel local, nacional o internacional entre los grupos comunitarios de gestión del agua.
  • Mejorar, actualizar y adaptar los marcos legislativos, institucionales y reglamentarios vigentes, de modo que se generen condiciones para un mayor reconocimiento de las capacidades actuales y potenciales de las OCSAS.
  • Diseñar, instalar y operar efectivamente un sistema formal de capacitación y asesoría técnica dirigido a las OCSAS, para que puedan garantizar sosteniblemente agua en cantidad y de calidad a las comunidades beneficiarias de sus servicios.
  • Diseñar estrategias municipales e institucionales que legitimen la acción de las OCSAS en materia de protección, vigilancia y educación como parte de la gestión integral de recursos hídricos en el ámbito local o comunitario.
  • Generar conciencia social sobre la importancia del cuidado de las fuentes de agua, su consumo y su valor para las próximas generaciones.

Todos estos elementos permiten ver la relevancia que han adquirido las organizaciones comunitarias que brindan el servicio de agua y saneamiento a las poblaciones locales o peri-urbanas de menor densidad demográfica. Casi en silencio, sus prácticas innovadoras y perseverantes de gestión de recursos hídricos están demostrando la vitalidad de la sociedad civil latinoamericana, al tiempo que contribuyen a efectivizar el Derecho Humano al Agua, en especial para los menos privilegiados, y fortalecen la salud democrática en la Región.

Comentarios