¿Cuál es la encrucijada principal de América Latina frente al cambio climático?

155
1
  • ¿Cuál es encrucijada principal América Latina frente al cambio climático?

Sobre la Entidad

Avina
Fundación latinoamericana que identifica oportunidades de acción para un cambio sistémico hacia el desarrollo sostenible, vinculando y fortaleciendo a personas e instituciones en agendas de acción compartidas.
155

Frente al cambio climático y el acuerdo COP 21 alcanzado en París con 195 países, América Latina y el resto del mundo tienen una encrucijada: tomar una decisión inmediata en los próximos 5 o 10 años, el camino de más emisiones-más pobreza o menos emisiones-menos pobreza.

Así lo planteó  Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) quien participó el jueves del  webinar “Alcances del Acuerdo en París y oportunidades para América Latina” que atrajo a unos 250 comunicadores de la región.

La apertura estuvo a cargo de la Directora de la Oficina Regional de Ciencias de la UNESCO para América Latina y el Caribe, Sra. Lidia Brito.

El webinar es promovido por LatinClima en conjunto con la Earth Journalism Network de Internews y el Centro Regional de Cambio Climático y Toma de Decisiones.

El Centro Regional de Cambio Climático y Toma de Decisiones es una iniciativa impulsada por una alianza interinstitucional entre UNESCO y Fundación Avina, en asociación con reconocidas universidades e instituciones de investigación y capacitación de diversos países de América Latina.

“Pensemos que tenemos que llegar al 2050 a una emisión de 2 toneladas per cápita como promedio global y América Latina está un poco sobre eso, pero si siguiéramos el patrón de carbonización de la economía que tenemos planeado dentro de nuestras políticas podríamos llegar  a una emisión de hasta 9 o 10 toneladas per cápita. Eso no puede ser, porque estamos condenando a las poblaciones más vulnerables de la región y del resto del mundo a nunca poder salir de la pobreza,  nos tiene que quedar claro: más emisiones significa más pobreza y esa ecuación, por qué?  significa una desestabilización mayor del sistema atmosférico que tendría impactos naturales sobre la región que nos obligaría a una reconstrucción constante de la infraestructura básica: hogares, hospitales, iglesias, carreteras, constantemente reconstruyendo lo básico de las poblaciones. Y así nos estaríamos condenando a no poder salir de la pobreza”, dijo  Figueres.

Figueres subrayó en cuanto a los planes de cambio climático en la región, que tienen casi todos los países, los temas de crecimiento energético, eficiencia energética y transporte como uno de los temas más difíciles de la región. Asimismo, lo que se piensa hacer con el uso de suelos, agricultura y cobertura forestal.

América Latina tiene en términos de recursos naturales, una cuarta parte de la tierra arable del planeta, una cuarta parte de la cobertura forestal del planeta y muchos combustibles fósiles,  hídricos y eólicos

“La voz de alerta que tenemos que seguir manejando es ir paulatinamente marcando la pauta con las políticas que van decidiendo los gobiernos pero siempre teniendo en cuenta es evitar condenarnos desde ahora, a un perfil de emisiones de gases de efecto invernadero basado en la carbonización de la economía, condenarnos a un nivel de emisiones que no sería constructivo ni productivo para la región y el planeta tampoco”.

América Latina, a la luz del acuerdo alcanzado en la COP21 en París, tiene condiciones positivas que contribuyen a sumarse al compromiso mundial y retos que sin duda se convierten en encrucijadas a resolver como el camino de emisiones vs pobreza.

En su análisis, Figueres resaltó que América Latina es la región que ha logrado más desarrollo humano con relativa baja de emisiones de efecto invernadero gracias al recurso hídricos y cobertura forestal, lo que es respetable como promedio.

“Esto nos coloca en relativa ventaja para desligar la curva de crecimiento económico de la curva  crecimiento de efectos de gases de efecto invernadero… Pero implica también un reto de atender la “carbonización progresiva de la matriz energética y la deforestación” que podría contradecir esa trayectoria y llevarnos a un crecimiento mucho más alto de emisiones.  Entonces, la pregunta es si vamos a seguir estando bien? o si estamos bien y vamos mal. Hay una encrucijada”, comentó.

Un segundo punto que abordó la experta, es la extrema vulnerabilidad de la región, desde el deshielo de los glaciares en la Región Andina hasta sequías en nuestros territorios más calientes, las inundaciones, las tormentas tropicales, el alza en el nivel del mar y la desaparición de especies marinas y terrestres y corales, que representa un microcosmos de la vulnerabilidad del resto del planeta.

El tercer aspecto que resaltó sobre América Latina, es el liderazgo político que se ha tenido. “En los últimos diez años, Brasil y Costa Rica tuvieron un liderazgo impresionante en el diseño del mercado de carbono y del Protocolo de Kyoto.  Además, la COP en Cancún donde se pasó de una COP sufrida a una COP exitosa donde se logró reencauzar el rumbo de las negociaciones y por supuesto,  hace dos años el liderazgo peruano con la COP20 en Lima donde logramos preparar el acuerdo de París” comentó.

Figueres resaltó que América Latina tiene en términos de recursos naturales, una cuarta parte de la tierra arable del planeta, una cuarta parte de la cobertura forestal del planeta y muchos combustibles fósiles,  hídricos y eólicos.

Algunos son parte de la “solución y otros son para manejar con cautela”. Este contrapunto nos presenta la encrucijada de ¿cuál es el modelo de desarrollo que vamos a diseñar país por país a lo largo de los próximos años? y esta pregunta se la están haciendo otras regiones y el resto de los países.

Otro aspecto que abordó fue que América Latina tiene una diversidad política interesante que nos da el privilegio de ser un microcosmo en el planeta.

El destino final según el Acuerdo de París, es lograr a la segunda mitad del siglo, es poder llegar entre todos al balance ecológico entre las emisiones de gases de efecto invernadero y lo que el planeta puede absorber naturalmente. Esto sería las emisiones netas.

Comentarios