Organizaciones Comunitarias de Servicios de Agua y Saneamiento en África: Hacia la sostenibilidad

84
0
  • Organizaciones Comunitarias Servicios Agua y Saneamiento África: sostenibilidad

Sobre la Entidad

Avina
Fundación latinoamericana que identifica oportunidades de acción para un cambio sistémico hacia el desarrollo sostenible, vinculando y fortaleciendo a personas e instituciones en agendas de acción compartidas.
84

¿Cómo lograr la sostenibilidad de las Organizaciones Comunitarias de Servicios de Agua y Saneamiento (OCSAS)? ¿Qué experiencias se pueden intercambiar entre América Latina y Africa para dar acceso al agua potable a sus poblaciones?

Según Naciones Unidas, casi la mitad de la población mundial sin acceso a fuentes mejoradas de agua potable vive actualmente en África subsahariana y cerca de 700 millones de personas en esta región carecen de servicios de saneamiento adecuado.

Éstas y otras reflexiones se compartieron en una gira realizada por Fundación Avina a Africa en el marco de la “6th Africa Water Week” que se celebró recientemente en Tanzania.

El Fortalecimiento de Capacidades es importante pero no es suficiente para garantizar la sostenibilidad de las OCSAS. Se necesita también asistencia técnica y acompañamiento en diferentes campos. A nivel gubernamental, tanto nacional como local, los gobiernos no han mostrado capacidad por sí solos, para proveer esos servicios a las OCSAS de forma efectiva y en la escala necesaria. Las OCSAS han demostrado que sí pueden hacerlo asociándose entre sí y formando parte de los Centros de Atención Integral (CAI) para la sostenibilidad de las OCSAS” destacó Lil Soto, gerente programática de Fundación Avina.

Un Centro de Atención Integral (CAI) es un emprendimiento social, sin fines de lucro, que surge de una asociación de OCSAS para ofrecer servicios a sus organizaciones afiliadas, como una estrategia para contribuir al fortalecimiento de la gestión comunitaria del agua y el saneamiento básico en su región.

Casi la mitad de la población mundial sin acceso a fuentes mejoradas de agua potable vive actualmente en África subsahariana y cerca de 700 millones de personas en esta región carecen de servicios de saneamiento adecuado

Soto comentó que la motivación para el desarrollo de CAI ha sido la cantidad de sistemas de agua que colapsan a los pocos años de haberse construido y por la falta de capacitación a los líderes comunitarios que las administran.

Los CAI proveen los servicios que las OCSAS necesitan para mejorar sus habilidades gerenciales y ser sostenibles. Estos entes trabajan con base a una afiliación de OCSAS en un área geográfica determinada.

“El mayor éxito en términos de sostenibilidad de los CAI se da cuando éstos reciben el apoyo gubernamental a cualquier nivel, sea nacional o local; los gobiernos no han logrado fortalecer y acompañar a las miles de OCSAS de un país, pero sí podrían fortalecer y apoyar unas pocas docenas de CAI y así ejercer su responsabilidad con la sostenibilidad de las mismas” expresó Soto.

En el intercambio con los participantes del Foro, Masaka Maganga de SNV de Tanzania preguntó ¿cómo han logrado convencer a los gobiernos para apoyar a los CAI?

Soto le comentó que la respuesta positiva de los gobiernos se ha dado cuando “entienden que ellos tienen la responsabilidad de apoyar y fortalecer estas organizaciones, pero también cuando comprenden que no lo pueden hacer solos y se basan en las propias organizaciones asociativas de OCSAS para hacerlo”.

Casos exitosos 

Fundación Avina ha identificado que en América existen al menos cinco casos de experiencias asociativas que se han fortalecido -y continúan fortaleciéndose- como ejemplos de CAI para OCSAS.

Estas experiencias que han logrado altos niveles de gestión y acompañamiento a sus organizaciones asociadas son: el Centro de Apoyo a la Gestión Rural de Agua Potable (CENAGRAP) en Ecuador; la Asociación Hondureña de Juntas Administradoras de Sistemas de Agua (AHJASA); la Asociación de Organizaciones Comunitarias prestadoras de servicios públicos de Agua y Saneamiento de Colombia (AQUACOL); el Sistema Integrado de Saneamiento Rural de Ceará (SISAR Ceará) en Brasil, y la Asociación de Agua Rural de Nuevo México (New Mexico Rural Water Association – NMRWA) en Estados Unidos.

Una visita a un CAI en Africa: la experiencia de Water Service Facility Trust

Water Service Facility Trust (WSFT) es el único centro de servicios en Tanzania, situado en Kilimanjaro, región de Arusha y se reconoce como una experiencia exitosa que evidencia la viabilidad de este modelo CAI en el contexto africano, al punto que ha sido considerado en un proyecto, que está bastante avanzado, para replicar en la región vecina de Karatu.

De izquierda a derecha: Giorgo Colombo, Joseph Makaidi  del Gobierno Regional de Arusha, Lil Soto de Fundación Avina, Gerald Andrew del Gobierno Regional y Rogers Marandu de WSFT.

WSFT fue creado en el 2005 como parte de un proyecto apoyado por el gobierno de Tanzania, la Cooperación Alemana y el Banco KFW. Está integrado por 7 sistemas de agua conocidos de forma genérica como “Community Owned Water Supply Organization” (COWSO) y que son equivalentes a la denominación OCSAS. Benefician a 133 comunidades.

“Brindamos entrenamiento, asistencia técnica, hacemos un diagnóstico del desempeño que tienen, apoyamos con gestión administrativa y computación, negociamos con laboratorios de agua para que tengan mejores precios y hacemos compras comunes de productos, suplementos para los sistemas para que los COWSO puedan economizar”, destacó Rogers Marandu, gerente de WSFT.

Por estos servicios se cobra una tarifa de afiliación pero cabe destacar que dichos 7 COWSOS son los dueños del centro.

Es una iniciativa que alcanzado su sostenibilidad financiera; el 70% de sus ingresos proviene de entrenamientos, el 20% de la cuota mensual de afiliación y el restante 10% de las ventas de software para contabilidad e insumos. Asimismo, ofrece de un par de servicios adicionales: por un lado,  el testeo de micromedidores para ver si están funcionando bien y  por otro el servicio de un camión para la limpieza de tanques sépticos.

En cuanto a las familias, pagan la conexión (la acometida a su vivienda) y las que no pueden pagarlo, acceden a través de los puntos de venta públicos, manejados por “agentes de punto de venta”.

Gracias a este modelo hay unos 400.000 beneficiados que reciben servicios de agua de calidad y sostenibles.

Antes tenía que caminar un kilómetro y me tomaba 2 horas para ir por agua, ahora la tengo en el jardín de mi casa”, compartió Denengwa Mmary quien es cliente del proyecto de agua “Luwate Fuka Water Trust” una de los  COWSOS, parte del CAI.

Marandu resaltó su interés en que ambos continentes intercambien experiencias, conocimientos para crecer con esta iniciativa y lograr que más personas así como Mmary tengan oportunidad de contar con agua en su vivienda.

Se pierden 40.000 millones de horas por año en recoger y transportar agua, lo que equivale a toda la fuerza de trabajo de Francia en un año.

“Estamos entusiasmados con la posibilidad de intercambiar conocimientos con América Latina. Hay mucho que aprender, por ejemplo, nos interesa conocer los otros modelos de CAI donde consideran técnicos para la protección del recurso hídrico y es un tema que necesitan fortalecer”, destacó Marandu.

Africa es el segundo continente más seco, después de Australia.

Comentarios