Connecting Waterpeople

Tomás Pérez Olivares: "Nuestro valor diferenciador es el conocimiento"

1
698
  • Tomás Pérez Olivares: "Nuestro valor diferenciador es conocimiento"
    Tomás Pérez Olivares, General Manager de SISTEMA AZUD.

Sobre la Entidad

AZUD
Empresa dedicada al diseño y fabricación de sistemas de riego, así como de soluciones de filtrado y tratamiento de agua que garantizan el máximo ahorro de agua y energía para los sectores industrial, agrícola y ambiental.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
· 698
1

Entrevistamos a Tomás Pérez Olivares, General Manager de SISTEMA AZUD. Con una amplia experiencia en el sector de las tecnologías de sistemas de riego, Pérez Olivares lidera desde el año 1990 la dirección estratégica y comercial de la empresa. Una trayectoria que ha colocado a la compañía en una posición de liderazgo a nivel internacional.

Pregunta: Para comenzar, háblenos de los orígenes de la compañía y de la trayectoria que ha seguido hasta la situación actual.

Respuesta: AZUD nació en los años ochenta en la zona del sureste español, una de las regiones más áridas de Europa. Esta escasez de agua ha marcado nuestra visión empresarial hasta el día de hoy: promover “La Cultura del Agua”, poniendo en valor los recursos hídricos y ambientales de nuestro entorno.

Sensibilizados con la problemática del agua y con la necesidad de desarrollar tecnologías propias para una agricultura intensiva, apostamos por la fabricación de sistemas de riego por goteo altamente tecnificados. Como pioneros del riego por goteo en España, fuimos testigos de la revolución que representó en el sector agrícola la aparición de esta tecnología, que aumentó considerablemente el rendimiento de los cultivos a través de un ahorro sin precedentes de agua y fertilizantes.

La especialización en sistemas de riego por goteo nos marcó un nuevo reto: el desarrollo de tecnologías de filtración eficientes para proteger los sistemas de riego.

Posteriormente, las exigencias de calidad de agua para cada tipo de cultivo nos impulsaron a desarrollar sistemas de tratamiento de agua. Hoy desarrollamos tecnologías de riego, filtración y tratamiento de agua para los sectores agrícola, industrial, municipal y humanitario, con referencias exitosas en más de 150 países.

En estos 30 años hemos fomentado relaciones cercanas y duraderas, y el éxito de nuestro cliente ha sido nuestra principal motivación.

P.- Según su opinión, ¿cuáles son los activos intangibles más importantes para la compañía?

R.- El activo más valioso de la empresa es la marca AZUD. Nuestra marca está consolidada en el mercado por la excelencia técnica, la fiabilidad y la calidad de nuestros productos. AZUD también representa las relaciones cercanas y personalizadas con los clientes, respondiendo con profesionalidad ante cualquier reto que nos presentan. La marca AZUD es sinónimo de garantía.

Sin duda, son las personas de la empresa, las que hacen posible que AZUD sea una marca de reconocido prestigio internacional. El equipo de AZUD está formado por más de 500 personas en los cinco continentes, que hablan más de 14 idiomas. Este dinamismo y multiculturalidad nos aporta flexibilidad para llegar a cualquier mercado y ofrecer soluciones adaptadas desde el conocimiento de las problemáticas locales. Tenemos un equipo de profesionales muy especializado y con capacidad de dar respuesta a cualquier necesidad técnica, comercial o de gestión.

Creo que nuestro valor diferenciador es el conocimiento. No solo tenemos conocimiento del producto, sino de las aplicaciones donde se emplea nuestra tecnología. Además, nuestra política de cercanía con el cliente nos permite tener información de primera mano de sus problemáticas y necesidades. Este conocimiento lo capitalizamos con una gestión eficiente, aportando formación técnica y comercial, con recursos y herramientas que permiten al cliente acceder a la información necesaria en el momento oportuno.

"En AZUD nos hemos especializado en el desarrollo de plantas potabilizadoras para pequeños municipios, comunidades aisladas y situaciones de emergencia"

P.- ¿Cuáles son las principales aplicaciones donde está trabajando la empresa actualmente?

R.- En el sector agrícola, AZUD apostó desde sus inicios por el desarrollo de tecnología para el riego localizado, entendiendo que este sistema es la mejor respuesta a las problemáticas que enfrenta cualquier cultivo intensivo: escasez de agua, costes de producción y productividad.

Dentro del riego localizado, hay aplicaciones específicas como el riego por goteo subterráneo (RGS) donde AZUD ha desarrollado emisores y sistemas que minimizan las pérdidas de agua por evaporación, optimizando la dosificación de nutrientes y facilitando las operaciones en el  terreno.

También hemos jugado un papel relevante con el sector agrícola con nuestros sistemas de filtración para la protección de los emisores de riego, sistemas de fertirrigación para la aplicación automatizada de fertilizantes en el agua de riego y sistemas de desalinización para la adecuación de la calidad del agua de riego.

En el sector industrial, la disponibilidad y coste del agua de proceso, así como las exigencias de vertido para la industria, marcan dos claras tendencias: mayor exigencia respecto a la calidad de agua en el proceso e implementación de sistemas de reutilización de aguas.

En este sentido, AZUD es cada vez más reconocido internacionalmente como un tecnólogo de referencia de sistemas autolimpiantes de filtración y plantas de tratamiento del agua para diferentes aplicaciones industriales: torres de enfriamiento y sistemas de intercambio de calor, aguas de aporte y de proceso, protección de membranas, sistemas de recirculación, etc.

Por último, tanto en el sector municipal como en el humanitario, en AZUD nos hemos especializado en el desarrollo de plantas potabilizadoras para pequeños municipios, comunidades aisladas y situaciones de emergencia. Y, dentro de esta gama, las plantas potabilizadoras autónomas han sido nuestro principal reto tecnológico. Estas plantas compactas garantizan el suministro de agua potable ante cualquier fuente de agua y con la energía suministrada por paneles fotovoltaicos integrados en la misma planta.

P.- ¿Podría comentarnos qué peso tiene la innovación dentro de la compañía?

R.- La innovación y el desarrollo tecnológico siempre han sido grandes pilares de la empresa. Desde el comienzo apostamos por la diferenciación a través de la innovación para crear productos tecnológicos con altas prestaciones. El reto de desarrollar productos que contribuyeran al ahorro de agua y de energía, ha ido de la mano de la inversión continua en proyectos de I+D+i.

Estos proyectos no solo han contribuido al desarrollo de nuevos productos, sino al perfeccionamiento y la mejora continua de los productos ya existentes. Apostamos por el I+D, desde el principio y durante estos 30 años de trayectoria empresarial, hemos colaborado en muchos proyectos con organismos y centros de investigación para el desarrollo de nuevos productos.

A partir del desarrollo de numerosas patentes propias y de las continuas mejoras técnicas de los productos existentes, hemos puesto los proyectos de I+D+i a la cabeza de nuestro crecimiento.

P.- ¿Cuáles son los principales retos de la compañía en el futuro?

R.- Los retos que tenemos por delante son muchos. Estamos trabajando en el conocimiento de nuevas aplicaciones, en la apertura de nuevos mercados, en el desarrollo y consolidación de la división de filtración y tratamiento de agua y en el mantenimiento del posicionamiento actual de nuestra marca en el mercado internacional.

Nuestro modelo de negocio se basa en la búsqueda constante de la excelencia técnica del producto, unido a la profesionalidad que fomentamos en nuestro equipo de trabajo y al conocimiento de las aplicaciones adquirido durante 30 años.

Somos un socio tecnológico capaz de ayudar a nuestros clientes a alcanzar sus objetivos de crecimiento y acompañarlos en nuevos retos empresariales, para conseguir una gestión eficiente y rentable del agua, en cualquier sector o aplicación.