La Estación Biológica Internacional denuncia la pérdida de un 87% de la biodiversidad del lago de Sanabria en los últimos 5 años

87
0
87
  • Lago de Sanabria (Wikipedia).

La Estación Biológica Internacional (EBI) ha denunciado la pérdida de un 87% de la biodiversidad del Lago de Sanabria (Zamora) en los últimos cinco años, a consecuencia del continuado "aporte de nutrientes no convenientemente tratados" a las aguas.

Así, señala que según un informe biológico, la contaminación se ha intensificado "notablemente" entre octubre y diciembre a causa de la contaminación y se ha perdido "gran parte de la biodiversidad del fitoplacton", al tiempo que se ha rebasado "de manera alarmante" los niveles de fósforo y nitrógeno del Lago.

A este respecto, añade que la situación que se vive en el Lago ha acabado con el 87% de las especies del fitoplancton, al pasar de 37 grupos acreditados por la Confederación Hidrográfica del Duero en 2008, a cinco especies en la actualidad.

Las conclusiones de los informes se centran en una intensificación de la contaminación, una pérdida de la biodiversidad del fitoplancton y el rebasamiento de los niveles de fósforo y nitrógeno del Lago.

Según este documento, al que ha tenido acceso Europa Press, la EBI reitera la denuncia sobre el estado de las aguas del Lago e insiste en que sufren un empeoramiento en su calidad, lo que provoca una gravísima repercusión en el ecosistema acuático y se traduce en una "fulminante" pérdida de biodiversidad.

La denuncia se basa en los estudios físico-químicos y biológicos desarrollados en los últimos meses por el equipo coordinado por el doctor en Biología Antonio Guillén Oterino que, a juicio de la EBI, aporta datos "sustanciales" que permiten conocer el estado actual de deterioro del Lago de Sanabria.

Las conclusiones principales de los informes se centran en una intensificación de la contaminación, una pérdida de la biodiversidad del fitoplancton y el rebasamiento de los niveles de fósforo y nitrógeno del Lago.

Activación de las depuradoras

Por otro lado, la EBI recrimina a las administraciones competentes porque con su actitud han podido incurrir en un nuevo delito ambiental. En este sentido, advierte de que se han arrastrado al Lago de Sanabria "grandes cantidades" de nutrientes fetales que habían sido depositados durante años en las depuradoras y colectores obsoletos que, "en la práctica estaban funcionando como fosas sépticas" y que ahora se ha vertido al este espacio natural protegido.

Concretamente, añade que este efecto arrastre se produce al reactivar de manera "apresurada" -tras las denuncias de la estación biológica de hace semanas- las canalizaciones, pozos y sistemas que llevaban parados y sin mantenimiento durante años, a causa de una "negligente descoordinación y dejación de las administraciones públicas implicadas".

A su juicio, esta "impulsiva reacción administrativa", que habría precipitado al Lago grandes cantidades de nutrientes fecales, se ha agravado el problema al diluir de forma ilegal el nivel contaminante de las muestras de inspección, infiltrando aguas pluviales en los sistemas de depuración, algo con lo que han elevado el fósforo y nitrógeno a niveles "alarmantes".

Conclusiones del estudio

Además de pérdida de biodiversidad, el estudio de la EBI apunta a una pérdida de transparencia del agua y a un deterioro del estado del agua a consecuencia de la turbidez por el desarrollo "masivo" de fitoplancton y zooplancton procedentes de nutrientes de aguas no depuradas.

Asimismo se ha puesto de manifiesto una conductividad muy baja, un 20% menor a la media registrada en tiempos relativamente recientes (1996), como consecuencia del deterioro de la composición del fitoplancton.

En cuanto a las concentraciones de fósforo, insiste en que durante los meses de noviembre y diciembre rebasan de manera "alarmante" los límites que determinan procesos de eutrofización y ponen de manifiesto el gravísimo daño causado a este ecosistema.

La denuncia se suma a la presentada ante la Audiencia provincia en la que acusan a ocho responsables de la Junta de un delito continuado contra el Medio Ambiente.

Por su parte, fuentes de la Confederación Hidrográfica del Duero han explicado a Europa Press que en estas últimas semanas se ha comprobado el funcionamiento de los sistemas de depuración en la zona -tanto las que vierten a la misma cuenca del Lago como las que van aguas abajo- y aseguran que estos sistemas operan "razonablemente bien" aunque admite que en todas las instalaciones puede haber fallos.

Al respecto, afirman que las denuncias sobre contaminación en el lago de Sanabria planteadas por la Estación Biológica Internacional son infundadas y sostienen que, en todo caso, el agua del lago está en la actualidad en mejor estado que hace una veintena de años, cuando no había sistemas de depuración y la población local a lo largo de todo el año era mayor que la actual.

Comentarios