Proyecto Life+Albufera: gestión de los humedales artificiales para mejorar el hábitat

136
0
136
  • Este proyecto, que arrancó el pasado mes de octubre, está liderado por la UPV y cuenta con la cofinanciación de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) y Acuamed.

El Proyecto Life+Albufera apuesta por demostrar que "una adecuada gestión integrada de los humedales artificiales de L'Albufera es una de las posibles opciones para mejorar la calidad de las aguas de la laguna y el hábitat de las aves".

Así se ha puesto de relieve durante un acto celebrado en el Salón de Actos de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (Etsiccp) de la Universitat Politècnica de València (UPV) para presentar ante la sociedad valenciana este trabajo medioambiental, cuyo objetivo es cumplir con las directivas marco del Agua, Aves y Hábitats, ha explicado la institución académica en un comunicado.

Este proyecto, que arrancó el pasado mes de octubre, está liderado por la UPV y cuenta con la cofinanciación de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) y Acuamed. La Fundación Global Nature, la Sociedad Española de Ornitología SEO/BirdLife y Acció Ecologista-Agró son los socios beneficiarios.

El acto de presentación, celebrado en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universitat Politècnica de València, ha contado con la participación de los diferentes socios de este proyecto europeo de gobernanza, que es el resultado de la estrecha colaboración entre las administraciones públicas, organizaciones ecologistas y universidades y que se centra en la gestión integrada de los tres humedales artificiales que podemos encontrar en el parque natural de L'Albufera de Valencia: el Tancat de la Pipa (Valencia), el Tancat de Milia (Sollana) y el Tancat de l'Illa (Sueca).

La presentación del Life+Albufera ha arrancado con la intervención del coordinador del proyecto, Miguel Martín (UPV), que ha explicado cómo los humedales artificiales de L'Albufera pueden mejorar la calidad de las aguas de la laguna y permitir así la recuperación de hábitats y, por tanto, beneficiar a las más de 350 especies de aves que encontramos en este parque natural.

Tancat de la Pipa

A continuación, Mª Carmen Regidor (CHJ) ha descrito el caso concreto del Tancat de la Pipa, el primero de los humedales artificiales que se puso en marcha en L'Albufera de Valencia y que ha resultado ser una experiencia muy exitosa. Fernando Juan (Acuamed) ha hecho lo propio con los otros dos humedales artificiales del parque natural: el Tancat de Milia i el Tancat de l'Illa, dos reservas naturales al servicio de la biodiversidad y la calidad de las aguas de la laguna.

Tras la intervención de estos tres socios, Antonio Guillen (Fundación Global Nature) ha tomado la palabra para hablar al público asistente sobre su experiencia en restauración de humedales, y de la importancia de las redes internacionales. Por su parte, Mario Giménez (SEO/BirdLife) ha destacado la importancia de establecer protocolos para la aplicación de la Directiva Marco del Agua y de la Red Natura 2000 en la conservación de las lagunas y los marjales. Después, William Colom (Acció Ecologista-Agró) ha analizado la gestión participativa de los espacios naturales y los beneficios de la custodia del territorio en cuanto a la conservación de los humedales.

Después de las primeras ponencias, se ha celebrado una mesa redonda que ha contado con la participación de los socios beneficiarios del LIFE+Albufera: UPV, Fundación Global Nature, SEO/BirdLife y Acció Ecologista-Agró. Durante esta mesa redonda los ponentes han explicado más detalladamente el proyecto, que busca demostrar que una adecuada gestión integrada de los tres humedales artificiales de L'Albufera es una de las posibles opciones para mejorar la calidad de las aguas de la laguna y el hábitat de las aves, para poder cumplir así con las Directivas Marco del Agua, Aves y Hábitats.

Tareas

Para ello, durante los próximos dos años y medio, los socios llevarán adelante diferentes tareas: el control de la calidad de las aguas que atraviesan estos humedales, la gestión de los periodos de inundación, la gestión de la vegetación, el estudio de la avifauna presente, así como la evaluación de los efectos sobre la economía local y la percepción de la población sobre los humedales artificiales. Todo ello sin olvidar las cuestiones relacionadas con su difusión, el intercambio de experiencias similares y la participación social.

Este reto, que arrancó en octubre de 2013, cuenta con un presupuesto de 1.446.234.00 euros. Su financiación la asume la Comisión Europea en un 50%, la UPV en un 22,7 %, Acuamed en un 8,6% y la CHJ en un 6'9%. La Fundación Global Nature aporta el 5,5 %, SEO/Birdlife el 5,2 % y Acció Ecologista-Agró el 1,0%.

Comentarios