Evo Morales acusa a la exagerada industrialización de algunas potencias de los desastres naturales por el calentamiento global

12
0
12

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha denunciado este jueves "la indolencia del capitalismo" ante las tragedias y el dolor que dejan los desastres naturales en Bolivia y en otras partes del mundo debido al calentamiento global, tras su visita a las zonas afectadas en Cochabamba por las lluvias torrenciales, que han dejado, al menos, 24 muertos.

"El único culpable de eso es la exagerada industrialización de algunas potencias, siguen fabricando armas para matar no para salvar vidas y eso está contaminando en todo el mundo y está haciendo cambiar el medio ambiente", ha apostillado el mandatario, que recuerda que hay más de 24.000 familias damnificadas y 4.350 hectáreas de cultivos dañados.

Estos serían los datos preliminares de las consecuencias de las intensas lluvias e inundaciones que han afectado a esta zona del país durante la últimas semana. Morales ha advertido de que lo que pasa en el mundo es "grave" y advierte de que "empeorará si continúa la negligencia de las potencias para asumir acciones concretas para frenar la contaminación".

Tal y como recoge la Agencia Boliviana de Información (ABI), Morales --primer presidente indígena de la historia boliviana-- ha insistido en que "la Madre Tierra puede vivir sin el hombre, pero el hombre no sobrevive sin la naturaleza" y acusa a las grandes potencias de no asumir su responsabilidad. "Ellos quieren seguir destrozando", ha sentenciado.

Comentarios