La industria brasileña se desploma con el pánico ante la sequía como trasfondo

380
0
  • Central Termoeléctrica de Petrobras (Wikipedia/CC)
    Central Termoeléctrica de Petrobras (Wikipedia/CC)
380

La producción del sector industrial en Brasil cayó un 2,8% en el pasado mes de diciembre, y 2014 cerró con una caída global del 3,2%, el peor dato desde que el país se viera salpicado por la crisis financiera global de 2009, según los datos ofrecidos este martes por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

La peor parte se la lleva el sector del automóvil, tradicionalmente considerado un buen termómetro para medir el estado de la economía. Ha caído un 16,8%, seguido de los derivados del metal (-9,8%) y  la metalurgia (-7,4%).

Por otro lado, sectores como las industrias extractivas y el del petróleo y los biocombustibles aumentaron su producción un 5,7% y un 2,4% respectivamente.

Las perspectivas de cara a 2015 no son muy halagüeñas: en el último informe divulgado por el Banco Central la previsión era que la industria creciera un 0,5% este año. En niveles globales, se espera que la economía brasileña tenga un crecimiento próximo a cero o que incluso entre en recesión.

Entre los motivos para la preocupación está el incierto escenario internacional, la grave sequía que afecta al sureste del país -precisamente el área más industrializada- y el delicado momento que atraviesa Petrobras, uno de los principales motores de la economía brasileña.

En medio del escándalo de corrupción detonado con la Operación Lava Jato, la compañía estatal anunció recientemente por boca de su presidenta, Graça Foster, que cortará inversiones y paralizará grandes obras de infraestructura, lo que repercutirá directamente en cientos de empresas proveedoras.

Comentarios