La FAO envía ayuda urgente a Cabo Verde para enfrentar la sequía

69
0

Sobre la Entidad

FAO
FAO
Alcanzar la seguridad alimentaria para todos y asegurar que las personas tengan acceso a alimentos de buena calidad que les permitan llevar una vida activa y saludable es la esencia de las actividades de la FAO.
69

Personalidades

  • Esfuerzos dirigidos a fortalecer la resiliencia y a una agricultura menos dependiente de lluvias impredecibles

La FAO va a suministrar semillas de cultivos alimentarios, piensos para animales y equipos de riego por goteo para ayudar a miles de personas en Cabo Verde cuya seguridad alimentaria y medios de vida están amenazados tras el fuerte descenso en la producción agrícola debido a la sequía.

Para hacer frente a esta situación, el primer ministro de Cabo Verde, José María Pereira Neves, y el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, firmaron en Roma un acuerdo que incluye 500.000 dólares EEUU en ayuda urgente a Cabo Verde.

La intervención de emergencia tiene como objetivo ayudar a 8.237 familias rurales entre las más vulnerables a los efectos de la sequía

"Se trata de un acuerdo muy importante, que no sólo nos permitirá afrontar la actual sequía, sino también ayudar a crear las condiciones para construir una agricultura sostenible en Cabo Verde", señaló Pereira Neves.

La intervención de emergencia tiene como objetivo ayudar a 8.237 familias rurales entre las más vulnerables a los efectos de la sequía. Cabo Verde tuvo un 65 por ciento menos lluvia en 2014 en comparación con el año anterior.

Las estimaciones que la misión de evaluación de la FAO llevó a cabo en octubre del mes pasado calculan la producción de maíz en cerca de 1 000 toneladas. Representa el nivel más bajo de la producción que se haya registrado en el país, y sigue la pronunciada tendencia a la baja en los últimos años.

Intervención inmediata

Unas 30.000 personas necesitan ayuda urgente, con muchos de los hogares más vulnerables habiendo perdido la totalidad o una gran parte de sus cultivos de cereales en ocho de las islas más afectadas en Cabo Verde.

Dentro de la intervención de la FAO, 7.015 hogares recibirán paquetes de 17 kilogramos que contienen semillas de maíz, frijoles y caupí.

Además, 554 familias de agricultores cuyas actividades agrícolas de regadío se han visto gravemente afectadas por la sequía, recibirán semillas de tomate, col y cebolla como parte de la iniciativa de ayuda de emergencia.

Por último, sobre la base de la experiencia previa destinada a mejorar el uso de los escasos recursos hídricos de Cabo Verde, y con miras a fortalecer la capacidad de resiliencia, se distribuirá material de riego por goteo.

También se realizará una distribución urgente de piensos a 668 familias que viven de la cría de ganado, teniendo en cuenta que la producción de forraje se vio también seriamente afectada por los bajos niveles de lluvia, poniendo miles de animales en situación de riesgo.

Cabo Verde es altamente dependiente de las importaciones de cereales, especialmente para el arroz y el trigo, que no se cultivan en el país.  Aproximadamente el 80 por ciento de las necesidades nacionales de cereales se importan.

Sin embargo, la fuerte caída de la producción tendrá un impacto negativo en los ingresos y el acceso a los alimentos de los agricultores.

De acuerdo con uno de sus objetivos estratégicos la FAO se ha comprometido a crear sistemas agrícolas y medios de vida dependientes de la agricultura que sean resilientes frente a las amenazas y crisis. Lograr que la producción agrícola sea menos dependiente de lluvias muy variables e imprevisibles es de importancia crucial en el esfuerzo por aumentar esta  resiliencia en Cabo Verde.

Comentarios