Connecting Waterpeople
CAF

"Las inundaciones y las sequías no entienden de fronteras administrativas"

2
192
  • " inundaciones y sequías no entienden fronteras administrativas"

Sobre la Entidad

CAF
CAF
CAF respalda los esfuerzos que realizan los países de la región para asegurar a toda la población el acceso a servicios adecuados de agua potable y saneamiento, y consolidar una visión integral del manejo de los recursos hídricos.
· 192
2

La V edición de los Diálogos del Agua, que se celebrará en Madrid el próximo 2 de octubre, es un espacio de discusión temática que se organiza anualmente con el objetivo de promover el intercambio de conocimiento y experiencias entre América Latina y España, en torno a asuntos de interés para el sector hídrico. En esta ocasión, el eje será "Agua y resiliencia a los efectos del cambio climático".

Con motivo de la celebración del evento, hemos entrevistado a María Dolores Pascual, Presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (España).

Pregunta - ¿Cuáles son los principales efectos del cambio climático sobre la cuenca del Ebro?

Respuesta - Es un hecho contrastado que se está produciendo un incremento significativo de la temperatura. De 1950 a 2010 en la mayor parte de la cuenca del Ebro se ha observado incremento de temperatura media de 1,2º C. De cara al futuro, las últimas previsiones elaboradas por la Oficina Española de Cambio Climático, indican que la temperatura seguirá incrementándose, estimando un aumento entre 0,8º C y 1,0º C de 2010 a 2040.

En cuanto a las precipitaciones, no se ha detectado una clara tendencia general de descenso en las series históricas aunque la previsión a futuro es de un descenso significativo. Existe acuerdo en la comunidad técnica-científica en que estas serán más irregulares aumentando los episodios de sequías e inundaciones. Y en cuanto a los ríos, por el momento se ha detectado tendencia de descenso achacable al factor climático pero también a otros factores como al incremento de los usos del agua y al destacado incremento de la superficie forestal en la demarcación. Los análisis más recientes de la Oficina Española de Cambio Climático cifran este descenso para el periodo 2010-2040 entre el 2% y el 7%, dependiendo de cómo evolucionen las emisiones de CO2.

Lo que sí está claro es que el incremento de las temperaturas hace aumentar las necesidades hídricas de los cultivos y por tanto las necesidades de riego que representan la mayor demanda de agua en nuestra cuenca, lo que unido a un previsible descenso de las aportaciones, conducirá a una mayor presión sobre los recursos hídricos. Este verano, en la Cuenca del Ebro, hemos tenido una buena muestra de ello. También disminuyen los días de heladas, las precipitaciones en forma de nieve, se aceleran los deshielos y cambian el régimen de los ríos pirenaicos alimentados en buena medida de la nieve.

En cuanto a las precipitaciones, no se ha detectado una clara tendencia general de descenso en las series históricas aunque la previsión a futuro es de un descenso significativo

En conjunto tenemos un aumento de las necesidades hídricas y al mismo tiempo una previsible disminución de los recursos hídricos y del momento en que se encuentran disponibles. Es decir, una mayor escasez a la que debemos adaptarnos.

Por último, un aspecto importante es el efecto que la elevación del nivel del mar produzca en el delta del Ebro, un 0,2 m en el último siglo y se estima que seguirá en ascenso.

Del análisis de los estudios de investigación en la cuenca del Ebro sobre los efectos del cambio climático se desprenden otros efectos que se deben tener en cuenta para integrar los efectos del cambio climático en la planificación hidrológica. Entre estos pueden destacarse la previsible disminución del tránsito sedimentario en los ríos y embalses, la disminución de la recarga a los acuíferos, el incremento de las necesidades hídricas de los cultivos, disminución de la producción hidroeléctrica, efectos en la calidad del agua (por ejemplo: temperatura, pH, explosiones de cianobacterias en embalses), efectos ecológicos (distribución de masas forestales, modificación de las pautas de migración de las aves).

En definitiva, la cuenca del Ebro no es ajena a las consecuencias de un calentamiento global de la Tierra si bien es cierto que estamos hablando de la cuenca más caudalosa de España por lo que si somos capaces de prevenir y adaptarnos a la realidad que previsiblemente viene, podríamos alcanzar un equilibrio aceptable entre las necesidades hídricas de la cuenca y el buen estado de las masas de agua. Con ese objetivo, la obtención y gestión de la información de la cuenca es vital. Cuanta mayor y mejor información dispongamos, mejor diagnóstico y por tanto, más acertadas serán las medidas de mejora. En este sentido querría destacara el importante esfuerzo que se realiza en la Confederación de recopilar todas aquellas investigaciones sobre cambio climático y agua en la demarcación del Ebro.

A lo anterior, debe unirse la búsqueda de la eficiencia en la garantía de los suministros, la recuperación de ecosistemas acuáticos desde un punto de vista integral, la eficiencia en la explotación de las infraestructuras, el control riguroso sobre las presiones al medio hídrico y todo ello, a través del desarrollo de instrumentos tecnológicos que constituyen una herramienta básica para la gestión y toma de decisiones.

Un aspecto importante es el efecto que la elevación del nivel del mar produzca en el delta del Ebro, un 0,2 m en el último siglo y se estima que seguirá en ascenso

P. - ¿Qué herramientas emplea la CHE para gestionar fenómenos hidrometeorológicos  como sequías e inundaciones?

R. - Lo primero para gestionar adecuadamente es planificar. Y las cuencas españolas cuentan con instrumentos de planificación de carácter general como los planes hidrológicos, pero también específicos para los fenómenos extremos: planes de gestión del riesgo de inundación y planes especiales de sequía.

Actualmente está en vigor el Plan Hidrológico de la demarcación del Ebro 2015-21. Es este el tercer plan hidrológico desde el primero en 1998, y el segundo desde que se aprobara la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea. El Plan Hidrológico es el marco general para una gestión sostenible y eficiente en todos los ámbitos.

No hace mucho, el 28 de noviembre de 2018, se aprobaba la revisión del Plan Especial de Sequía de la demarcación del Ebro. Los planes especiales de sequía permiten realizar un diagnóstico o detección de las sequías más temprano, objetivo y comparable, estableciendo los mecanismos para el seguimiento y evaluación del fenómeno cuando se produce, así como para la toma de decisiones y aplicación de medidas previamente definidas y ligadas a cada uno de los escenarios de la escasez coyuntural provocada por la sequía: normalidad, prealerta, alerta y emergencia.

El cambio climático es uno de esos fenómenos absolutamente globales que transcienden las fronteras y los sectores

El vigente Plan de Gestión del Riesgo de Inundación de la cuenca del Ebro (2016/2021) incorpora medidas de muy diversa índole que involucran a diferentes agentes de competencias que van desde la gestión del agua a la protección civil, pasando por la ordenación del territorio. Son medidas de restauración, mejora del drenaje, predicción, protección civil, ordenación del territorio, promoción de los seguros e intervención, desglosadas en más de 20 tipos concretos de acciones. El Organismo de cuenca coordina la elaboración del Plan y realiza su seguimiento, pero la responsabilidad de llevar a cabo cada una de las medidas que incorpora el Plan de Gestión del Riesgo de Inundación (PGRI) es de cada autoridad competente en la materia (aguas, forestal, protección civil, ordenación del territorio, etc.), a nivel estatal, autonómico o local.

En el ámbito de sus competencias, la CHE trabaja ahora en su desarrollo e implantación de medidas concretas especialmente las referidas a la restauración (mantenimiento de cauces, restauración fluvial, recuperación del dph), medidas estructurales (obras de emergencia, defensas…) y, sobre todo, medidas de predicción e información en tiempo real, alerta y gestión eficiente, cuyo máximo exponente es el Sistema Automático de Información Hidrológica y el Sistema de Ayuda a la Decisión que, junto con un equipo humano de alta profesionalidad y experiencia, son claves para la gestión de estos eventos extremos.

Todos estos instrumentos de planificación tienden también a reducir la vulnerabilidad de la demarcación ante estos fenómenos, y enlazando con lo anterior, también contribuyen a aumentar la resiliencia ante los efectos del cambio climático.

Las cuencas españolas cuentan con instrumentos de planificación de carácter general como los planes hidrológicos, pero también específicos para los fenómenos extremos

P. - ¿Qué lecciones aprendidas en la CHE cree que podrían exportarse a otros países?

R. - La CHE es el organismo de cuenca con la más larga historia en el mundo desde que se creó en 1926. Este largo tiempo de desempeño nos ha permitido aprender muchas lecciones, unas buenas y otras menos buenas, pero que nos han hecho ir avanzando, adaptándonos a los tiempos, y construyendo un organismo de cuenca que, sinceramente, creo que es hoy uno de los referentes en el globo sin perjuicio, como es natural, que haya aspectos que mejorar.

Además de todo lo comentado más arriba sobre el papel clave de la planificación, nuestra lección aprendida más importante es la más obvia: la gestión circunscrita al ámbito natural de la cuenca hidrográfica, traspasando las fronteras administrativas, llevando a cabo una Gestión Integrada de Recursos Hídricos frente a un enfoque compartimentado en lo territorial, y también en lo sectorial.

Si la gestión por cuencas es relevante en circunstancias ordinarias, ya sea las actuales o las agravadas por el efecto del cambio climático, aún lo es más en las circunstancias extraordinarias cuando suceden fenómenos extremos. Las inundaciones y las sequías no entienden de fronteras administrativas, lo que sucede aguas arriba afecta aguas abajo, y las decisiones óptimas de gestión capaces de lograr minimizar los daños y perjuicios, requieren un enfoque de cuenca hidrográfica.

Enlazando con esto, existe una idea crucial para nosotros. Para todas las Confederaciones. Se trata de un modelo de gobernanza en el que los usuarios comparten cargas y beneficios y cuya participación reglada en la toma de decisiones a través de órganos específicos permite eliminar o cuando menos, minorar los conflictos que surgen en la gestión y especialmente, en circunstancias de escasez. Estos mecanismos de gestión colectiva, coordinados desde la CHE, sin duda nos hacen ser más resilientes ante la mayor escasez y los más numerosos episodios de sequía, por causa del cambio climático.

La CHE es el organismo de cuenca con la más larga historia en el mundo desde que se creó en 1926

P. - ¿Cuáles son sus expectativas de estos V Diálogos del Agua?

R. - El cambio climático es uno de esos fenómenos absolutamente globales que transcienden las fronteras y los sectores.

Los “V Diálogos del Agua” dedicados al tema “Agua y Resiliencia a los efectos del cambio climático”, representan un marco ideal para intercambiar conocimiento y experiencia desde ambos lados del Atlántico sobre cómo incorporar en nuestra gestión un “pensamiento  resiliente”, es decir, dotar a nuestras acciones y decisiones de un componente de adaptación y reducción de la vulnerabilidad ante el cambio climático.

Agradezco a “Diálogos del Agua” que haya querido contar de nuevo con la Confederación Hidrográfica del Ebro para mostrar su experiencia y a la vez, que nos permita aprender de los demás en un contexto cada vez más complicado desde el punto de vista de la gestión hidráulica.

La redacción recomienda

18/11/2019 · Entrevistas · 31 1

"A veces el sector del agua cede frente a otros sectores a la hora de recibir atención política"

17/11/2019 · Entrevistas · 80 1

"No podemos concebir la gestión de los recursos hídricos sin tener en cuenta el cambio climático"

14/11/2019 · Entrevistas · 46 1

"Estar preparados para el cambio climático es vital desde la planificación hidrológica"

13/11/2019 · Entrevistas · 103 1

"Costa Rica necesita más inversión en saneamiento, donde apenas ha avanzado un 15 %"

12/11/2019 · Entrevistas · 46 1

"El cambio climático es un problema global cuya solución debe ser una integración entre países"

11/11/2019 · Entrevistas · 89 1

Mª Dolores Pascual: "Cualquier aspecto de la gestión del agua afecta al bienestar de las personas"

10/11/2019 · Entrevistas · 136 1

J. Suárez: "CAF trabaja en incorporar la perspectiva del cambio climático en la gestión del agua"

07/11/2019 · Entrevistas · 60 1

Francisco Dumler: "Los países iberoaméricanos están cada vez más expuestos al cambio climático"

06/11/2019 · Entrevistas · 110 1

Raúl Salazar: "El tema del agua concentra las mayores pérdidas económicas en Latinoamérica"

05/11/2019 · Cambio Climático · 58 1

V Diálogos del Agua América Latina-España: agua y resiliencia a los efectos del cambio climático

21/10/2019 · Diálogos del Agua Am... · 34 1

"Es necesario apostar por la transición ecológica desde una perspectiva justa y equitativa"

20/10/2019 · Diálogos del Agua Am... · 91 1

La reducción del riesgo por inundaciones urbanas

17/10/2019 · Diálogos del Agua Am... · 36 1

"Existe aún una tendencia creciente en lo que es la pérdida económica por los desastres"

16/10/2019 · Diálogos del Agua Am... · 120 1

Gestión de sequías. Experiencias comparadas en Iberoamérica

15/10/2019 · Diálogos del Agua Am... · 108 1

Víctor Arqued: "El cambio climático no es futurista. Es algo que ya tenemos aquí"

14/10/2019 · Diálogos del Agua Am... · 118 1

"El calentamiento global está cambiando nuestra relación con el agua, tanto dulce como salada"