Connecting Waterpeople
CAF

"El Perú ha asumido con alto sentido de compromiso el tema referido al cambio climático"

1
255
  • " Perú ha asumido alto sentido compromiso tema referido al cambio climático"

Sobre la Entidad

CAF
CAF
CAF respalda los esfuerzos que realizan los países de la región para asegurar a toda la población el acceso a servicios adecuados de agua potable y saneamiento, y consolidar una visión integral del manejo de los recursos hídricos.
· 255
1

La V edición de los Diálogos del Agua, que se celebrará en Madrid el próximo 2 de octubre, es un espacio de discusión temática que se organiza anualmente con el objetivo de promover el intercambio de conocimiento y experiencias entre América Latina y España, en torno a asuntos de interés para el sector hídrico. En esta ocasión, el eje será "Agua y resiliencia a los efectos del cambio climático".

Con motivo de la celebración del evento, hemos entrevistado a Walter Obando, jefe de la Autoridad Nacional del Agua de Perú.

Pregunta - ¿Cuáles son los principales retos de Perú en materia de agua?

Respuesta - La gestión de agua en el Perú se remonta a más de 5000 años; de acuerdo a las investigaciones de la Dra. Ruth Shady, señala que Caral es la Civilización más antigua de América (Ubicada a 176 km al norte de Lima), las élites a cargo de esta civilización daban lectura al comportamiento del clima, lo que les permitía saber si el año iba a ser bueno o malo en términos de disponibilidad de agua o sequía para las labores: agrícolas, pesca y comercio principalmente. Hoy en día, los saberes ancestrales y la moderna tecnología se combinan para poner en funcionamiento el Sistema Nacional de Gestión de recursos Hídricos (SNGRH) como manda nuestra Ley de Recursos Hídricos (Ley Nº 29338), el mismo que como cualquier sistema de gestión se viene mejorando continuamente, a 10 años de su promulgación plantea los siguientes retos:

  • Posicionar a la Institución como ente rector Técnico Normativo en materia de Recursos Hídricos que permita conducir el Sistema Nacional de Gestión de Recursos Hídrico con eficiencia y eficacia, como Autoridad Única de carácter multisectorial, multinivel y multiactor, a nivel nacional así como a nivel de cuencas, conjuntamente con los gobiernos regionales y locales; planificando, concertando y coordinando la elaboración y ejecución de los Planes de Recursos Hídricos, conforme a lo estipulado en la Ley de Recursos Hídricos y su Reglamento.
  • Continuar estableciendo criterios, lineamientos, programas y proyectos para el uso racional y armonioso de los recursos hídricos del país, que garanticen la seguridad hídrica a las generaciones actual y futura, la disponibilidad de agua necesaria en patrones de calidad adecuados a los respectivos usos, de conformidad con los objetivos y medidas de interés nacional, establecidos en la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos.
  • Formular propuestas con enfoque nacional para mejorar las disponibilidades hídricas superficiales y subterráneas en calidad, cantidad y oportunidad, considerando el aprovechamiento de fuentes no tradicionales como la desalación del agua de mar, el tratamiento y utilización de las aguas servidas entre otros. Se debe resaltar lo estipulado en la Ley N°30989 que declara de Interés Nacional y Necesidad Pública la Implementación de la Siembra y Cosecha de Agua.
  • Liderar la articulación de acciones y medidas de adaptación de los recursos hídricos, al cambio climático en el ámbito nacional. Dado que la ANA, en el marco del Informe país elaborado por la Grupo de Trabajo Multisectorial (Creado con Resolución Suprema Nº 005-2019-MINAM), está orientado específicamente a implementar 8 medidas de adaptación llamadas NDC (por sus siglas en ingles de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas)  al cambio climático en el componente aguas de gestión multisectorial.
  • Lograr la utilización racional de los recursos hídricos por todos los usuarios sectoriales del país. En ese sentido, debemos fortalecer las capacidades de las organizaciones de regantes principalmente, por ser los mayores demandantes de recurso hídrico cuya eficiencia de uso no supera el 30%.
  • Contribuir a la prevención y defensa contra eventos hidrológicos críticos de origen natural o debido al uso inadecuado de los recursos hídricos; más aún en el contexto de cambio climático que nos toca enfrentar de cara a nuestro bicentenario.
  • Articular los usos del agua a nivel de fuente, entre los actores del Sistema Nacional de Recursos Hídricos, sector privado y la sociedad civil; esto a través del Fortalecimiento de la Institucionalidad de los Consejos de Recursos Hídricos de Cuenca.
  • Modernizar el otorgamiento y asignación de derechos de uso del recurso hídrico a nivel de fuentes de agua y trasvases de agua entre cuencas hidrográficas.
  • Proporcionar mecanismos para la prevención y solución de conflictos hídricos de rango regional y nacional; a través del establecimiento de Sistemas de Alerta temprana, participativos e inclusivos.
  • Proponer esquemas de sostenibilidad financiera en la gestión de los recursos hídricos; específicamente para la elaboración de estudios que sirvan como insumo para la elaboración de Planes de Gestión de Cuencas y la puesta en ejecución del mismo.

P. - ¿Qué medidas impulsa la ANA en la gestión de sequías?[2]

R. - En el marco del eje de Política 5 Adaptación al Cambio Climático y eventos extremos, cuya estrategia 11: Gestión del Riesgo por eventos extremos, engloba el Programa 30: Actuación en situación de alerta por sequía, con las medidas siguientes.

  • Mejora del conocimiento de los eventos de sequía, a través de estudios e información de sequías: El GET SEQUIA a través de sinergias con la cooperación internacional (UNESCO, FAO, entre otros), brindó capacitaciones y asistencia técnica a los integrantes técnicos científicos del GET SEQUIA, procurando mejorar los métodos de análisis para la caracterización de las sequías, identificación de indicadores eficientes de la sequía agrícola, meteorológica e hidrológica, identificación de herramientas de teledetección para el monitoreo, e implementación de sistemas de alerta, identificar vulnerabilidades, identificación de los impactos históricos,  entre otros. Se ha establecido los criterios para el desarrollo del escenario de riesgo ante sequía meteorológica en el interior del GET SEQUIA. Se articula con el SENAMHI videoconferencias informativas orientados a los órganos desconcentrados de ANA, ubicados en zonas de riesgo a sequía, respecto a las condiciones del comportamiento pluvial y fluvial, pronósticos y volúmenes almacenados en reservorios principales. Dada la naturaleza transversal del evento de sequía, la ANA trabaja articuladamente con los sectores y Consejo de Recursos Hídricos de Cuenca (identificar vulnerabilidad), academia (investigar), INDECI y CENEPRED (Riesgo e impacto, plan multisectorial), Consejo Recursos Hídricos de Cuenca (Planes de Contingencia y protocolo de intervención). Se viene implementando el observatorio nacional de sequía, iniciativa multisectorial, cuyo propósito es monitorear los indicadores e información, para la toma de decisión. Como parte de las campañas de difusión en riesgo por sequía, se han diseñado y reproducido material de difusión escrita y audiovisual, juegos de mesa y vídeo orientado a conocer de manera amigable, las causas, efectos, medidas de intervención y adaptación.
  • Fortalecimiento institucional para la gestión de riesgo por sequía, implementando la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos en todas las cuencas hidrográficas: ANA viene desarrollando la supervisión de la elaboración del primer plan de gestión de sequía en cuenca, con enfoque de gestión integral y de gestión del riesgo, en articulación con el Gobierno Regional Tacna y Consejo de Recursos Hídricos de Cuenca Caplina Locumba (Tacna); Asimismo promueve la experiencia de la región Tacna (intervención pública-privada), en el ámbito del Consejo de Recursos Hídricos de Cuenca Quilca Chili (Arequipa). El Plan de gestión de sequía en cuencas, servirá de insumo para la actualización de los Planes de gestión de los recursos hídricos de cuenca correspondientes. Así también ANA tiene el compromiso de participar en la iniciativa “Elaboración del Plan Nacional de Sequía”, impulsada por la la Comisión Nacional de Lucha contra la Desertificación y Sequía – CONALDES.

En el año 2015, se reconoció el comité directivo de implementación del Observatorio de Sequía, como Grupo Especializado de Trabajo – Sequía (Resolución Jefatural N°291-2015-ANA), espacio multisectorial, cuyo objetivo es monitorear las sequías a nivel nacional, manteniendo informada a la población y autoridades; a la vez que asesora, recomienda y coordina acciones para reducir sus impactos sobre la población. Mediante la Resolución Jefatural N°315-2015-ANA y Resolución Jefatural N°133-2017-ANA se reconocio además como miembros integrantes para la gestión de las Sequías a la SUNASS y SERNANP, respectivamente.

Actualmente las entidades integrantes del Grupo Especializado de Trabajo – Sequía (GET SEQUIA), son:

  • Ministerio de Agricultura y Riego -MINAGRI
  • Autoridad Nacional del Agua – ANA|
  • Ministerio del Ambiente - MINAM
  • Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología -SENAMHI
  • Instituto Geofísico del Perú - IGP
  • Ministerio de Energía y Minas - MEM
  • Ministerio de Vivienda Construcción y Saneamiento - MVCS
  • Ministerio de la Producción - PRODUCE
  • Ministerio de Salud - MINSA
  • Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres - CENEPRED
  • Instituto de Defensa Civil - INDECI
  • Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional -COES SINAC
  • Universidad Nacional Mayor de San Marcos - UNMSM
  • Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento –SUNASS
  • Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado –SERNANP

La ANA, a través de la coordinación técnica del GET SEQUIA, forma parte de la Comisión Nacional de Lucha contra la Desertificación y Sequía – CONALDES, comisión multisectorial de naturaleza permanente, adscrita al Ministerio del Ambiente, tiene por objeto contribuir a la implementación de la Política y Estrategia de Lucha contra la Desertificación y Mitigación de la Sequía, en el marco de la Convención de Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación y Sequía y a la articulación de los esfuerzos del Estado en todos sus niveles de gobierno, las Organizaciones No Gubernamentales, el sector privado y población en general para la implementación de dichas políticas.

  • Medidas Estructurales, orientadas a incrementar la disponibilidad del recurso en estas zonas de escasez. La ANA como ente técnico normativo ha efectuado la identificación de zonas adecuadas para la instalación de microrepresas en el ámbito de determinadas cuencas altoandinas. Ha brindado asistencia técnica para la perforación, implementación y habilitación de pozos en zonas de riesgo. Asimismo, brinda asistencia técnica a través de convenios a los gobiernos regionales para los estudios de ingeniería necesarios para el diseño de la infraestructura hidráulica mayor.
  • Medidas de gestión de la demanda, orientadas a reducir las demandas mediante un uso más racional y eficiente del agua. La ANA ha realizado solidas campañas de sensibilización y capacitación para el uso eficiente del agua en la agricultura, actividad económica que consume mayor cantidad de agua en comparación de otras actividades. Se impulsa asimismo la reducción del uso del agua para generar un bien o servicio, buenas prácticas empresariales, utilizando nuevas tecnologías para el uso y reúso de los recursos hídricos, a través del certificado azul. El premio Nacional Cultura del Agua promueve las buenas prácticas para la gestión de los recursos hídricos. Se establecen anualmente los instrumentos de planificación hídrica en cuenca en forma participativa (multisectorial y multiactor) con evidencia de la situación hidrometeorologica y perspectivas para la toma de decisión.
  • Medidas de tipo normativo, para dar cobertura legal a alguna de las medidas. Se ha emitido la Resolución Jefatural N°291-2015-ANA, para institucionalizar el espacio multisectorial GET SEQUIA.
  • En periodos declarados de peligro inminente o de emergencia de recursos hídricos (artículo 130 de la Ley de Recursos Hídricos) se han emitido Resoluciones Jefaturales y Directorales que permitían la intervención efectiva de las medidas en ámbitos de cuenca, tales como restricciones, control de distribución, operación de pozos, etc.
  • Planificación de las situaciones de sequía por cuencas, debe tener una adecuada descripción de los recursos, demandas e infraestructuras disponibles en la cuenca, así como las reglas de operación y las condiciones ambientales. En este tema se prevé actualizar los planes de gestión de recursos hídricos de cuenca, con la incorporación del acápite gestión integral de sequias.

P. - ¿Por qué cree que es importante el debate sobre la incidencia del cambio climático en la gestión del agua?[3]

R. - El cambio climático afecta a escala global; vemos en todas partes del mundo como se manifiestan los eventos extremos, con mayor intensidad y frecuencia, llámese: Inundaciones por altas precipitaciones, sequías por ausencia de lluvias, aumento de las temperaturas en verano, bajas temperaturas en invierno... todo ello afecta la manera en que los países hemos venido gestionando los recursos hídricos, lo cual obliga a tomar medidas de adaptación y mitigación, que nos permita identificar oportunamente los retos, desafíos y oportunidades que nos plantea este difícil escenario.

El Perú ha asumido con alto sentido de compromiso el tema referido al cambio climático, a tal punto que queda evidenciado a través de la promulgación de la Ley Marco sobre Cambio Climático; Ley N° 30754 del 18 de abril del 2018, el cual establece disposiciones generales para la coordinación, articulación, diseño, ejecución, reporte, monitoreo, evaluación y difusión de políticas públicas, para la gestión integral frente al cambio climático; así como, dispone competencias y funciones en los tres niveles de gobierno y en los actores no estatales. Así mismo, identifica a las Contribuciones Nacionalmente Determinadas en adaptación y mitigación (NDC, por sus siglas en inglés) como un compromiso asumido por el Estado peruano en el marco del Acuerdo de París, ratificado por el Perú el 22 de julio de 2016 y que entró en vigor el 4 de noviembre del mismo año.

En el diagrama 1.1 se hace una línea de tiempo del proceso de Construcción de las NDC en el Perú:

La respuesta peruana al cambio climático, suma y se constituye como el compromiso de la comunidad internacional para enfrentar sus impactos y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero limitando así el incremento de la temperatura media del planeta muy por debajo de los 2 °C. El cumplimiento de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas es ejemplo de la importancia que tiene para el país contar con una visión de desarrollo a largo plazo, mirando el futuro con los ojos de la sostenibilidad y considerando acciones que contribuyan a la mejora de la calidad de vida de todos los peruanos.

Entre el 2017 y 2018 el Grupo de Trabajo Multisectorial de naturaleza temporal (GTM-NDC), conformado por trece ministerios de Estado y el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan), elaboró un Informe País para orientar la implementación de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas.

El cambio climático afecta a escala global; vemos en todas partes del mundo como se manifiestan los eventos extremos, con mayor intensidad y frecuencia

En ese sentido, se han definido 62 medidas de mitigación de gases de efecto invernadero, correspondientes a cinco sectores de emisiones definidos por el IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change); por otro lado, tenemos las NDC en Adaptación establecen objetivos y metas para reducir la vulnerabilidad ante los peligros asociados al cambio climático en cinco áreas temáticas priorizadas: 1) Agricultura; 2) Bosques; 3) Pesca y acuicultura; 4) Salud; y 5) Agua; a través de la incorporación de enfoques transversales de: gestión del riesgo de desastres, infraestructura pública resiliente, pobreza y poblaciones vulnerables, género e interculturalidad, y promoción de la inversión privada.

Se definieron también 91 medidas de adaptación correspondientes a 46 productos. Las medidas están distribuidas entre las áreas temáticas de la siguiente forma: Agricultura, 17 medidas (19%); Bosques, 12 medidas (13%); Pesca y acuicultura, 18 medidas (20%); Salud, 14 medidas (15%); y, Agua, 30 medidas (33%).

Principales puntos focales para la implementacion de las NDC en el Perú

Nacional: MINAM-Dirección General de Cambio Climático y Desertificación (DGCCD). 153 medidas de adaptación y mitigación a nivel nacional.

Sector Agricultura: MINAGRI-Dirección General de Asuntos Ambientales Agrarios (DGAAA). 17 medidas en el área temática de Agricultura.

ANA: Dirección de Planificación y Desarrollo de Recursos Hídricos (DPDRH). 08 Medidas de Adaptación, en Agua en su componente uso multisectorial.

El recurso hídrico por ser esencial para la vida, resulta ser transversal a todas las áreas temáticas; pero concentra su atención principalmente en 30 medidas que hace referencia el gráfico, corresponden a medidas en los siguientes usos del agua: agrícola, poblacional, energético y multisectorial. Este último está bajo responsabilidad de la ANA su implementación y son las siguientes:

  1. Implementación de Infraestructura hidráulica mayor para uso multisectorial en cuencas vulnerables al cambio climático.
  2. Conservación y recuperación de la infraestructura natural para la provisión del servicio ecosistémico hídrico en cuencas vulnerables al cambio climático.
  3. Implementación de Sistemas de Alerta Temprana ante inundaciones, sequías, aluviones y peligros de origen glaciar en cuencas vulnerables al cambio climático.
  4. Implementación del monitoreo y vigilancia de la calidad de los recursos hídricos en cuencas Vulnerables ante el Cambio Climático.
  5. Implementación de Red Hidrométrica de captación y distribución de agua en infraestructura hidráulica mayor y menor en cuencas vulnerables al cambio climático.
  6. Modernización del Otorgamiento de derechos de uso de agua en cuencas vulnerables incorporando escenarios climáticos.
  7. Promoción de mecanismos de articulación multisectorial y multiactor para la GIRH ante los efectos del Cambio Climático.
  8. Implementación de servicios de información para la planificación y la gestión multisectorial de los recursos hídricos en cuencas vulnerables al cambio climático.

Actividades en curso

La ANA, ha conformado su Grupo de Trabajo Institucional para la implementación de las NDC, su punto focal es la Unidad de Planeamiento de Recursos Hídricos de la Dirección de Planificación y Desarrollo de Recursos Hídricos.

La ANA-DPDRH, en coordinación con la DGCCD del MINAM, vienen desarrollando la consultoría referida a la Actualización de la Propuesta Tentativa (PT) de la NDC en su componente agua de gestión multisectorial, sobre la base del documento elaborado por el Grupo de Trabajo Multisectorial NDC 2017-2018, la misma que será entregada en diciembre del 2019.

P. - ¿Cuáles son sus expectativos de estos V diálogos del Agua?[4]

R. - Considerando que los V Diálogos del Agua, aborda el tema agua y resiliencia a los efectos del cambio climático, la población será más resiliente en la medida que haya mayor conocimiento científico, difusión de la información y las políticas establezcan Planes Gestión integral de sequía (proactivos) de prevención y adaptación.

El Perú está divido en 3 vertientes hidrográficas: Pacífico, Atlántico y Lago Titicaca; las cuales poseen características físicas y climáticas diferentes entre sí. Los climas en el Perú van desde lo costero árido y cálido, pasando por los valles interandinos de tipo templado, frígido y polar hasta los de tipo cálido y lluvioso de la selva. Esto debido a que el Perú es uno de los países con mayor variedad de climas en el mundo pues posee 27 de los 32 climas existentes (SENAMHI 2002), lo cual es influenciado por tres factores básicos: la situación del país en la zona intertropical, las modificaciones altitudinales que introduce la cordillera de los Andes y la corriente peruana o de Humboldt, cuyas aguas recorren las costas del país.

Los efectos de la variabilidad climática y cambio climático de cierta forma ha venido exacerbando la ocurrencia de eventos extremos, tales como la sequía ocurrida en el año 1983 en la región sur del país, ocasionando una seria afectación a los aspectos socio económico ambiental. En ese entonces no se contaba con un sistema holístico de monitoreo de la sequía, las acciones se caracterizaban desde un enfoque reactivo. En el año 2011 en concordancia de la Política 32 del Acuerdo Nacional, en el país se crea el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (SINAGERD) y las normativas conexas.

En el año 2013, la ANA participo en el segundo “taller en Apoyo a las Políticas Nacionales de Gestión de la Sequía” (Fortaleza- Brasil), iniciativa de la ONU AGUA, cuyo propósito fue fortalecer las capacidades de los países en el desarrollo proactivo de políticas de gestión de la sequía basada en el riesgo. Se consideró impulsar las recomendaciones dadas, las mismas que se promovieron con la creación en ANA del ex comité de implementación del observatorio de sequía, hoy denominado Grupo Especializado de Trabajo -Sequía.

Las expectativas son:

  • Conocer las experiencias exitosas en la gestión integral de la sequía, a fin de evaluarlo y adecuarlo a la gestión existente de ser factible. Conocer también las experiencias no exitosas a fin de aprender de ellas para evitar cometerlas.
  • Identificar una entidad que colabore para brindar asistencia técnica y capacitar sobre la metodología de identificación de los umbrales de riesgo de sequía, para la determinación de las situaciones de prealerta, alerta y emergencia a nivel de cuenca hidrográfica, aplicándolo a cuencas piloto regulada, no regulada y mixta.
  • Identificar una entidad que colabore para brindar asistencia técnica y capacitar sobre la metodología de identificación de índices de vulnerabilidad socio económico ambiental, con aplicación en una región piloto.
  • Identificar una entidad que colabore para fortalecer las capacidades a través del entrenamiento a los administradores del observatorio nacional de sequía, en temas de programación INGRID para el diseño del cuarto de mapas, modificación del formato, captura e ingreso de base de datos, entre otros.
  • Identificar una entidad que colabore para brindar asistencia técnica y capacitar a los profesionales en la incorporación y análisis de escenarios climáticos en los modelos de planificación hidrológica de cuencas consideradas de alto riesgo a la sequía.

 

  • [1] Redactado por el Ing. Walter Pebe de la Unidad de Planeamiento de Recursos Hídricos de la DPDRH.
  • [2] Redactado por la Ing. Dora Soto de la Unidad de Estudios y Proyectos Hídricos de la DPDRH.
  • [3] Redactado por el Ing. Walter Pebe de la Unidad de Planeamiento de Recursos Hídricos de la DPDRH.
  • [4] Redactado por la Ing. Dora Soto de la Unidad de Estudios y Proyectos Hídricos de la DPDRH.

La redacción recomienda

16/10/2019 · Diálogos del Agua Am... · 12 1

Gestión de sequías. Experiencias comparadas en Iberoamérica

15/10/2019 · Diálogos del Agua Am... · 59 1

Víctor Arqued: "El cambio climático no es futurista. Es algo que ya tenemos aquí"

14/10/2019 · Diálogos del Agua Am... · 81 1

"El calentamiento global está cambiando nuestra relación con el agua, tanto dulce como salada"

11/10/2019 · Diálogos del Agua Am... · 91 3

Aina Calvo: "La medida para fomentar la resiliencia es la planificación hidrológica"

10/10/2019 · Diálogos del Agua Am... · 102 2

"Si hay un recurso que necesita una reflexión sobre estrategias de sostenibilidad es el agua"