Aguas de Valencia presenta en Efiaqua2013 un innovador método para detectar Legionella Viable en 24 horas

352
0

Sobre la Entidad

Global Omnium
Empresa especializada en la gestión integral del agua. Actualmente da cobertura a 5,5 millones de personas en más de 300 ciudades españolas, además de tener presencia en otros países extranjeros.
  • Adela Soriano (Responsable de Microbiología) y Elías Colom (Director del laboratorio de Aguas de Valencia).
  • El laboratorio del Grupo Aguas de Valencia ha desarrollado un nuevo análisis para detectar la bacteria Legionella viable en 24 horas, frente a los métodos tradicionales de siembra que tardan, aproximadamente, entre 10 y 15 días. Esta inmediatez de en la obtención de resultados permite tomar decisiones urgentes e, incluso, salvar vidas humanas.
  • Este pionero proyecto ha sido presentado en las jornadas técnicas de Efiaqua 2013, que se están celebrando en Valencia.
  • Esta empresa realiza anualmente 32.000 informes y 300.000 análisis para diferentes administraciones y sectores empresariales.
     

El laboratorio de Aguas de Valencia, Gamaser, acaba de revolucionar los análisis de detección de la Legionella al desarrollar un método de qPCR viable, alternativo al empleado habitualmente y cuya duración es de entre 24 y un máximo de 48 horas frente a los 10-15 días, de los métodos actuales.

Esta pionera iniciativa, más rápida, sensible y que permite una mayor seguridad y vigilancia en el agua de red, ha sido presentada por en el segundo día de Efiaqua 2013, la feria del agua que está celebrándose en Valencia.

Tal y como declaró el director de este laboratorio, Elías Colom, esta revolucionaria innovación tiene su origen, precisamente, en su total orientación al cliente y, sobre todo, en su vocación de servicio ‘‘tenemos clientes que son empresas de mantenimiento de instalaciones con riesgo de contener Legionella y nos piden que les avisemos en cuanto tengamos una colonia confirmada como positiva, sin esperarnos a cumplir con todos los días de incubación porque, así, ellos toman acciones inmediatas. Es decir, les interesa más la rapidez de resultados que saber exactamente la cantidad de colonias positivas encontradas porque son conscientes de la facilidad que tiene la bacteria para reproducirse y quieren evitarse problemas posteriores actuando inmediatamente’’.

Esta pionera iniciativa es más rápida, sensible y permite una mayor seguridad y vigilancia en el agua de red

Por ello, según Colom "una vez analizadas todas las ventajas e inconvenientes de las técnicas analíticas existentes, decidimos emplear la qPCR para desarrollar nuestro estudio porque queríamos ofrecer inmediatez a la hora de dar los resultados de legionella y, sobre todo, que éstos correspondan a células vivas".

Las principales aportaciones que ofrece la investigación de Aguas de Valencia, son las siguientes:

  • Mayor rapidez de respuesta a la hora de ofrecer resultados de Legionella si empleamos la qPCR viable combinada con PMA (Propidio Monoázida) - Garantizar resultados correspondientes sólo a células viables 
  • Un nuevo método alternativo al oficial que es más sensible y específico para ofrecer una mayor vigilancia del agua de red

El laboratorio de Aguas de Valencia, a la vista de los resultados obtenidos, propone el método de la qPCR combinada con el PMA como alternativa eficaz y rápida para los ensayos cualitativos de Legionella spp en aguas de red. Desde su punto de vista, "el método oficial subestima los resultados positivos y ofrece un gran peligro por tener el riesgo de dar resultados falsos negativos, lo cual pone en peligro la salud pública. Es cierto que existe una propuesta al Real Decreto 865 que todavía no ha entrado en vigor, en la que se hace eco de los progresos técnicos y permitirán el empleo de la PCR para la toma de decisiones urgentes como en el caso de brotes o positivos, pero en ningún caso permiten la sustitución de sus datos por los de las técnicas de cultivo".

Tras estudiar todas las ventajas e inconvenientes de las técnicas Recuento directo de células viables combinado con un fluoróforo marcador y posterior identificación y recuento (DVC-FISH) y la Reacción en cadena de la polimerasa cuantitativa (qPCR), los investigadores de este laboratorio decidieron emplear la qPCR para desarrollar su estudio, porque aporta rapidez en la obtención de resultados, incluso cuando se tengan que realizar y procesar muchas muestras al mismo tiempo.

La qPCR es un método enzimático que se emplea para la amplificación del DNA “in vitro” una vez extraído de la célula. Según nos cuenta la Responsable de Microbiología de GAMASER, Adela Soriano, ‘‘el ensayo se lleva a cabo en un termociclador que proporciona ciclos repetidos de cambios de temperatura. Durante esos ciclos y en un corto período de tiempo, se amplifican niveles muy bajos de DNA diana hasta obtener millones de copias. La PCR se acopla a la emisión de una señal fluorescente. Esta señal se intensifica proporcionalmente a la cantidad de producto de PCR generado en cada ciclo de reacción’’.

Aguas de Valencia pretendió con este estudio, por una parte, investigar una forma rápida y eficiente que garantizase resultados en la detección de Legionella Viable con la finalidad de que pudieran tomarse acciones con la mayor celeridad posible, empleando para ello el método de qPCR en aguas de red, puesto que son las que más solicitadas, y ofrecer resultados de viabilidad con dicho método. Y en segundo lugar, ofrecer a la Administración un nuevo método oficial de análisis de Legionella Viable.

Para trabajar con la qPCR viable, es decir, la detección de material genético sólo correspondiente a células vivas, el laboratorio de Aguas de Valencia ha trabajado conjuntamente con el personal del Instituto de Ingeniería y Medio Ambiente (IIAMA) de la universidad Politécnica de Valencia dirigido por el doctor José Luis Alonso Molina, como expertos que son en esta materia desde hace años.

La Legionella, objetivo alcanzable

La bacteria ambiental Legionella pneumophila y otras especies del mismo género son los agentes causantes de la legionelosis, una de las más graves enfermedades pulmonares que existen actualmente. Es especialmente agresiva en ancianos y en niños, en enfermos pulmonares, en diabéticos y, en general, en todas aquellas personas que tienen su sistema inmunológico comprometido.

El riesgo de contraer legionelosis depende del tipo e intensidad de la exposición y del estado de salud de las personas afectadas y puede llegar, incluso, a causar una importante tasa de mortalidad (entre un 10% y un 20%).

La bacteria Legionella pneumophila y otras especies del mismo género son los agentes causantes de la legionelosis, una de las más graves enfermedades pulmonares 

Las instalaciones de riesgo son controladas por las autoridades sanitarias con el Real Decreto 865/2003 de 4 de Julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis, emitido por el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Por la importancia y gravedad que tiene este patógeno en la salud pública, numerosos y constantes análisis se solicitan para su detección o recuento. En la mayoría de los casos es fundamental dar resultados rápidos y, si se producen brotes o casos positivos, esta premura se acentúa aún más puesto que se hace necesario tomar acciones con suma urgencia.

Es por ello que, empleando los métodos clásicos de cultivo que, por otro lado, son los únicos legislados por las autoridades sanitarias en España, son necesarios largos períodos de incubación (entre 10-15 días). Mediante el cultivo sólo se pueden cuantificar las unidades formadoras de colonias crecidas en el medio de cultivo, es decir, aquellas células que han podido reproducirse y dar como resultado una colonia: son las llamadas células “Viables cultivables”. Pero, en cambio, no se pueden cuantificar aquellas que están en la muestras pero no han podido producir dichas colonias, aunque se trate de células que mantienen sus funciones vitales e infectivas: son las que se llaman “Viables no cultivables”. 

Esto se traduce en la obtención de resultados subestimados y, lo que es peor, se pueden dar posibles resultados falsos negativos. Frente a estos métodos clásicos de siembra, los métodos moleculares ofrecen una alternativa a los ensayos clásicos de Legionella. Los más conocidos son el Recuento directo de células viables combinado con un fluoróforo marcador y posterior identificación y recuento (DVC- FISH) y la Reacción en cadena de la polimerasa cuantitativa (qPCR). Tras estudiar todas las ventajas e inconvenientes de ambas técnicas, los investigadores de GAMASER decidieran emplear la qPCR para desarrollar su estudio, porque aporta rapidez en la obtención de resultados, incluso cuando se tengan que realizar y procesar muchas muestras al mismo tiempo. 

Comentarios